Skip to content

Economía argentina: del optimismo al pesimismo

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Estamos presenciando el final del peso, nuevamente por las mismas razones: los abusos de los sucesivos Gobiernos.

El viernes previo a las PASO (elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias), el mercado explotó de confianza y el Merval mostró una suba significativa. El lunes tras las PASO, el Merval mostró una caída del 50 % en dólares. Una baja récord, no sólo para Argentina, sino para el mundo.

Había dos escenarios claramente opuestos entre los cuales los argentinos debían elegir. De un lado, la continuidad de la política económica de Mauricio Macri; del otro, el regreso de la política económica del kirchnerismo. Claro que esta simplificación, como toda simplificación, es engañosa: 1) la elección no era más que internas partidarias, 2) había otros candidatos, 3) Macri podría girar hacia reformas más profundas que las tomadas en estos años, y 4) no está claro tampoco que Alberto Fernández sea la continuidad del kirchnerismo, pero la grieta sigue presente en la opinión pública, y la elección parecía jugarse bajos esos escenarios futuros.

El aplastante resultado en favor de Alberto Fernández sobre Mauricio Macri le dio señales al mercado de que la política económica cambiará. Un mix de incertidumbre y desconfianza llevó a los tenedores de bonos y acciones a vender todos sus activos, asumir las pérdidas, y emigrar con los pocos dólares que pudieron obtener (en términos relativos). La fuerte demanda por la divisa llevó el tipo de cambio de 45 a 60 pesos por dólar, agregando una nueva devaluación, a las ya acumuladas en 2016, 2018 y principios de 2019. Construir “un muro” para defender el peso en ese instante tras las PASO, de poco hubiera servido, y la pérdida de reservas habría sido más significativa aún que la observada. Agosto, el mes de las PASO, dejó un saldo terrible e irrecuperable para la Argentina en el corto plazo, que nos ha hecho a todos muchos más pobres de lo que éramos el viernes anterior.

Ese viernes, el escenario optimista era el que pintaban muchos analistas políticos confiados en la continuidad de la política económica de Mauricio Macri, sumados a una serie de reformas estructurales que Argentina necesita en el ámbito económico. El relato oficial mostraba un cambio desde la pesada herencia hacia el equilibrio fiscal primario, un tipo de cambio competitivo y una inflación en baja, que a su turno permitiría ir bajando tasas de interés, para ir desarmando las Leliqs mientras se incrementaba la demanda de pesos en el escenario poselectoral. El estimador mensual de actividad económica (EMAE) que elabora el INDEC mostraba que Argentina dejó de caer en 2019, que entró en una meseta, e incluso la economía empezaba a rebotar en julio del corriente. El motor del campo nos está dejando la mejor cosecha de la historia después del año de sequía, y el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, nos devolvía la posibilidad de integrarnos nuevamente con el mundo. Tras las elecciones, se rumoreaba que Argentina avanzaría en una agenda de reformas previsional, laboral e impositiva, que la volvería a colocar como un mercado atractivo para recibir inversiones de capital, lo que permitiría generar un crecimiento vigoroso, y con ello promover emprendimientos, más empleo, mejores ingresos y baja en la pobreza.

Parece romántico creer que este cuento, más que escenario, era posible de efectivizar. Los argentinos lo desconocieron, o los que lo escucharon, no lo creyeron. Y había razones para no creerlo, pues sus flacos bolsillos no vieron nada de esto en un largo y doloroso Gobierno de cuatro años. El gradualismo elegido, primero con Prat Gay y luego con sus sucesores, evitó las políticas de shock que podrían haber generado la única vía de solución que evitara este desenlace que hoy observamos. El 2016 fue un año de correcciones mínimas que sentaron las bases para un 2017 de recuperación. Pero fue una recuperación que se consumió el capital político y económico, y estaba basado en un contexto único de fuerte endeudamiento, con ausencia de shocks externos, en un mundo volátil. El 2018 trajo todas las malas noticias juntas. El cóctel explosivo estuvo compuesto por 1) una sequía que llevó a una mala cosecha y a la consecuente escasez de divisas, 2) el sudden stop (un corte repentino del crédito internacional, en palabras del economista argentino Guillermo Calvo), 3) errores de política económica como el impuesto a la renta financiera y 4) la falta de independencia del Banco Central con el lógico incumplimiento de metas. Quedará el lema de aquellos años resumido en el problema de “inconsistencia entre la política fiscal y monetaria.”

La necesidad llevó al Gobierno a comprender que se acababa el tiempo para enderezar el rumbo, y fue solo entonces y obligado por las circunstancias que recurrió al Fondo Monetario Internacional y guiado por sus sugerencias empezó a acelerar la corrección de los desequilibrios macroeconómicos.

