Skip to content

Democracia y tractores

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Al haber sacralizado la democracia nos vemos abocados a cabalgar contradicciones.

A propósito del fenómeno de Tabarnia, muchos han (hemos) mirado con profunda antipatía a la Cataluña rural, pues se acusa a los payeses de querer imponer su modelo de sociedad, Tractoria, a una parte de catalanes, agrupados en torno a las ciudades de Barcelona y Tarragona, que muy mayoritariamente no son secesionistas. Desde esta perspectiva, se critica de manera acerada al agro catalán, que es presentado como epítome de todos los males: paletos poco sofisticados y peor vestidos que se oponen al cosmopolitismo y a la modernidad urbanita. Y en la medida en que esa oposición supone una voluntad de imposición, merced a una ley electoral que sobrerrepresenta a los de los tractores, la crítica es muy legítima (la situación sería de alguna manera distinta si los campesinos catalanes se limitaran a reclamar la secesión para aquellos territorios donde son una clara mayoría).

Pero hete aquí que los mismos que ponen (ponemos) el grito en el cielo contra el mundo rural catalán, fueron (fuimos) los que apenas hace un par de años daban (dábamos) gracias a Dios por la existencia del agro castellano, que, igualmente sobrerrepresentado y con tractores parecidos a los de sus émulos del Principado, ejerció de valladar frente a las hordas podemitas originarias de las muy cosmopolitas y modernas ciudades españolas.

¿Qué sucede entonces? ¿Por qué nos gustan unos tractores y detestamos otros? Lo que ocurre es que al haber sacralizado la democracia nos vemos abocados a cabalgar contradicciones de este tipo. Y es que el problema no son los payeses, sino la democracia, que, además, siempre va acompañada de la soberanía nacional.

La democracia porque, fundamentalmente, es una pésima manera de asignar las preferencias de los individuos, tal y como demuestra el Teorema de la imposibilidad de Arrow: cuando se tienen tres o más alternativas para que un cierto número de personas vote por ellas —o establezca un orden de prioridad—, no es posible diseñar un sistema de votación o un procedimiento de elección que permita generalizar las preferencias de los individuos hacia una preferencia social de toda la comunidad. Así, en ausencia de una unanimidad plena, el interés colectivo no puede existir, dado que todo dependerá del método electoral del momento, tanto en lo que se refiere al propio sistema electoral —mayoritario, proporcional, balotaje, etc.— como a la organización de las circunscripciones: dadas unas mismas preferencias, el resultado puede ser totalmente dispar si utilizamos un método u otro.

Y peor incluso que la democracia es la idea de soberanía nacional: aunque unos politólogos inventaran un método que asignara indubitadamente las preferencias mayoritarias de los individuos, y se desmontara el teorema citado más arriba, resultaría inevitable encontrarnos permanentemente con el problema del aplastamiento de las mayorías a las minorías, ya sean estas últimas los taberneses de turno, los anarcocapitalistas, los católicos, etc. 

En definitiva, ante el liberticida envite tractoril catalán solo nos queda recurrir a los clásicos: soberanía individual. Y, en ese sentido, la idea de Tabarnia es una aproximación a tener muy en cuenta.

9 Comentarios

  1. No hay más formas de gobierno
    No hay más formas de gobierno a mi entender. O son de minorías o son de mayorías. Al haber tanta población lo normal es que gobiernen mayorías, incluso de forma innata. La democracia es el sistema de gobierno «normal» en dichas circunstancias por así decirlo aunque pueda tener fallos. Los demás sistemas están condenados a generar más fricciones sociales con tanta población. No hay más que ver los movimientos «antimonarquicos» por ejemplo que derivan de esos lugares sobretodo. Y eso que el rey de España es básicamente símbolico.
    Esto de que la democracia era el peor sistema a excepción de todos los demás ya lo decía hasta Churchill y me atrevería a decir que es por lo que he citado.
    Arroz no es que se equivoque sino que sinonimiza colectivo con total. No es lo mismo. El colectivo puede sobrevivir prescindiendo de minorías, de ahí que cualquier colectivismo ya pueda nacer con respaldo de mayorías.
    El totalitarismo para poder darse tiene que imponerse al final de forma autoritaria a todos, no puede admitir disidentes ni minoritarios ni mayoritarios.

