Skip to content

El especismo, la última frontera de la estupidez

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Hay una regla de oro en política que nunca falla: toda estupidez no sólo es susceptible de ser superada sino que, en la práctica, es siempre e inevitablemente superada. Lo vemos a menudo entre los que viven de ella, y si no van más allá es porque pisar el acelerador pondría en entredicho la paga del mes. Entre los que se dedican a teorizar en universidades y ONGs, en cambio, la cosa cambia. Si el discípulo no supera al maestro en desvarío y chifladura ni uno es discípulo ni el otro maestro.

Cuando creía haberlo visto todo en cuanto a servilismo, ideas descabelladas y modos de perder el tiempo a costa de los demás, me he encontrado con una corriente de "pensamiento" que deja en la cuneta todo lo que ha pasado delante de mis ojos en los últimos veinte años. Se trata del especismo, un "ismo" idiota a añadir a otros tantos, que, de puro extravagante que es, me ha llamado tanto la atención que me he informado de qué y contra quién va.

Fue creado por un psicólogo británico llamado Richard Ryder en la década de los setenta y consiste en la creencia de que todas las especies, bueno, no todas, sólo las animales, son iguales y están dotadas, por lo tanto, de los mismos derechos. Debidamente hilvanada la teoría sobre un principio tan absurdo, el psicólogo concluyó que los perros, los gatos o los chinches de los colchones son exactamente lo mismo que los seres humanos y como tal hay que considerarlos. Quien no comulgue con esto es algo parecido a un racista. Así de simple.

Sin entrar en cuestiones obvias, como que se debe tratar a casi todo el reino animal con respeto y del modo más humano posible, la especie (y nunca mejor traído un sustantivo) que Ryder y sus epígonos propagan es una soberana estupidez. Lo es porque la vida humana vale mucho más que la de cualquier animal, y en esto no creo necesario recurrir a teoría ni escuela de pensamiento alguna sino que al más elemental sentido común, que es de lo que andan ayunos los especistas.

Por desgracia, nuestro mundo no es un lugar donde la razón impere siempre. Los especistas se han hecho hueco y sus irracionales soflamas impregnan buena parte del movimiento ecologista. Pretenden, por ejemplo, que dejemos de comer carne (los que podemos, claro) para integrarnos en su dieta vegetariana o vegana, que es una variante pero absteniéndose hasta del queso. Hace unos años los especistas más bizarros, que se agrupan bajo una asociación cuyo nombre tiene ciertas connotaciones narcóticas: PETA, lanzaron una campaña que decía, textualmente, "Holocausto en su plato" haciendo referencia a la afición que muchos tenemos de comer pollo frito. No entro en la banalización del verdadero holocausto, pero sí en lo desmadrado del eslogan, propio de gente que no está bien de la cabeza.

Pretenden también proscribir la caza, la pesca y que dejen de criarse animales para consumo humano. No se plantean que muchas especies existen precisamente por eso, porque las consumimos, de ahí que tengan su supervivencia garantizada mientras la especie humana esté sobre la Tierra. Tampoco se plantean que una dieta rica debe ser completa y no sólo a base de vegetales. No tienen en cuenta que millones de personas viven de la industria alimentaria y gracias a la industria alimentaria. Y, por supuesto, en ningún momento piensan que cada uno come lo que le viene en gana cuando le viene en gana, siempre y cuando no termine en su plato un semejante, es decir, un ser humano. Porque esta es la madre del cordero. Los seres humanos no somos iguales que el resto de los animales. Estamos por encima en la escala evolutiva. Creo que eso debería ser suficiente, aunque lo reconozco, explicar algo tan básico a los de PETA puede ser tarea imposible.

10 Comentarios

  1. El autor está usando en el
    El autor está usando en el texto la palabra «especismo» y «especista» cuando, por el contexto, parece querer decir «antiespecismo» y «antiespecista»

  2. Pido a la organización que
    Pido a la organización que revisen su procedimiento de revisión y aprobación de artículos ya que en este, el concepto central ha sido utilizado en forma equivocada incluso en el mismo título y al lector le produce la sensación de que no merece la pena seguir leyendo.

  3. Que no solo el ser humano es
    Que no solo el ser humano es capaz de sentir dolor, miedo, frustración, alegría, hambre, amor, tristeza, desarraigo, ternura, frió, sed, picor, calor… es un hecho científico probado. Por lo cual, nuestra especie, una de las ultimas en llegar a la evolución, es semejante a los animales no humanos en muchas características haciéndonos a todos más iguales. Una vaca, una Koala, una tortuga, un quebrantahuesos e incluso una araña, luchan por el bienestar de su prole y entristecen si son separados de sus hijos o estos mueren.
    Sí, soy antiespecista y lo soy basándome en ideas mucho más cuerdas de las que expone. Aunque según usted, soy estúpida por pensar así, por votar siempre al partido PACMA, por ser vegana, por sentirme madre de mis gatos/perros y lo que venga, por no matar ni a una cucaracha ni mosquito que me esté picando. Soy antiespecista, porque al igual que ellos, quiero vivir en armonía con todo lo que me rodea.
    Decidí cambiar mi forma de vivir y de alimentarme por respeto a ellos y a mi misma. Si no consiento que nadie me haga daño, me ningunee, me esclavice y/o explote ¿Por qué he de hacerlo yo con otros sea cual sea su especie?
    Si en algo podemos ser superiores o más capacitados, es en el supuesto poder de raciocinio. Y esa condición de razonar como ser superior, me hace ser antiespecista.