Personalmente, celebré que finalmente se corrigiera el rumbo y se aceleraran las correcciones de estos desequilibrios. De 2018 a 2019, Argentina se ató a la difícil meta de llegar al equilibrio fiscal primario en un solo año, meta que parece alcanzará en medio de esta crisis. La renuncia de Sturzenegger en el Banco Central también permitió que por fin el foco se pusiera en los agregados monetarios en lugar de las tasas de interés (como manda la receta ortodoxa), aunque claro que las Lebacs (heredadas del kirchnerismo, pero ampliadas por Sturzenegger) y posteriormente sus hijas, las Leliqs, dejarán su huella en un futuro cercano.

¿Por qué los economistas fallamos en prever este escenario económico tan destructivo? Primero porque las encuestas para las PASO mostraban cierta paridad entre el oficialismo y Alberto Fernández. Segundo porque los analistas políticos describían una alta probabilidad de continuidad de la política económica de Cambiemos. Tercero, porque incluso una derrota electoral de hasta 5 % en las PASO, Cambiemos podría revertirla. El escenario político contagió el error a los escenarios que los economistas construimos.

Desde el abandono del Patrón oro, los sistemas financieros modernos dependen bastante de la confianza y las expectativas. Un país como la Argentina, con el prontuario inflacionario e hiperinflacionario depende todavía más de la confianza. Las PASO desataron una ola de desconfianza. Unos dirán que se debió al propio mensaje de miedo que el oficialismo generó. Otros dirán que ese miedo está justificado en los antecedentes de los miembros de la oposición. Lo cierto es que cualquier sea el motivo, tras las PASO el mercado prefirió reconocer las pérdidas y salir con lo puesto.

Si los dólares en reservas eran suficientes previo a las PASO para sostener la estabilidad del mercado cambiario, ante la enorme desconfianza desatada tras la elección de agosto las mismas parecen insuficientes. El Gobierno no logra renovar las Letes lo que lleva a la autoridad monetaria a proveer al Tesoro de parte de las reservas para atender sus compromisos. Además, los depositantes de dólares desconfían de que el Banco Central disponga de las divisas cuando se las requiera en el futuro y han decidido ir tras ellas mientras todavía están disponibles. Ambos factores generaron una fuerte reducción de las reservas internacionales, lo que ya compromete la estabilidad del sistema cambiario.

Como si esto fuera poco, las Leliqs que adquieren los bancos sobre la base de los plazos fijos que construyen los depositantes, difícilmente puedan ser renovados. Si el billón de pesos en Leliqs se monetiza en estos casi dos meses que quedan antes de las elecciones, la demanda de dólares de parte de los depositantes irá por los dólares, y la presión sobre el tipo de cambio ya será extrema.

En medio de esto, las negociaciones con el FMI se vuelven fundamentales, para saber si la autoridad monetaria contará con algo más de reservas para afrontar las múltiples presiones por su demanda.

El Gobierno decidió ir a un “default selectivo”, para estirar algunos plazos, y reducir la demanda por las escasas divisas en reserva. Agregaría también en esta semana un control de cambios limitando los dólares que las personas y empresas pueden adquirir. Pero si bien esto puede ayudar a transitar los dos meses previos a la elección, aun quedará otro plazo por cumplir hasta el 10 de diciembre.

En síntesis, es demasiado el largo el plazo que resta hasta el cambio de Gobierno, y son pocos los ladrillos de los que dispone el Gobierno para construir un muro que evite la sangría de reservas. El FMI podría ayudar, pero el potencial candidato a presidente Alberto Fernández ya culpó a la institución por todos nuestros males, y dejó en claro que renegociará esos compromisos, en un marco de nuevo default.

El oficialismo debe encerrarse a hacer cuentas, tomar la base monetaria en pesos, sumar los pasivos del Banco Central, analizar las reservas netas de las que dispone y evaluar una política de tipo de cambio fijo, convertibilidad o dolarización, en la cual restablezca la confianza en la moneda de circulación. 

Aunque hay un problema adicional: el oficialismo ya no parece tener el poder, la fuerza y la voluntad de encontrar una solución de estas características. Estamos presenciando el final del peso, otra moneda mal gestionada en la historia argentina, y nuevamente por las mismas razones: los abusos de los sucesivos Gobiernos en el terreno fiscal.

31 Comentarios

  1. Es una pena que tan
    Es una pena que tan excelentes académicos como el autor , Cachanosky, Zanotti y hasta el inefable pero inigualable comunicador social de los valores del liberalismo , Milei , vivan en ese bochornoso antro de corrupción institucional que es Argentina.
    Argentina debe cambiar su «in-cultura» socialista/fascista de la que se ha contagiado a partir del golpe del 30.
    Como esta el país solo cabe barajar y dar de nuevo…pero en una mesa del tamaño institucional de un gobierno viable ; en un contexto administrativo del tamaño que tenia a principios del siglo XX.