    La soberanía individual tiende a diluirse inevitablemente en sociedades cada vez más extensas y gobernadas a su vez. O eso parece vamos.

  2. Arrow* sorry, es el
    Arrow* sorry, es el «autocorrector» del móvil Jaja

    • No faked , tu corrector es
      No faked , tu corrector es mas inteligente que tu y te ha corregido bien al escribir «arroz». Este es el opio de los estómagos del colectivismo chino. Sabe tu corrector ( a fuer de machacarle tus ideas cada diez minutos) que tu palabra favorita es colectivo y resaltas movimientos»anti monárquicos» como habituales (si te escuchase H Hoppe!)

      Y…si , «la soberanía individual tiende a diluirse en sus sociedades…» es la obviedad que surge de un análisis superficial de los actuales sistemas politicos centralizados , Como todo lo valioso la libertad individual es cada vez mas escasa en un sistema estatal socialdemocrata No era necesario tu perogrullada.
      Saludos cordiales camarada

  3. PS. Dices que los
    PS. Dices que los «colectivos tienden a sobrevivir prescindiendo de minorías » , que concepción estrecha y estereotipada de la historia, tienes, (hablas en serio o solo is a fake) . Los colectivismo surgen del siglo XX con las idologias marxistas y fascistas . Ese fanatismo ideológico de masas no duro y dio paso a

  4. ….a lo que es lo mismo pero
    ….a lo que es lo mismo pero edulcorado , el socialismo de las socialdemocracias. Ayyy Faked, estoy sembrando en el desierto?

    • Jajaja tienes razón, más
      Jajaja tienes razón, más inteligente y más joven. Como tú supongo. Así es, la democracia se podría decir que es un colectivismo pues. Hans Hermann Hoppe reconoció al menos que era un dios. Y así es, tiende a triunfar apesar de que pueda tener fallas.
      Si no recuerdo mal, él dijo que la democracia sólo podía funcionar en círculos muy pequeños de personas.
      Puede que sea cierto, pero funcione donde funcione se puede necesitar más en círculos grandes de personas para evitar fricciones sociales. Miles de personas dudo que se dejaran gobernar por cien por ejemplo. A no ser que consigan labarles el tarro o acepten la sumisión claro.

      En el desierto del Sáhara en concreto, la verdad es que últimamente me siento así.

      Un saludo amigo.

  5. ….sin embargo el
    ….sin embargo el socialismo pretende perpetuarse mas que sus predecesores gracias no ya al fanatismo ideológico que fracaso, sino al mito de las democracias Pero este esta designado para un propósito emotivo mas que de cognitivo (sigue el fanatismo emocional) para mantener un sistema perverso de robo y expolio de la sociedad
    Pero observa que esa minoría que expolia al colectivo , necesita que este lo acepte y respalde voluntariamente en su perversa estructura del poder político. parasitario y liberticida (De la Boetie) …. Esta dependencia hace que su ciclo sea mas corto que un marxismo o un fascismo totalitario porque siempre, siempre, les surge el molesto prurito de la individualidad Esas minorías ilustradas de idealistas , anarquistas , secesionistas etc que impide que tus «colectivos» tengan larga vida y puedan estos, como dices, «prescindir» de esa minoría.

    Bueno… esta minoría ya se canso de escribir aqui.

