Skip to content

Burdas imitaciones

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Recuerdo una anécdota que me contó hace unos años un conocido americano, ex alumno de la Universidad de Brown. Una tarde, paseando por el Madrid de los Austrias, se encontró a un tipo vistiendo una sudadera de los Brown Bears, su equipo de football. Ni corto ni perezoso, Wayman, que así se llamaba el yankee, al ver el nombre de su "Alma Máter", fue a saludar amistosamente al portador de la prenda, pensando que era un compañero de universidad y que siempre es agradable contactar con compatriotas, en este caso incluso del mismo "college", cuando estás en el extranjero.

La cara de extrañeza que puso el portador de la prenda cuando un negro de casi dos metros se dirigió hacia él gritando "Go Bears!!" fue inenarrable…

Efectivamente, el supuesto seguidor de los Osos de la Ivy League era un españolito que se había comprado una sudadera de imitación en la planta joven de unos grandes almacenes y no tenía ni idea de lo que llevaba… Simplemente sonaba americano e imitaba la estética "college", pero no había la más mínima conexión entre lo que "decía" la prenda y su portador.

La verdad es que es un fenómeno muy común en nuestro país. Camisetas y sudaderas con absurdas inscripciones en ingles tipo "Colllege Best Football Original", "World Baseball League", "Lakers Baseball Team" o "Special Quarterback Baseball 1976", son parte integrante del vestuario de muchos que, orgullosamente, lucen unos colores, unos logos y unos motivos que copian, con mayor o menor fortuna, la estética colegial americana, pero que carecen absolutamente de la autenticidad de las prendas originales, no representan a nada, no hay nada detrás… son simplemente burdas imitaciones… Burdas imitaciones que dan el pego, y lucimos orgullosamente.

El problema está cuando las burdas imitaciones no se limitan a un tema tan inocuo como el look de cada uno… Así, aquí también tenemos elecciones, senado, congreso, tribunal supremo, libertad de prensa… incluso, en algunos partidos hay "primarias", y en las campañas electorales hay "debates electorales". ¡Tenemos de todo! ¡Como en América!

Pero lo que hay detrás de esos nombres que, sí, suenan a democracia, es lo mismo que hay detrás de una sudadera con la leyenda "American Baseball Best" con un balón de fútbol americano como logo… No hay nada, no representan a nadie, es pura imagen sin sustancia.

Tenemos elecciones, pero no hay listas abiertas. Tenemos sobre el papel separación de poderes, pero un mínimo análisis descarta su supuesta independencia, con senadores y diputados representando, no a sus electores, sino a la cúpula de sus respectivos partidos y las mayorías parlamentarias dedicadas a encubrir al gobierno en vez de a controlarlo… Con un Tribunal Supremo que tiene de supremo lo mismo que de independiente…

¿Libertad de prensa? Bastante cortita con el Estado dominando las TV públicas, concediendo permisos y licencias, repartiendo financiación a los que se portan bien…

¿Primarias? Bueno, una muestra de primarias a la española la acabamos de tener con la proclamación de Rubalcaba como candidato…, por no hablar de las inexistentes primarias del PP.

Y si lo de la tele entre ambos presidenciables fue un debate… pues, en fin, lo dicho, burdas imitaciones.

Por eso, volviendo al tema del merchandising con huecas frases sin sentido, pero, eso sí, en inglés y que molen, ¿qué os parecerían unas sudaderas con el lema "Spain Authentic Democracy Best of the World Established 1977"? Ridícula, ¿no?

Pues, desgraciadamente, mucha gente sigue estando dispuesta a comprarlas (sobre todo si se la subvencionan…) y lucirla orgullosamente, y, por supuesto, los políticos, a venderlas…

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

Begoña Gómez: crimen y castigo

Miriam González: «Si yo hubiera hecho lo mismo que Begoña Gómez cuando mi marido era vicepresidente del gobierno británico, me habrían quemado en Trafalgar Square».

La final del mundial

Esta gente no ha entendido que Milei no es Núñez Feijóo, sino un tipo que ha derrotado a los Kirchner (de Argentina, no los de La Moncloa).