Skip to content

Capitalismo: La máquina de progreso y justicia

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Con todos los problemas y algunos retrocesos locales, globalmente el mundo está mejor educado, mejor alimentado, es más libre, más próspero y más tolerante.

El Capitalismo no es un sistema del pasado. Es el sistema del futuro, si es que la humanidad tiene algún futuro.

Ayn Rand.

¿Por qué mitificamos el pasado? Podemos discutir sobre las razones psicológicas, sociales o culturales, pero es un hecho la tendencia que nos lleva a sobrevalorar el pasado, infravalorar el presente y a temer el futuro. Pensamos en épocas y siglos pasados de una novelesca y romántica manera sin tener en cuenta que nuestros héroes medievales, renacentistas o decimonónicos tenían la espalda rota de lavar a mano, podían pasar años sin ver a un familiar que se trasladaba unos cientos de kilómetros y no, a las princesas en sus castillos no les olía el aliento precisamente a Listerine.

Lo cierto es que de Tokio a Santiago de Chile, de Sydney a Berlín, El Cairo o Sudáfrica, con todos sus problemas, tragedias y sufrimientos, la vida es hoy mejor que antaño. Pensemos en la guerra y el terrorismo. Según la OMS, en 2012 (último año con datos) murieron cerca de 120.000 personas en actos de “violencia colectiva o intervención legal” y sobre medio millón de personas murieron en actos de “violencia interpersonal”. Según el Global Terrorism Index, 11.000 personas fueron víctimas de terrorismo. Las cifras en bruto no son menores, pero pongámoslas en contexto. Toda la violencia tanto colectiva como interpersonal suma el 1% de la mortalidad en el mundo. Solamente la enfermedad de la rabia se lleva al año el triple de personas que el terrorismo. Solamente el cáncer de estómago mata a más gente que el asesinato, el homicidio involuntario y las guerras combinados.

Causas antes preocupantes de mortalidad –como el VIH– han retrocedido como tales enormemente en los últimos años. La malaria se ha reducido a nivel global a menos de la mitad desde que comenzamos este siglo. A nivel global, la mortalidad infantil se ha reducido a más de la mitad respecto a 1990 y hoy un 80% de niños subsaharianos reciben educación (frente al 52% de hace tres décadas). 2015 ha sido el primer año sin malaria en África, una enfermedad que mataba a cientos de miles de niños. El VIH en África se ha reducido a menos de la mitad en dos décadas. Aunque las ayudas han contribuido a parte de este progreso, la mayor parte del mérito se debe al libre comercio.

Las muertes por hambruna son cada vez más raras. La desnutrición severa se ha reducido del 19% al 11% entre 1990 y hoy. Casi 7 millones menos de niños menores de 5 años mueren al año comparado con 1990 (menos de la mitad). 2015 fue el primer año sin un caso de polio en África.

Con todos los problemas y algunos retrocesos a nivel local, globalmente el mundo está mejor educado, mejor alimentado, es más libre, más próspero y más tolerante.

En octubre de 2015 el Banco Mundial declaró por primera vez en la historia que menos del 10% de la población mundial está en extrema pobreza. El matrimonio homosexual se aprobó en 2015 en Irlanda y EEUU, y Mozambique despenalizó las relaciones homosexuales. Si en 2006 92 países tenían leyes que penalizaban estas relaciones, hoy son 75.

El Capitalismo trae más tolerancia, paz y diversidad al basar la sociedad en las relaciones interpersonales voluntarias primando y premiando la colaboración de cada persona al progreso social por encima de condiciones raciales, religiosas o sociales. Trae más libertades civiles porque la libertad de elegir es un pivote universal del Capitalismo. Nos da más confortables casas, más seguros coches, sanidad más efectiva o educación personalizada. El progreso tecnológico no sólo nos permite respetar la Naturaleza, sino impulsarla y mejorarla. Da a los pobres la posibilidad de comerciar e integrarse globalmente, a la mano de obra menos cualificada de participar en el mercado laboral, a los intolerantes de romper sus prejuicios cuando comerciar con sociedades lejanas lo descubren provechoso.

El Capitalismo laissez-faire, con sus brillantes e incomparables logros en forma de progreso y avance social, tecnológico, económico o cultural, no debe ser defendido sólo por eso, sino porque es el único sistema social justo frente a la indignidad, inmoralidad y barbarie del colectivismo y estatismo de toda laya.

10 Comentarios

  1. Todos estos logros han
    Todos estos logros han sucedido en un mundo sin mercado libre, sin sociedades abiertas y sin capitalismo. Han ocurrido en un mundo cuajado de Estados intervencionistas del mercado, la sociedad, el dinero, el capital, la ciencia, la cultura y la ética.
    ¿Son logros de capitalismo pese a los Estados o logros de la combinación Estado/capitalismo?

    • Hola, Pizarro.
      Hola, Pizarro.

      Son logros del capitalismo pese a los Estados, como se demuestra del análisis de ambos conceptos

    • Hola, quién seas,
      Hola, quién seas,
      Conceptualmente el Estatalismo absoluto es económicamente inviable, corroborado empíricamente por los sovieticos en 1917-18-19.
      Conceptualmente el capitalismo absoluto es económicamente próspero, pero no hay corroboración empírica.
      Podemos suponer que sin Estados los logros descritos hubiesen sido mayores, pero hemos de reconocer que los conseguidos lo han sido por la combinación Estado-capitalismo.
      El Estado no podría desagradarme más, pero no deberíamos jugar a que el elefante no está en la sala para valorar los logros de los presentes en la misma.
      Un saludo.