  2. Querido Cesar, a mi juicio,
    Querido Cesar, a mi juicio, lo que tienen que hacer es tirar las estampitas de las dos Evitas Peron , la de l Original y la del farsante de Bergoglio; ay, los «descamisados»!; la Iglesia , particularmente en Argentina, ha sido un desastre.

    ¿Donde estaba DIOS , cuando los Montoneros y despues los Milicos, hicieron lo que hicieron? Del Sermon de la montaña, vienen en buena medida, los Perones y las Evitas; no los Alberdis, pese asu condicion de Catolicos.

    Un cordial saludo

    • Profesor Turgot . Es tal y
      Profesor Turgot . Es tal y como dices. Los faltos de escrúpulos y los aventureros tienen más probabilidades de éxito en una sociedad que tiende hacia el totalitarismo y los gobiernos socialistas (peronistas) argentinos de los últimos 70 años son el ejemplo por excelencia de los peores a la cabeza .
      …Y acerca del frustrado politico Bergoglio, a nadie mejor que a este le cabe esa magistral reflexión de Bruno Leoni: «Cuanto menos creen hoy las personas en esa vida futura, tanto mas se aferran a la vida presente y, creyendo que la vida individual es breve ,,,,» se apuran a priorizar lo secular por sobre lo atemporal, causando un quasi sisma eclesiástico entre la doctrina conservadora (Ratzinger) y las ideas claramente marxistas de las que esta impregnado el espiritu del Papa .. (si es que este aun no ha vendido su alma a Mefistofeles.) Un saludo

    • Gracias por lo de profesor;
      Gracias por lo de profesor; pero yo, estudios reglados u oficiales solamente tengo el COU (aquí en España, se llamaba Curso de Orientación Universitaria); tampoco soy Autodidacta, porque esto no existe, pese a que algún pedante lo pone en sus datos personales; uno no se enseña a si mismo, porque es imposible, ya que no es omnisciente y si lo fuera no podría aprender; como dijo tu admirado Popper, uno no puede predecir el estado futuro de su conocimiento, pero por la misma razón, no debería haber incurrido en el monismo metodológico, porque de estos polvos Popperianos, ahora tenemos el lodazal de la pseudo-economía mainstream; una basura intelectual.

      Disculpame por la digresión anterior; una vez expulsado Ratzinger (aunque es una conjetura, estoy convencido de que fue así) , un filósofo de primer nivel que supo distinguir y delimitar claramente lo que es la fe (la creencia,lo trascendente ), de lo que es la Verdad Transcendental en el sentido Kantiano, como condición de posibilidad del conocimiento o epistéme , ganándose el respeto de los Agnósticos como yo, lo que ahora queda es el Sanedrín o secta de todos los Bergoglios de la iglesia, el socialismo descarnado, la doctrina social de la iglesia, donde la salvación es para una sociedad hipostatizada y no para el individuo, que deja de ser sujeto de derecho, que ya no se posee a si mismo; aunque el Sátrapa buenista que okupa el Vaticano es muy probable que sea marxista, si lo fuera , sería porque el Marxismo en el fondo no es mas que una Filosofía de la Historia , otro milenarismo más que antes de Marx ya habían creado diversas sectas cristianas; metafísicas groseras , absurdas y criminales; ahora este nuevo milenarismo se llama Calentamiento Global , el apocalipsis que vendrá y sus mesías los Bergoglios de la Iglesia y del consenso científico; no me sorprenderia que en el futuro el Vaticano ubicase otra sede en la ONU.

      No es mi intención ofender a ningún Católico, pero muchísimo peor que un malvado listo, lo es un ignorante con aires de santurrón , demagogo y defensor de los «descamisados» que, farisaicamente , adoptó el nombre de Francisco; eso si, a diferencia de éste , rodeado de un séquito de burócratas sacamantecas ; si les dejan, vuelven a instaurar el infierno en la tierra como hicieron los Jesuitas en Panamá.

      Un saludo.

    • Sr. Turgot: En relación a su
      Sr. Turgot: En relación a su comentario crítico (que comparto por acertado) hacia «el socialismo descarnado… donde la salvación es para una SOCIEDAD HIPOSTATIZADA y no para el individuo», quisiera aportar una referencia para llamar la atención sobre el hecho de que en todas partes cuecen habas. Esto es, no solo en la Iglesia católica, también incluso en una institución en principio tan poco sospechosa de ello como el Mises Institute se cuelan referencias en apoyo a constructivismos historicistas y colectivismos varios: Véase la parte final del discurso de Jeff Deist (ahora también impreso en lengua española/castellana): «Por un nuevo libertario»: https://mises.org/es/wire/por-un-nuevo-libertario

      Frente a unos muy acertados capítulos previos: 1. Apreciar que la libertad está de acuerdo con la naturaleza humana, 2: Aceptar en lugar de rechazar las instituciones de la sociedad civil, y 3. El universalismo político no es el objetivo, se acaba apoyando a un nuevo universalismo político en forma de movimientos nacionalistas secesionistas, bajo la peculiar y dudosa premisa de que una proliferación de estados pequeños sería ¿menos dañinos? o un second best (quizás como alternativa por verse demasiado lejos del ideal de personas autogobernadas). Esto es, huyendo de un estatismo se acaba en otro quizás aún peor (y por el camino se incrementan los conflictos y las agresiones contra las personas).