  6. Siempre hablando de expolio y
    Siempre hablando de expolio y de explotación, ¡ay! qué pesadilla. Vamos a ver, alma de cantaro…
    es cierto de que la minoría más minoría es el individuo. Y nadie niega la individualidad, identidad e incluso unicidad de cada quién. Pero lo que pasa es que vivir en sociedad, con interactuaciones con otros individuos es lo que tiene.
    Hay quien se pone con su mascota y ya cree que es social, bueno, ¿técnicamente lo sería no?
    A lo que voy…
    TODO el mundo necesita una fuente de ingresos, unos medios económicos para poder prosperar. Cuanta más población haya, más fuentes de ingresos harán falta o más habrá que compartir las pocas fuentes de ingresos que haya (esto se puede observar en bienes que se cree que son de propiedad comunal ‘a priori’ por ser necesitados o deseados comunmente).
    ¿Hasta ahí bien pues?
    De ahí que la gente entre en pánico cuando no encuentra empleo por ejemplo ya que suele ser la fuente principal de ingresos de cualquiera. Las rentas laborales.
    Las rentas de capital de algún tipo no pueden darse sin la existencia de rentas laborales.
    A Juan Ramón una vez le oí decir que el que uno tuviera su casa, eso era como una renta o eso le rentaba. No, eso es un bien inmueble que no se consume como si fuera una fruta y que perdura en el tiempo.
    ¿Y porqué esa dependencia con las rentas laborales? porque se produce para comerciar no para hacerse favores de compadreo y en el comercio precisamente es dónde está ese «medio de cambio» que es valorado y universalmente aceptado por todo el mundo. El dinero.

    ¿Adónde quiero llegar? pues que si hay una alta densidad demográfica, no existe gobierno democrático y hay mayorías que no tienen fuentes de ingresos, se pueden ver constreñidas por esas minorías que sí los tienen. Aunque sea una ‘pajara’ mental claro.
    Y ahí pueden surgir guerras, las típicas, por cuestiones de recursividad como ya digo.

    Yo sinceramente creo que no se puede crecer económicamente siempre, ni todos tanto aunque estén en edad laboral. Tengo un ramalazo decrecentista se ve vamos.
    El problema de tener otra visión sobre la economía la tienen países como china, yo no sé si es que son adictos al trabajo o a producir bolis y venderlos a 2 cents. (por lo que tienen que producir miles) pero ya les están llamando la atención hasta los ecologístas; aunque estos luego también puedan ser más contradictorios que ‘pa qué’.
    No niego que los chinos sean productivos, más que ningunos se podría decir, pero como me gusta decir en muchas ocasiones: «no sólo de pan vive el hombre».
    Me encanta este dicho la verdad.

    El autoritarismo no se puede dar de forma eficaz y duradera si no tiene un respaldo, incluso Hitler surgió con elecciones democráticas aunque embaucara a la población con su populismo primeramente.
    El fascismo y el comunismo fueron totalitarismos. No es de libro escondido en un baúl que los soviets si disidias te mataban o te medicaban incluso. Supongo que el fascismo haría de las suyas también, también matando y reprimiendo comportamientos disidentes.
    ¿Y porqué ocurre esto? pues porque como ya he dicho, es la única forma de que un totalitarismo perdure tanto en el tiempo. Ya que la gente al tener consciencia en general, al final se da cuenta de que necesita libertad o no le gusta todo de tal régimen y se rebela inevitablemente.

    Tranquilo, si quieres dejamos el debate ya.

  7. Si se quiere entender a la
    Si se quiere entender a la Cataluña agrícola,recomiendo la lectura de la obra de Josep Pla,el catalán es un pueblo llorica y especialmente el payés cateto ,cuando en los años 50 mandaban instalar cuartos de baño prohíben a su familia usarlos y disfrutaban enseñandolos a los vecinos inmaculados y relucientes. Explicaban con detalle como el agua llegaba a la casa. Tacaños y resistentes a pagar un café podían en un momento convertirse en despilfarradores. Josep Pla muy critico con Pujol , el nacionalismo y la dictadura. escribe sobre los payeses contando sus costumbres,comidas favoritas y apego al dinero etc.


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

Filosofía de la economía

Esta corriente ve claramente que las implicaciones sociales y políticas de la economía son de extraordinaria importancia.

¿Red de periodismo climático, o de activismo?

Lo que propaga la Red de Periodismo Climático germana es la manipulación mediante el uso selectivo de trucos psicológicos, el abuso del lenguaje apocalíptico y la selección de temas sobre los que informar.