    • El elefante está en la sala y
      El elefante está en la sala y algunos jarrones rotos, pero no todos.

      Conceptualmente, un elefante a su aire lo destroza todo y es fácil corroborarlo empíricamente.

      Conceptualmente una persona podría cuidar los jarrones con el elefante en la sala, pero supongamos que no tenemos corroboración empírica.

      Podemos suponer que sin el elefante todos los jarrones estarían sanos, pero ¿hemos de reconocer que algunos se han salvado por la combinación elefante-cuidador?

      “No deberíamos jugar a que el elefante no está en la sala para valorar los logros de los presentes en la misma.” Me arriesgo a valorarlos sin corroboración empírica: los jarrones en píe son mérito del cuidador y los destrozados del elefante.

      Un saludo

  2. Interesante la parábola del
    Interesante la parábola del elefante en la sala . Atrapante dialogo.
    Pero extrañamente ambos dialogantes en este ámbito miseano, aceptan al elefante (imagen del estado) no solo como existente por si mismo sino como causa de mal (rotura de jarrones) empíricamente demostrable.
    Olvidamos que hay una verdad relacionada con el axioma de Mises de la acción humana que solo los individuos actúan. Conceptos como “gobierno”, “grupos” y “colectivos” no existen por sí mismos. No tienen ninguna realidad, simplemente se basan en las acciones de individuos.
    Por lo tanto en la “sala” no hay elefante alguno solo individuos. Ocurre que estamos tan inmersos en la mentira gobbeliana del Dios estado, que aceptamos las sombras de la caverna de Platon como una realidad encarnada en nuestras vidas como ciudadanos.
    Claro que nuestro progreso no solo como individuos sino como sociedad misma , habría sido realmente geométrico sin el elefante de la sala , solapado sofisma del contrato social del iluminismo francés.

  3. Sigue soñando, campeón.
    Sigue soñando, campeón…

  4. Sueña el rey que es rey, y
    Sueña el rey que es rey, y vive
    con este engaño mandando,
    disponiendo y gobernando;
    y este aplauso, que recibe
    prestado, en el viento escribe…. (Calderón de la Barca )

    Tu al aceptar el elefante en la sala sumes tus ilusiones a su sueño. Yo ya he despertado.

  5. ¡Arriba, parias de la Tierra!
    ¡Arriba, parias de la Tierra!

    ¡En pie, famélica legión!
    Atruena la razón en marcha:
    es el fin de la opresión.
    Del pasado hay que hacer añicos.
    ¡Legión esclava en pie a vencer!
    El mundo va a cambiar de base.
    Los nada de hoy todo han de ser.
    Agrupémonos todos,
    en la lucha final.
    El género humano
    es la internacional. (Bis)
    Ni en dioses, reyes ni tribunos,
    está el supremo salvador.
    Nosotros mismos realicemos
    el esfuerzo redentor.
    Para hacer que el tirano caiga
    y el mundo siervo liberar,
    soplemos la potente fragua
    que el hombre libre ha de forjar.
    Agrupémonos todos,
    en la lucha final.
    El género humano
    es la internacional. (Bis)
    La ley nos burla y el Estado
    oprime y sangra al productor;
    nos da derechos irrisorios
    no hay deberes del señor.
    Basta ya de tutela odiosa,
    que la igualdad ley ha de ser:
    «No más deberes sin derechos,
    ningún derecho sin deber».
    Agrupémonos todos,
    en la lucha final.
    El género humano
    es la Internacional. (Bis).

  6. ¡Arriba, parias de la Tierra!
    ¡Arriba, parias de la Tierra!

    ¡En pie, famélica legión!
    Atruena la razón en marcha:
    es el fin de la opresión.
    Del pasado hay que hacer añicos.
    ¡Legión esclava en pie a vencer!
    El mundo va a cambiar de base.
    Los nada de hoy todo han de ser.
    Agrupémonos todos,
    en la lucha final.
    El género humano
    es la internacional. (Bis)
    Ni en dioses, reyes ni tribunos,
    está el supremo salvador.
    Nosotros mismos realicemos
    el esfuerzo redentor.
    Para hacer que el tirano caiga
    y el mundo siervo liberar,
    soplemos la potente fragua
    que el hombre libre ha de forjar.
    Agrupémonos todos,
    en la lucha final.
    El género humano
    es la internacional. (Bis)
    La ley nos burla y el Estado
    oprime y sangra al productor;
    nos da derechos irrisorios
    no hay deberes del señor.
    Basta ya de tutela odiosa,
    que la igualdad ley ha de ser:
    «No más deberes sin derechos,
    ningún derecho sin deber».
    Agrupémonos todos,
    en la lucha final.
    El género humano
    es la Internacional. (Bis).

    • Conmovedora la fidelidad del
      Conmovedora la fidelidad del burrito


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

Bolivia: no fue un golpe, fue un fraude

No es una novedad que la democracia boliviana viva episodios como el del miércoles 26 de junio con la intentona burda de golpe de Estado protagonizada por el exgeneral de

Buscando la cohesión social

La cohesión social, como fuerza de atracción que mantiene unida una comunidad, es un concepto fundamental para el desarrollo de una sociedad armónica y estable en la que todos los individuos puedan prosperar.