      Quisiera llamar la atención también sobre el hecho de que estos nacionalismos (nada liberales y menos aun libertarios) al basarse en una abstracción, son necesariamente origen de conflictos interpersonales, por estar fundados en ‘ego-boundaries’ en vez de en ‘property-boundaries’, como mostró Butler Shaffer en «Boundaries of Order», resumido en sus pag. 103-9, 130-3, 274, 245-9: https://mises.org/library/boundaries-order-private-property-social-system

    • Estimado Lluis; estoy de
      Estimado Lluis; estoy de acuerdo con Vd.; es lo que pasa con las Idealizaciones Performativas (ver Apel) y muy especialmente, en el campo de la filosofía política , una rama de la Ciencia de la Historia; se trata de lo contingente, de lo no Trascendental (necesario y universal) en el sentido Kantiano ; por tanto, en este campo, no se puede partir de verdades o axiomas autoevidentes irrefutables, porque tan pronto como quieres negarlos incurres en una contradicción lógico-performativa (una acción); esto solamente se puede hacer en el campo de la Praxeología; de hecho, toda posibilidad de conocimiento parte del axioma trascendental de la Acción Humana; aquí, estamos en el campo de la Razón Práctica (pragmática) «Pura» Kantiana; accedemos a la cosa en si, al noúmeno, a diferencia de lo que ocurre en el campo de las Ciencias Naturales, que solamente percibimos el fenómeno, lo que la mente (la apercepción) sintetiza de las percepciones de nuestros sentidos; por eso, las hipótesis , siempre son petitios principii sujetas a refutación; esta es la gran falacia de toda la Economía Mainstream, una hija del del monismo metodológico.

      Ahora bien, nada impide usar la lógica.

    • Estimado Lluis; estoy de
      Estimado Lluis; estoy de acuerdo con Vd.; es lo que pasa con las Idealizaciones Performativas (ver Apel) y muy especialmente, en el campo de la filosofía política , una rama de la Ciencia de la Historia; se trata de lo contingente, de lo no Trascendental (necesario y universal) en el sentido Kantiano ; por tanto, en este campo, no se puede partir de verdades o axiomas autoevidentes irrefutables, porque tan pronto como quieres negarlos incurres en una contradicción lógico-performativa (una acción); esto solamente se puede hacer en el campo de la Praxeología; de hecho, toda posibilidad de conocimiento parte del axioma trascendental de la Acción Humana; aquí, estamos en el campo de la Razón Práctica (pragmática) «Pura» Kantiana; accedemos a la cosa en si, al noúmeno, a diferencia de lo que ocurre en el campo de las Ciencias Naturales, que solamente percibimos el fenómeno, lo que la mente (la apercepción) sintetiza de las percepciones de nuestros sentidos; por eso, las hipótesis , siempre son petitios principii sujetas a refutación; esta es la gran falacia de toda la Economía Mainstream, una hija del del monismo metodológico.

      Ahora bien, nada impide usar la lógica.

    • Seguramente ya lo conoce,
      Seguramente ya lo conoce, pero en el Mises Institute, destacan sobremanera, HOPPE Y SALERNO
      Un saludo

    • Otra apostilla; en el Mises
      Otra apostilla; en el Mises Institute y en muchos otros sitios, hay mucho RANDIANO, seguidores de una filosofa de medio pelo como la inclita Ayn Rand; intento hacerle la Metacritica a Kant , con burdos argumentos que evidenciaban su profundo desconocimiento sobre el.

    • Turgot: Me lo apunto
      Turgot: Me tomo nota (especialmente lo de Otto Apel -que de momento «me supera»-).
      Apunta Vd. a una DISTINCIÓN CLAVE.

  3. Esta recomendación del autor
    Hay una recomendación del autor que parece no tener en cuenta lo que ocurrió con el Plan Cavallo y el posterior corralito; dice (sic) :

    «El oficialismo debe encerrarse a hacer cuentas, tomar la base monetaria en pesos, sumar los pasivos del Banco Central, analizar las reservas netas de las que dispone y evaluar una política de tipo de cambio fijo, convertibilidad o dolarización, en la cual restablezca la confianza en la moneda de circulación.»

    Una aclaración previa , para estabilizar la moneda de un país no es preciso recurrir a un plan como el de D. Cavallo.

