Skip to content

En desequilibrio

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

No hagamos de las tan atractivas ideas austriacas un manual que pretenda solucionar todos los problemas que existen y existirán en el mundo.

El libro En desequilibrio es una colección de ensayos sobre distintos problemas analizados por la Escuela Austriaca de Economía, publicado por Unión Editorial en marzo pasado. Muchas veces se piensa en la Escuela Austriaca de Economía como un enfoque dogmático y homogéneo acerca de cómo funcionan el mercado y el Estado. Sin embargo, dentro de esta tradición encontramos entre sus autores numerosos casos donde las diferencias analíticas son muy importantes: por ejemplo, la epistemología que fundamenta el saber científico, la teoría de procesos de mercado y las propuestas de reforma monetaria que conducen a una moneda sana son distintas áreas donde es posible encontrar una rica gama de planteamientos alternativos. En este libro intento analizar algunos de esos problemas, donde precisamente no existe consenso, y proponer hipótesis superadoras para seguir avanzando en el conocimiento.

En el área de la microeconomía, uno de los tópicos mas controvertidos entre los austriacos es la cuestión de la tendencia al equilibrio general. Si bien todos los autores coinciden en entender el mercado como un proceso en desequilibrio, existen diferentes perspectivas sobre el lugar y el rol del concepto de equilibrio en ese marco. En el libro analizo las posturas de Menger, Mises y Hayek como prólogo al debate entre Kirzner y Lachmann acerca de si el mercado tiende, a través de un proceso empresarial de descubrimiento de oportunidades, hacia una configuración de equilibrio general o si el mercado es solo un proceso simplemente ordenado donde se producen intercambios, pero sin una tendencia definida.

Kirzner, que comenzó pensando el proceso de mercado casi como un apéndice de la teoría neoclásica del equilibrio, ha ido matizando su postura inicial hacia una posición mas indeterminista, y las ideas de Lachmann han promovido un programa de investigación potencialmente muy fértil acerca del rol de las instituciones como instrumentos que ayudan a mitigar la inevitable incertidumbre asociada al cambio, haciendo posible algún grado de coordinación. En los últimos años ha surgido en este debate una tercera variante representada hoy por N. Foss y P. Klein que sostienen que Kirzner no representa cabalmente el pensamiento de Mises y que la solución a este problema requiere abandonar por completo la idea de “descubrimiento de oportunidades” y suplirlo por la de judgement.

En ese contexto la controversia se enriquece con los aportes de Roger Koppl y su teoría de los big players y de Robert Higgs y su análisis de “incertidumbre de régimen”, que hacen posible una mejor comprensión del marco institucional.

Examino también el impacto de los errores cometidos por los empresarios en su afán por satisfacer necesidades, el impacto de la innovación en Kirzner y Schumpeter y la necesidad de condimentar a estas reflexiones con mayor contenido empírico para poder evaluar mejor la eficiencia de ese proceso que llamamos mercado.

Una moneda sana es un ingrediente crucial para la transmisión de la información reflejada por los precios, pero paradójicamente entre los austriacos no existe consenso acerca de cómo alcanzarla. Mas allá del debate entre defensores de la reserva 100% frente a aquellos que promueven la reserva fraccionaria, existe un problema adicional que hasta ahora ha sido ignorado en la literatura austriaca y es el del desequilibrio del mercado monetario, no de origen político fruto del mal manejo de la autoridad monetaria, sino consecuencia de las limitaciones del conocimiento inherentes a todo proceso de mercado. La moneda sana es una moneda en desequilibrio y ese desequilibrio monetario afecta también a la formación de precios que están en desequilibrio, no solo por falta de conocimiento perfecto en los mercados de factores de la producción, bienes y servicios, sino también porque los empresarios monetarios sufren las mismas limitaciones informativas que los demás agentes de la economía.

En el terreno de la epistemología intento combinar el racionalismo critico de Karl Popper con los aportes muy heterogéneos que los austriacos han realizado a la filosofía de la ciencia. Siempre encontré muchas afinidades entre ellos, pero también muchos malentendidos que busco aclarar, ensayando una conjetura que integre estos enfoques aparentemente excluyentes pero que tienen mucho material en común para enriquecerse.