    Esa gente que vive de la ganadería podría dedicarse perfectamente a otro oficio. Prueba de ello es el numero de personas que han modificado su ocupación laboral si dicha labor se ha quedado obsoleta o anticuada a nuestros tiempos.
    Ya no hace falta alimentarse de carne, leche, huevos o miel. la prueba somos los millones de veganos que vivimos sanos y vitales en todo el mundo. Podrán ser agricultores, por ejemplo. Y no me venga a decir ahora que no hay tierra suficiente para plantar y alimentarnos a todos. Los mayores consumidores de cereales son los animales de consumo, los cuales en su dieta natural jamás los comerían. Eliminada la ganadería, se elimina la sobreplantación de cereal en todo el mundo y el sobrante se puede mandar al tercer mundo donde debería llegar integro desde hace lustros.
    La caza, es otra actividad también obsoleta que solo los menos avanzados se empeñan en mantener, al igual que los festejos con animales.
    Tenga en cuenta que, la mayor especie invasora es la humana y muchas de las catástrofes naturales que día a día destruyen pueblos y vidas humanas, es culpa de nuestra manía de controlarlo todo.
    Yo no voy a insultarlo, ya lo hace muy bien usted mismo.

    • Segun estaba leyendo el texto
      Segun estaba leyendo el texto de este individuo estaba pensando en la respuesta que le iba a conceder ya que no suelo entrar en debates pero al leer tu respuesta me e dado cuenta que no podria hacerlo mejor!! OLE TÚ

  4. La defensa de los animales es
    La defensa de los animales es síntoma de evolución, por eso en el resto de Europa, paises verdaderamente desarrollados, la comida biológica y el respeto a los seres vivos están cada día más en boca de todos. Quizás debería informarse sobre esto, y dejar de un lado el paletismo español. Un saludo.

    • Que estupidez entonces la
      Que estupidez entonces la india llego al tope de la evolucion hace milenios…

  5. Esto de considerar a los
    Esto de considerar a los animales al mismo nivel que el humano va de la mano con el multiculturalismo y asi les va en europa, camino al califato. El progresismo les aniquilo el sentido comun. Somos superpredarores, comemos otros animales, es muy ridiculo tener que explicar esto. Otra cosa, siempre me dio curiosidad que la mayoria de todos estos «perroflautas veganos» que estan a favor de los animales pero que curiosamente estan tambien a favor del aborto. No les parece un poquitn incoherente?

  6. Su pensamiento se parece al
    Su pensamiento se parece al de un primate. Pero tranquilo, no consumo carne de simio.

  7. Hola Folkersam. Dentro del
    Hola Folkersam. Dentro del movimiento vegano (que se abstiene de matar y comer animales) existe una corriente próxima al biocentrismo (que revindica el valor de la vida), pero por lo general el fundamento del veganismo es más bien el sensocentrismo (que otorga consideración moral a los seres con capacidad de sentir)

    http://www.redfilosofica.org/definiciones.php#veganismo
    http://www.redfilosofica.org/definiciones.php#biocentrismo
    http://www.redfilosofica.org/definiciones.php#sensocentrismo

    En este enlace podrás encontrar un interesante debate sobre biocentrismo y sensocentrismo:
    https://sensovegan.wordpress.com/2006/03/09/biocentrismo-versus-sensocentrismo/

  8. El autor de este articulo
    El autor de este articulo parece que sigue viviendo en la epoca medioeval, en donde se creia que el serhumano es la imagen perfecta del universo (la mas grande falacia). Somos en relidad una especie por encima de loas demas especies? si ni siquiera tenemos la capacidad fisica de otras especies que ya quisieramos tener, si estamos como dice él por encima de la escala evolutiva por que un simple virus puede hasta matarnos? solo somos diferentes de las demas especies, no nos creamos ni por debajo ni por encima de ellas. No apelemos a la moral y a la etica (conceptos humanos) para justificar la depredación de especies. Y los extremos no son buenos, por que el concepto moderno de «vegano» deja mucho que desear por cuanto ni se le parece a lo que muchos de nuestros ancestros aprendieron que es estar en armonia con la naturaleza pero cuando habia necesidad de alimentarse de carne se pedia permiso y solo para necesidad, no para uso superficial. Ni se creian superiores a los que comen carne como lo hacen cierto veganos.


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

El capitalismo y la mercantilización del arte

El arte “puro” era un producto de su propia época industrial. Algo que solo es posible en una sociedad burguesa en la que el artista tiene tiempo y medios para producir un arte que no necesite ser vendido.

El lenguaje económico (XXXII): el free rider

El free-rider es un beneficiario no intencional: no invade la propiedad privada y no viola la ley. Solamente se aprovecha de una circunstancia sobrevenida sobre la que no tiene control.