    En esencia, el fracasado Plan Cavallo, no era más que el establecimiento de una Caja de Conversión; es decir, que cada Peso nuevo creado por el sistema financiero Argentino orquestado y planificado por el Banco Central tenía que haber un $ USA de Cobertura; por tanto, si se importaban $ USA adicionales (aumento de reservas) había que emitir la misma cantidad de Pesos y si se exportaban como consecuencia de las importaciones , había que comprárselos pesos ya existentes a la Caja de Conversión; bajo estas condiciones, las reservas de $USA variarían en la misma dirección que lo hiciese el saldo de la Balanza Comercial Exterior del país.

    Pero, el Plan Cavallo, adolecia de la inexistencia de 2 medidas cruciales; por eso fracasó y volverá a fracasar siempre que pretenda implantarse de nuevo; a saber :

    1ª) Prohibición absoluta de financiar directamente por la vía de la inflación monetaria el Déficit Estatal, impidiendo al Banco Central (la Caja de Conversión ) aumentar la base monetaria.

    2) Impedir que lo anterior se haga indirectamente, a través de Operaciones de Mercado Abierto, eliminando la práctica de la Reserva Fraccionaria por parte de los Bancos o Entidades Financieras; de esta forma, al impedir la creación ex-nihilo de dinero bancario, el Estado solamente podría financiarse por 2 vías directas , mediante subidas de impuestos , mediante verdaderas operaciones de mercado abiertas recurriendo al mercado de capitales de corto o de largo plazo o con una combinación de ambas medidas.

    El plan anteriormente reseñado es el de Von Mises que figura en el Anexo de su «Teoría del Dinero y el Crédito);
    adicionalmente, y ya sería fantástico, debería completarse con el del Profesor Huerta de Soto; cubrir con «Billetes» emitidos por el Banco Central o Caja de Conversión la diferencia entre la M1 (depósitos a la vista en Bancos) y la M0 (billetes físicos atesorados + Reservas Bancarias en el Pasivo del Banco Central); con esta diferencia ( la riqueza «robada» de facto por la vía del Efecto Cantillon a una parte de la Sociedad) podría eliminarse el déficit, bajar impuestos y reducir sustancialmente los pasivos explicitos o implicitos del Estado; ulteriormente, se liquida el Banco Central y este queda reducido en sentido estricto a una Caja de Conversión.

    El plan Cavallo y el que propone el articulista, en esencia es ni más ni menos que la la Famosa e Incompleta Ley de Peel; el plan Austriaco Misesiano es la misma Ley de Peel completada con la abolición de la Reserva Fraccionaria; el añadido del Profesor Huerta de Soto, es el «Fiat Justitia, net Pereat Mundus».

    Finalmente, y mejor todavía, una vez ejecutados los pasos anteriores, en vez de una sola caja de Conversión dolarizada, se debería dejar flotar libremente el Peso Argentino durante un tiempo prudencial y después anular la Ley de Curso Forzoso referida al Peso, permitiendo que las transacciones y los pagos de impuestos puedan realizarse en Oro y en cualesquiera otras monedas seleccionadas por los agentes del mercado; en definitiva, permitir «ad libitum» la Cajas de Conversión que el «mercado» prefiera.

    Hasta, los demagogos Peronistas nada podrían oponer a la medida específica del Profesor Huerta de Soto; mas aún, yo creo que se quedarían desnudos como el «emperador»; ahora bien, yo creo que es ilusorio recurrir al Fondo Monetario para «paliar» los inevitables ajustes dolorosos que tales medidas conllevan, porque no aceptarían el plan por razones obvias; aparte del hecho de que todos sus economistas son Mainstream y no lo entenderían (ya los oigo; ¡que horror! ¡deflación! ¡caída de precios! ¡deficit comercial y contracción del PIB!¡Salida de capitales! ¡subida de los tipos de interés y caída del crédito, etc..), además son una institución al servicio de sus Gobiernos y acabarían denegando cualquier ayuda, por las implicaciones negativas que para sus intereses representa la Economía Austriaca Misesiana

    Un saludo.

    • He discutido con el Dr.
      He discutido con el Dr. Cavallo, lo ocurrido en la década de 1990. Quizás ayude este intercambio:
      https://puntodevistaeconomico.com/2014/11/29/carrino-ravier-cavallo-unos-breves-comentarios/

      Sobre la convertibilidad, los problemas me parece que fueron otros: 1) no fue ortodoxa; 2) no podía convivir con desequilibrios fiscales. Algo mencionamos al respecto con Nicolás Cachanosky en nuestra reforma monetaria para Argentina. Ver aquí:
      http://www.independent.org/publications/tir/article.asp?id=1032

      Respecto del comentario, no creo que el Plan de Convertibilidad haya fracasado porque el BCRA haya financiado al Tesoro. Tampoco creo oportuno mezclar este debate de la convertibilidad con las reservas fraccionarias que han debatido Jesús Huerta de Soto y Larry White, entre muchos otros. Aquel debate trata sobre banca libre, y aquí estamos discutiendo una reforma dentro del paraguas de la existencia de un Banco Central.