Incluyo en el libro también un análisis empírico, relacionado con los mercados de commodities agrícolas. Roger Koppl propone el análisis de los big players (agentes económicos inmunes al mecanismo de perdidas y ganancias) en los mercados monetarios y financieros donde le interesa principalmente analizar el impacto de los bancos centrales en la formación de expectativas. En el libro analizo en cambio el rol de los big players en el mercado de trigo donde en la década de los 90 existían aún grandes monopolios gubernamentales de exportación e importación que ejercían en los flujos comerciales una influencia análoga a la de los bancos centrales en los mercados financieros. Siempre me interesó darle más contenido empírico a los análisis que hacen los austriacos. La teoría de los ciclos económicos y la teoría de los big players son contribuciones muy fértiles donde pueden combinarse el enfoque científico con el mas práctico del trading.

Para terminar, en estos tiempos de debates y grietas, muchas veces demasiado apasionados, creo que debemos hacer un esfuerzo por abandonar toda clase de dogmatismos y abrazar mas que nunca la ética y la práctica del racionalismo critico. La Escuela Austriaca, en algunas de sus vertientes, también sufre de estos problemas con algunas actitudes arrogantes y pretensiones excesivas. No hagamos de estas ideas tan atractivas un manual que pretenda solucionar todos los problemas que existen y existirán en el mundo. La realidad es muy compleja. Estemos abiertos a combinar las contribuciones austriacas con los valiosos aportes de otras escuelas de pensamiento y de otras ciencias, al estilo de lo que promueve Peter Boettke en su libro Viviendo la economía, evitando la tentación de aislarnos en una suerte de gueto intelectual que solo nos ayuda a convencernos entre nosotros mismos de que tenemos razón.

Espero que este humilde libro sirva como un aporte en esa dirección.

8 Comentarios

  1. Avatar

    Excelente libro…………..
    Excelente libro……………………………

  2. Avatar

    «En los últimos años ha
    Dice Vd :

    «La Escuela Austriaca, en algunas de sus vertientes, también sufre de estos problemas con algunas actitudes arrogantes y pretensiones excesivas. No hagamos de estas ideas tan atractivas un manual que pretenda solucionar todos los problemas que existen y existirán en el mundo. La realidad es muy compleja. Estemos abiertos a combinar las contribuciones austriacas con los valiosos aportes de otras escuelas de pensamiento y de otras ciencias, al estilo de lo que promueve Peter Boettke en su libro Viviendo la economía, evitando la tentación de aislarnos en una suerte de gueto intelectual que solo nos ayuda a convencernos entre nosotros mismos de que tenemos razón.»

    Efectivamente tiene Vd. razón y su meta es muy loable; pero permítame una aclaración : las actitudes arrogantes , excesivas en el contexto de discusiones científicas o que el libro sea presentado con humildad, no convierten a las ideas expuestas en Verdaderas o Falsas; lo digo porque, a veces al Científico que no se mueve al albur de las corrientes (por ejemplo , los Menger, Bawerk, Mises, Rothbard, Block, Hoppe, Salerno, Heberner , etc., que en cuestiones de verdad o falsedad son Spinozíanos) pese a estar en la Verdad, se les llama «dogmáticos», sectarios y cosas por el estilo, mientras que a los otros, digamos más dúctiles o eclécticos (en realidad contradictorios, especialmente en economía; el ejemplo mas típico es el de las causas del fenómeno del interés y la Teoría del Valor (por ejemplo, los Boettke ,Kizner, Lachmann y Hayek , etc ; los «austriacos » de los «procesos de mercado», ordenes «espontáneos» e «información o conocimiento» disperso , donde al final todo vale a lo Feyeraben)

    Puesto que no lo ha nombrado en su articulo, le recomiendo la lectura de este articulo del gran economista J. Salerno, que fue el que empezó a remover las aguas austriacas y empezar a poner a cada uno en su sitio; la famosa deshomogeneización o descomposición analitica que destruyó con la hasta entonces versión canónica instaurada por Kizner y otros (aquí en España por Huerta de Soto) .

    «El lugar de La acción humana en el desarrollo del pensamiento económico moderno»

    12/25/2019 Joseph T. Salerno
    https://mises.org/

    Joseph Salerno is academic vice president of the Mises Institute, professor emeritus of economics at Pace University, and editor of the Quarterly Journal of Austrian Economics.

