Skip to content

Entendiendo Internet, o no

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

La red está marcando la agenda de multitud de sectores, pero especialmente la de los medios de comunicación, radio, televisión y prensa escrita. Pero aunque las transformaciones a las que obliga internet se están produciendo, hay muchas empresas que se defienden de una manera numantina ante los cambios. Por ejemplo, hemos conocido esta semana que Telecinco va a demandar a YouTube por piratear sus programas.

Los derechos que tiene Telecinco sobre sus contenidos son innegables, y es entendible que quiera defenderlos ante un tercero que se está beneficiando de ellos sin pagar nada a cambio. El problema reside en el modelo de televisión y, en concreto, en el de la televisión por internet. YouTube ha demostrado a las cadenas de todo el mundo cuáles son los nuevos hábitos de consumo audiovisual y la reacción de estas ha sido acudir a los tribunales, sin molestarse en ofrecer alternativas al consumo audiovisual por internet.

Las cadenas se niegan a que haya un nuevo intermediario que no sean ellos y se encierran en estrategias que proponen modelos cerrados de televisión por internet, cuando el presente y el futuro pasan por la distribución de contenidos en la mayor parte de sitios posibles. Es cierto que algunos contenidos escapan a los derechos territoriales que han adquirido, pero se ha demostrado que, por ejemplo, la distribución de resúmenes de partidos de fútbol se puede filtrar por países y por tenedores de los derechos.

El cambio empuja tanto a las televisiones como a otros medios de comunicación a adaptarse. No es que esté en contra de la demanda de Telecinco, pero la misma denuncia encierra un profundo desconocimiento de lo que sucede actualmente en su sector y no aclara que estrategias seguirán cadenas como la de Mediaset en el nuevo mapa de medios de comunicación que empresas como YouTube están construyendo.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

El valor del intercambio

Si el intercambio nos hace más prósperos, cuando el territorio político se incorpore al mercado viviremos el mayor periodo de prosperidad de la historia, al introducir la competencia entre jurisdicciones y restaurar la libertad política.

Bolivia: no fue un golpe, fue un fraude

No es una novedad que la democracia boliviana viva episodios como el del miércoles 26 de junio con la intentona burda de golpe de Estado protagonizada por el exgeneral de