    • Lease bien mi comentario; en
      Lease bien mi comentario; en ultima instancia el problema es la R.F
      Porque genera ciclos economicos y cuando los Bancos entran en problemas de impagos crediticios, pues viene el corralito, porque los depositantes quieren sus Pesos Convertibles ( O sea Dolares), pero como hay mas pesos bancarios que Dolares, entonces hay que decretar el corralito y el curso forzoso del peso fiduciario; en fin nada nuevo bajo el sol

    • Le recomiendo que sobre el
      Le recomiendo que sobre el caso Argentino se lea SALERNO.

    • En cuestiones monetarias es
      En cuestiones monetarias es absolutamente pertinente introducir lo de la R.F., por la sencilla razon de que existe, no solo en el campo del dinero sino tambien en el campo de la Banca en la Sombra;

  4. Revoltoso amigo Turgot .
    Revoltoso amigo Turgot . Espero lograr que alguna vez aceptes que, si bien Popper aplico el Método Hipotético Deductivo como sistema del método científico, su metodología no es el paradigma neopositivista de la escuela de Frankfurt y sus secuelas negativas que contaminaron la interpretación de las ciencias sociales especialmente filosofía política. El MHD de Popper si bien se clasificaría dentro del monismo metodológico, este es una interpretación amplia de ese método. Observa que en Popper en ninguna ciencia hay verificacion , ni induccion ni probabilidad por tanto tambien lo aplica a las Cs sociales . En todas las ciencias Popper afirma que en las Cs sociales al igual que las naturales, se parte de » conjeturas previas a un testeo empírico » que luego hay que tratar de falsar . Anda y dile a Warshall que sus ecuaciones son conjeturas previas falsables y te crucificaria . No devalues tanto a Popper que realmente no fue un extremista del método científico como los neopositivistas del mainstream que hoy nos inundan . Aqui no podemos despejar las dudas que planteas porque el tema es demasiado extenso . Saludos

    • …Y tus «recomendaciones «
      …Y tus «recomendaciones » al autor del articulo-economista de profesión- no creo tengan el eco que esperas. Tu hermenéutica filosófica de la epistemologia de la economía es muy valorable precisamente por gozar de ese contexto heuristico que jamas alcanzara el especialista , el que difícilmente acepte opiniones metodológicas que no provengan de un colega. Consuélate que el resto de los mortales reconocemos que tu escribes desde la influencia filosófica del realismo de Santo Tomas y que aunque no lo aceptes , tienes la perspectiva metodológica para las ciencias sociales, de autores tales como Hayek y Lakatos ( incluso de Popper) y la vision minoritaria pero autentica de la economía política de la escuela austriaca de economía .

    • Estimado Cesar; no son
      Estimado Cesar; no son recomendaciones ; es él quien las hace; yo solamente me limito a deducir lo que ocurrirá indefectiblemente partiendo de su recomendación sobre política económica; además él debería saberlo porque se supone que ha leído a Von Mises , Rothbard, Hoppe, Salerno, Walter Block, Heberner, Hülsman etc. y , especialmente, al que fue su Director de Tesis Doctoral, el Sr. Huerta de Soto; aquí, sin duda también adquirió su conocimiento sobre Hayek y , particularmente, una especie de síntesis Mises-Hayek que parte de la versión canónica instaurada por Kizner; aunque, hay que aclarar que Huerta de Soto, epistemológicamente es un Misesiano y desde luego lo comprende perfectamente; donde el hace la síntesis con Hayek es en lo que se ha dado en llamar el debate sobre la posibilidad del Calculo en el Socialismo; una cuestión bastante complicada que, especialmente el Sr. Salerno (tambíen siguiendo a éste Heberner y Hoppe) ha «deshomogeneizado» reputando como falaz o subsidiaria en el mejor de los casos las tésis de Hayek.

      Naturalmente, el puede mantener otras tesis, y de hecho se adscribe a la versión canónica instaurada por Kizner; además, es partidario de la Banca con Reserva Fraccionaria sin Banco Central (Selguin y White); no se si, si también lo es de la Teoría de la liquidez canonizada en este sitio y en la UFM, patrocinada a través de su Presidente y rector, respectivamente.