    • Avatar

      Muchas gracias Andres por el
      Muchas gracias Andres por el comentario.
      Conozco a Salerno y he leido el articulo que Ud menciona. Rothbard y Salerno son los pioneros del enfoque que hoy es sostenido por Foss y Klein y que llamo en el libro RSFK . Saludos cordiales.

    • Avatar

      Gracias a Vd; pero el pionero
      Gracias a Vd; pero el pionero fue Mises, lo que hicieron los demas fue aumetarlo y mejorarlo; un programa de investigacion progresivo y totalmente cientifico, por dos razones esenciales :

      1) Ausencia de contradicciones logicas; basado en el metdodo Causal- realista; en suma, economia positiva referida al sein y , por tanto, sin pettios principii; ojo, Teoria y no Historicismo, como Lachman , por mucho que se difra ze con el termino del estudio de las instituciones.

      2) Cumple a rajatabla con la famosa Ley metodologica conocida como la Navaja de Ockam
      Finalmente recordarle que en el mercado siempre hay equilibrio, ya sea el estado normal de reposo que tiende al final o natural; para eso esta el calculo economico y su corolario del sistema de perdidas y ganancias; claro, esto mientras exista la mercancia dinero, porque paradojicamente en el equilibrio Walrasiano esa mercancia no existiria como tal, como medio de calmbio indirecto; sin ella , por mucha informacion perfecta que vd. tenga , pues sencillamente no hay forma de calcular y de haya una economia racional o de mercado, valga la redundancia; respecto a Klein estoy de acuerdo, aunque se equivoca con su enfoque Coasiano al igual que Rothbard, para una refutacion de Coase, le recomiendo a Per Bylund; en cuanto a Foss, su Teoria del Valor no es Misesiana es Hayekiana o Walrasiana, como la de Lachmann y Kizner, el peor alumno que tuvo Mises; sin duda; ya ve que paradojas; por cierto, Lachmann el «nihilista» historicista se doctoro con Sombart , el a la sazon Lider o Furer de los Nacional Socialistas de Catedra de Alemania,

      Un cordial saludo.

    • Avatar

      disculpe por los errores
      disculpe por los errores gramaticales, pero es que le estoy contestando desde el Smartfhone.

    • Avatar

      disculpe por los errores
      disculpe por los errores gramaticales, pero es que le estoy contestando desde el Smartfhone.

  3. Avatar

    Fijese que en el fondo, la
    Fijese que en el fondo, la cosa va de economistas de origen judio, el pueblo mas racionalista de la historia; ¿ quien sino iba a crear a Dios? ; porque en el talmud ya hay citas de caracter economico; por no hablar del gran Español y Cordobes Maimonides y otros sabios judios de España, de Sefarad, hasta que los Reyes Catolicos cometieron el crimen de expulsarlos de sus propiedades; ¡No usaras el nombre de Dios en vano¡ un mandamiento judio; eh Zanotti¡ y mucho menos para para ensalzar a un siverguenza como Pio XII, papa y antes nuncio del Vaticano en la Alemania Nazi¡ hace falta ser muy sectario para atreverse a semejante disparate y provocacion¡ Vd . Que preconiza el dialogo bajo la filfa de la hermeneutica de Gadamer y su maestro Heidegger; especialmente Gadamer que vivio siempre muy bien en los dos bandos totalitarios , el nazi y el comunista en sus queridas Alemanias; al menos Heidegger, despues de su ignominia tuvo la decencia de dimitir como rector de la Universidad de Friburgo antes de la Noche de los Cristales Rotos.

    Para mayor informacion respecto al Pensamiento Econimico Judio, recomiendo un ensayo de un tal Gryspan que si no recuerdo mal es de origen judio y vive en Costa Rica; es master en economia austriaca por la Uiversidad Rey Juan Carlos; yo me entere por el de que Filon de Alejandria se opuso de una manera clara y rigurosa contra la Reserva Fraccionaria.


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

China, John Stuart Mill y las tierras raras

Si me preguntaran qué ejemplo actual representa mejor la teoría de la demanda recíproca del comercio internacional enunciada por el inglés John Stuart Mill, el del comercio de los elementos químico

Las inmatriculaciones

Dada la dependencia económica que mantiene la Iglesia Católica con el Estado, algo que plantea otro género de debate, no deben descartarse nuevas actuaciones del gobierno para intervenir su rico patrimonio inmobiliario.