Skip to content

El coste económico de «desvincularse» de China

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Kerry Liu. Este artículo ha sido publicado originalmente en el IEA.

La creciente desconfianza hacia China en Estados Unidos se ha asociado a los temores sobre la propiedad intelectual, a las amenazas de China a Taiwán y a su falta de transparencia respecto a Covid-19. Esto ha dado lugar a demandas de «desvinculación». Esto ha dado lugar a demandas de «desvinculación». Bajo Donald Trump, este debate alcanzó su punto álgido en el verano de 2020. Aunque bajo la Administración Biden el tono ha sido menos estridente, se está produciendo un proceso de desacoplamiento en el ámbito tecnológico y en las cadenas de suministro clave.

El coste de desacoplarse de China

Los economistas han argumentado que, al igual que los vínculos comerciales y de inversión con China generaron beneficios, la desvinculación tendrá un coste. Algunos analistas han construido complicados modelos econométricos para predecir las posibles consecuencias económicas basándose en el análisis de escenarios. Sin embargo, dada la complejidad de las relaciones económicas entre Estados Unidos y China, el análisis coste-beneficio es muy subjetivo. Recientemente he intentado ofrecer un enfoque alternativo para estimar el coste potencial del desacoplamiento examinando las respuestas de los mercados bursátiles.

Mi artículo en el nuevo número de Economic Affairs utiliza los resultados de búsqueda de Google Trends para medir el sentimiento de los inversores hacia la desvinculación de China. Se creó un conjunto de datos semanales de alta frecuencia de estos resultados, desde el 5 de enero de 2020 hasta el 20 de junio de 2021. A continuación, se vinculó al Dow Jones Industrial Average (compuesto por 30 empresas destacadas que cotizan en las bolsas de EE.UU.), al S&P500 (las 500 mayores empresas que cotizan en las bolsas de EE.UU.) y al NASDAQ Composite (principalmente del sector de las tecnologías de la información), empleando modelos de heteroscedasticidad condicional autorregresiva generalizada (GARCH). Dada la elevada eficiencia de los mercados bursátiles a la hora de reflejar la información disponible, sus respuestas a la desvinculación entre EE.UU. y China son importantes indicadores de las repercusiones económicas.

Google Trends

Unas palabras sobre Google Trends: se trata de un producto de Google que analiza la popularidad de las consultas de búsqueda en Google en varios países e idiomas. Sus propiedades incluyen el anonimato, la categorización por temas y la agregación. Se ha aplicado a través de cientos de estudios en diversos campos como los sistemas de información y la informática, la sanidad, las ciencias políticas y las relaciones internacionales, así como la economía, los negocios y las finanzas.

En concreto, en finanzas, está ampliamente aceptado que los datos de Google Trends pueden utilizarse para predecir la rentabilidad de las acciones. Sin embargo, la forma de interpretar los datos varía. La mayoría de estos estudios interpretan Google Trends como una medida del sentimiento de los inversores, es decir, el factor comportamiento. Otros pocos interpretaron Google Trends como una combinación de factores fundamentales y de comportamiento.

Desde el punto de vista de la comunicación, Google Trends puede interpretarse como una medida de la agenda pública, es decir, de los asuntos que el público considera más importantes.

Sentimiento inversor

Mi estudio creó un índice semanal en Estados Unidos utilizando la frase clave «decoupling China». Este índice muestra el volumen normalizado de la narrativa sobre la desvinculación de China en EE.UU. y se utiliza como indicador para medir el sentimiento de los inversores. El término «sentimiento inversor» se interpreta principalmente como una variable fundamental -es decir, basada en los costes económicos reales- más que como un indicador de comportamiento. El índice muestra que el mayor pico en la narrativa de la desvinculación de China se produjo en agosto de 2020, cuando el entonces presidente Trump habló públicamente de una posible desvinculación total de China.

Los resultados basados en modelos GARCH muestran que todos los índices compuestos respondieron negativamente al índice de desacoplamiento. Mientras que el Promedio Industrial Dow Jones solo representa a un número muy reducido de empresas estadounidenses, los índices S&P 500 y NASDAQ son más representativos de la economía estadounidense.

Mercados eficientes

La consecuencia es que es probable que el efecto negativo de la desvinculación de China en la economía estadounidense sea muy considerable. Los resultados también muestran que la desvinculación puede causar una mayor volatilidad en los índices bursátiles compuestos. En cuanto al nivel sectorial, en general se mantienen las mismas conclusiones. Las pruebas de robustez realizadas con datos diarios de Google Trends corroboran estos resultados.

Los mercados de valores son eficientes en el sentido de que casi siempre reflejan todos los datos accesibles. Aunque es posible que los modelos más complicados no tengan en cuenta todas las variables, el poder de los mercados bursátiles reside en que proporcionan un valor esperado para todos los escenarios posibles. Mi estudio ofrece un enfoque alternativo para estimar el coste potencial del desacoplamiento entre EE.UU. y China y contribuye al debate en curso en EE.UU.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

Historia de Aragón (V): Sancho Ramírez

En 1068, Sancho Ramírez viajó a Roma, donde el Papa le concedió el título de Rey de Aragón. Aragón pasó a ser vasallo de la Santa Sede, a cambio de 500 mancusos de oro al año,

La revolución conservadora de Margaret Thatcher

En sus notas para aquel discurso de 1991, Margaret Thatcher concluía advirtiendo a sus amigos del CPS que la gran tentación de la política era «perder de vista las verdades eternas y elegir la solución popular y rápida».