      Además, epistemológicamente está influenciado por el Sr. Zanotti (un Tomista, Popperiano-Lakatosiano, Matchlupiano y Hermenéutico en el sentido de Gadamer y el Heidegger posterior a «Ser y Tiempo ( Analítica Existencial del «Dasein»); no voy a profundizar en esto último, salvo para decir que esto no es ni puede ser una epistemología valida porque se mueve en contradicciones performativas que no llevan a una Filosofía Trascendental libre de éstas ; además, se reduce a un dialogo permanente y sin fin entre teorías rivales que no conduce a nada, salvo al nihilismo y relativismo absoluto; porque filosóficamente hablando no puede haber varias verdades; solamente puede haber una verdad transcendental e intersubjetiva y no relativa , valga la redundancia; te recomiendo que leas el ensayo de K. Apel «La verdad como idea Regulativa» incluido en el Libro en español titulado «Teorías Contemporáneas de la Verdad»; Editorial Tecnos (no recuerdo el año), de la Facultad de Filosofía de Granada.

      Curiosamente, la Metafísica Neopositivista surgió en Viena como respuesta al movimiento Hermenéutico y también, erróneamente a Kant, debido a los excesos y disparates metafísicos del Hegenialismo, padre de la Hermenéutica moderna.

      Finalmente, no pretendo que el autor del articulo se haga eco de mi respuesta, pero al menos debería ser coherente con la hermenéutica y el dialogo permanente que preconizan y no comportarse como un académico encerrado en su Torre de Marfil; a estos efectos, que sea «economista profesional» es completamente accesorio, porque sencillamente los argumentos de autoridad son lo contrario de una Argumentación válida.
      Un saludo.

    • Gracias Turgot. Leere a K.
      Gracias Turgot. Leere a K. Apel del que tengo solo referncias de terceros.
      Creo este buen ensayo de Ravier fue , al menos para mi, la llave para en otra dimension de la verdad.
      Pero para ir a lo tecico del presente articulo : No redundare en ratificar tus aciertos respecto de la política económica desastrosa de Argentina-creo deberías ser el futuro Ministro de Economía (hacienda) de este pais. – Aunque como ancap yo preferiría directamente eliminar todos los ministerios con sus costes astronómicos y básicamente eliminar el banco central de este pais y prohibir , por ley de jerarquía constitucional, el endeudamiento externo de Argentina, verdadero motivo este, del fracaso del «plan Cavallo» en la segunda presidencia de Saul Menen
      Un gobierno debería solo financiarse por los impuestos -que roba a sus ciudadanos- y prohibirsele las otras dos delictuales causas de pobreza y atraso : el dinero de curso forzoso que emite sin respaldo y los «prestamos» que otorga el FMI que han sido historicamente la perdición – prolongación de la agonía- de los países que los han tomado. Un abrazo .

    • Estimado Cesar con que lo
      Estimado Cesar con que lo estudies me doy por satisfecho; a la verdad, se llega de esta manera; es un proceso exigente, pero es una «Conditio sine qua num».

      Un saludo.

  5. Ya la conozco; gracias
    Ya la conozco; gracias

  6. Acabo de leer la interesante
    Acabo de leer la interesante propuesta del autor de una reforma monetaria y no encuentro fisuras en su praxis.
    El problema continuaría siendo su aplicabilidad en el contexto histórico de corrupción política argentina , que hacen imposible el cambio cultural de la enquistada indolencia folclórica.

  7. Cesar, la propuesta incurre
    Cesar, la propuesta incurre en el error de la R.F. (es una de las Premisas Mayores de su sistema); ineluctablemente acabará en fracaso; «mutatis mutandis» es, estructuralmente, la famosa Ley de Peel Inglesa del año 1844; al expandir el crédito vía inflación monetaria (mas claro, vía monetización de deuda o crédito) lo que ocurrirá (aparte de la Malinversión generalizada, con infrainversión horizontal en las etapas finales previas al Consumo y Sobreinversión horizontal y vertical en las etapas superiores del Sector de Bienes de Capital; en suma un consumo o perdida de capital o , lo que es lo mismo, ahorro) es que las Reservas en Dolares irán menguando porque los exportadores de bienes a Argentina querrán obviamente cobrar en Dolares , ya que son conscientes de que los pesos fiduciarios creados por los Bancos han perdido poder adquisitivo y su tipo de cambio real no guarda la paridad con el Dolar; en la época anterior (Ricardo y otros de la Currency Schcool ya habían descrito el proceso) y Posterior de la Ley de Peel ocurría lo mismo con el Oro; este cotizaba en el mercado por encima de las libras o billetes fiduciarios; y esto no se salva con la implementación de la Banca Libre con R.F.

    En breve , la R.F. es un privilegio monopolístico protegido jurídicamente por la famosa sentencia del juez Lord Cottenhan en 1.846, en virtud de la cual no existe el Depósito de Custodia del Dinero y lo que hay es el «Depósito» de dinero en cuenta corriente que, en sentido estrictamente económico es un mutuo o préstamo a la vista que el Banco puede utilizar «ad libitum»; entonces surge la confusión entre lo que es dinero (taxonómicamente, un medio de cambio indirecto) y lo que es Ahorro y por consiguiente Inversión en Bienes de Capital reales o «fisicos»; el dinero simplemente actua como medio de cambio indirecto y , muy importante, como la herramienta fundamental para el Cálculo Económico Racional (un proceso de evaluación social, de calculo de perdidas y ganancias empresariales, en una Sociedad que coopera y compite bajo el sistema de la División del Trabajo y de la Propiedad Privada.

    El dinero no son bienes de capital; cosa distinta es que en una economía monetaria , los precios de éstos se cifren en dinero y los empresarios puedan cifrar el capital que poseen; es una herramienta mental praxeológica, porque entre otras cosas el cálculo es una de las categorías de la Acción Humana; el Capital es un medio para un fin ; el fin es la Renta y el Capital son los medios de producción adecuados al fin.

    Finalmente, para no alargarme más, un incremento de la cantidad de dinero no implica un aumento de los Bienes de Capital Reales o «físicos»; en suma, de la Riqueza o Propiedad ; y la práctica de la R..F. (incrementos de dinero fiduciario) no convierte «las piedras en Panes»; si así fuera en tu país y otros, seríais inmensamente ricos; lo que si produce , son los efectos Cantillon un proceso que se traduce en una redistribución de la riqueza , generalmente de las personas con rentas «fijas» , las perdedoras , hacia el las que ganan en los primeros eslabones de la cadena , los Banqueros, empresarios , consumidores a crédito etc. ; además, por qué usar como ancla el $USA que es una moneda en constante expansión monetaria por parte de un país que la utiliza para exportar inflación al resto del mundo y cobrarle un impuesto que eufemísticamente llaman Señoreaje que utilizan para, entre otras cosas cosas, mantener su maquinaria militar porque quieren ser los gendarmes del mundo; el Imperio.; por eso la continua y permanente repetición de la mentira de que el Oro es una barbara reliquia; pero esta reliquia, cada vez que ponen a funcionar a mas velocidad la «imprenta» acaba apreciándose y conservando su carácter reliquia en en el buen sentido del término

    Saludos.

    • Excelente tu análisis Turgot
      Excelente tu análisis Turgot de las causas del envilecimiento de la moneda. Tus referencias históricas aclaran y ponen en contexto el fracaso de la moneda fiduciaria en la siempre precaria Bona Fide política .
      El autor sabe bien el gran negocio que implica para la elite gobernante la existencia de un Banco Central y que no lo cerraran a menos que los seguidores de Hoppe , Rothbard libren otra «Revolución del Te» para eliminar de cuajo la causa de las crisis financieras y su efecto menos visible pero inmediato, el impuesto inflacionario .
      No comparto con Hayek que la RF solo causa «fluctuaciones» en la economía. Que las «crisis» son causa únicamente de la emisión sin respaldo.
      Para ser concreto por la falta de espacio , dare las razones por la que que creo Ravier no llega a la médula de la reforma necesaria, cerrar el Banco Central argentino.
      El peronismo-incluso el que esta por venir- vive de la demagogia de compra de votos y los social demócratas, como el actual gobierno, lo hace ademas con su acceso a los mercado de deuda y las instituciones financieras de las que son parte. Ten en cuenta que el efecto Cantillon se potencia cuando su causante el politizado Banco Central programa su emisión descontrolada siguiendo un «estricto control» : Arman en privado carteras de prestamos y financiación a sus cómplices politicos empresarios y accionistas del establishment en base a monetizacion de deuda soberana (bonos) y digitacion de intereses ad hoc . Asi con el famoso «Carry Trade» se han enriquecido hasta limites inconcebibles quienes ostentan el poder.
      Finalmente , para no quedar tan estigmatizado, nací en Argentina, Vivi gran parte de mi vida en Uruguay y hace años estoy entre Zurich y Bs As (entre en cielo y el infierno) Un saludo y gracias por tu tiempo.

  8. Estimado Cesar, vives en un
    Estimado Cesar, vives en un país que, junto con Lichttenstein o como se escriba y quizás Letonia, es con diferencia lo menos malo que hay en Occidente incluso aunque funciones con R.F. y Banco Central.
    Un cordial saludo.


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

Seis meses de gobierno de Javier Milei

De la ruina kirchnerista al cambio de rumbo de Argentina El 21 de junio, el presidente de la República de Argentina, Javier Milei, viajará a Madrid para recibir el Premio

Dos críticas relevantes al positivismo jurídico: Lon L. Fuller y Friedrich A. Hayek

Las críticas al positivismo jurídico persisten, bien porque el derecho positivo podría no ajustarse al ideal regulativo del Estado de Derecho, bien porque supone aceptar como jurídicos únicamente los preceptos deliberadamente «puestos» por alguna autoridad estatal, en desmedro del derecho generado de forma espontánea por la sociedad.