Skip to content

En la muerte de Juan Velarde

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Este artículo se basa en la presentación de la conferencia sobre Gaspar Melchor de Jovellanos que dió Juan Velarde en el Ateneo de Madrid el 26 de noviembre de 2011, en un acto presidido por Pedro López Arriba.

Es para mí un honor tener la oportunidad de presentarles a Don Juan Velarde. Me permitirán comenzar por un apunte puramente personal. En mi casa comprábamos el ABC. Recordarán aquél ABC con páginas en huecograbado y sin apenas fotos. A mí me hacía especial ilusión, en fin de semana, el que traía un artículo de Don Juan Velarde. Había despertado por entonces mi interés por la economía y por la historia y los artículos de Don Juan nunca me decepcionaban y siempre me hacían saber un poco más en materia económica.

No les voy a repasar todo el curriculum del profesor Velarde porque nos llevaría muy lejos. Sí recordaré algunos datos básicos. Como el hecho de que nació en Salas, Asturias, en 1927. Un dato básico un día como hoy, que está dedicado a un asturiano universal como es Gaspar Melchor de Jovellanos, a quien recordamos con motivo de que muy pronto será el bicentenario de su muerte.

Jovellanos

Pero no es sólo el hecho de la coincidencia, digamos geográfica. Aunque el profesor Velarde es un madrileño de adopción, como lo son muchos, también es un asturiano ejerciente. Suya es, por ejemplo, una Historia de la economía asturiana que es referente en la materia. Y hay pocas personas en España que puedan hablar del ilustrado español con la propiedad con la que habla don Juan Velarde.

No quería dejar de resaltar el gran acierto de esta institución por dedicarle un espacio a Jovellanos. Aunque estoy tan expectante como ustedes sobre el contenido de la conferencia del profesor Velarde, es cada vez más claro para mí que Jovellanos ha formado parte de la inspiración de varias generaciones de intelectuales españoles, y que su influencia no se ha perdido con el tiempo. Por esa y por otras razones históricas, la figura de Jovellanos mantiene hoy toda su vigencia.

Curriculum

Don Juan Velarde se licenció en Economía en la primera promoción de estos estudios en España. Premio extraordinario de doctorado (1956). Por cierto, que optó por Economía frente a otras carreras, que también consideraba, por un absurdo problema de plazos de matrícula. Económicas comenzaba en enero, lo que le hacía más fácil matricularse, y esa razón es la que explica que tengamos un gran economista, y no un gran abogado o un gran médico. Entre sus maestros encontramos nombres tan prestigiosos como Perpiñá Grau, Manuel de Torres o Luis Olariaga.

Es miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. Doctor Honoris Causa por varias Universidades (Oviedo, UNED, Comillas, Sevilla, Valladolid…)

Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales (1992)

Premio Jaime I de Economía (1996)

Premio Rey Juan Carlos de Economía (2002)

Premio Campomanes (2005)

Medalla al Mérito del Ministerio de Economía (2002)

Fructífera jubilación

Cuando recibió el Premio Príncipe de Asturias, se sintió reconfortado por el reconocimiento, como no podía ser menos. Pero también se le cruzó la idea de que había llegado como a lo alto de una colina y ya sólo podía ir cuesta abajo. En fin, han pasado 19 años, ha seguido publicando libros y artículos y sigue despertando el interés y la admiración de todos.

Nadie lo diría viéndole, pero Juan Velarde se jubiló como catedrático. Saben que hay una ley absurda que expulsa de la Universidad a los profesores a partir de la edad de jubilación. El profesor Velarde mantiene su magisterio por otros medios, pero ahora no voy a centrarme en eso. Pero sí quiero señalar que, cuando se jubiló, se editó un libro homenaje en tres tomos que contenía 119 ensayos. 119 ensayos. Piensen un momento en el número, porque deja a las claras que el profesor Velarde inspira un gran respeto por un gran número de personas y también despierta el cariño de quienes le conocen.

Historia económica de España

Áreas de investigación: Historia del pensamiento económico español. De forma destacada con su historia de las contribuciones de Flores de Lemus, aunque ha escrito otros libros y muchos artículos sobre el pensamiento español sobre la economía. Especialmente en el período en el que entra, de verdad, el análisis económico en el pensamientom español y que comprende al siglo pasado. El nacionalsindicalismo. El Estado del Bienestar, por el que el profesor Velarde ha mostrado un gran interés.

Y la propia historia económica de España. Es director del volumen 1900-2000, Historia de un esfuerzo colectivo. Y de una joya llamada Cien años de economía española, que reseñé para Libertad Digital. Ahí da cuenta de cómo nuestro país pasa de lo que él llama “el modelo castizo” a la globalización y la plena integración de nuestra economía en el concierto internacional.

Es un camino del cerrojo económico a la apertura al mundo, y del hambre, y una cierta mediocridad, a formar parte de los países más desarrollados. Una historia muy rica en aportaciones individuales y nada tiene de lineal. Da cuenta, por ejemplo, de drama que supuso para el franquismo el abandono del modelo castizo tras el Plan de Estabilización de 1959.

También expone lo que llama el modelo Aznar-Rato, una expresión que tiene visos de quedar fijada para el análisis histórico. Sobre ese modelo hay un interesante debate. ¿Lo comenzó el ministro Rato o ya venía del primer Solbes? ¿Vale como modelo para la situación actual, o estamos en una tesitura mucho más dura que entonces, y necesitamos un camino distinto hacia la recuperación?

Velarde, analista

Pero el profesor Velarde es también un analista de la coyuntura económica al que hay que escuchar. Les leeré extractos de una noticia, referida a una conferencia de Don Juan Velarde.

España avanza hacia una grave crisis de forma inevitable. / España corre el riesgo de ser expulsada del euro. / Reconoce que España crece a buen ritmo y sus indicadores señalan que su economía goza de buena salud. / Pero España está abocada a una grave crisis. / El problema es el modelo de ese crecimiento. / Está basado en la demanda interna sostenida sobre unos bajos tipos de interés y en una política fiscal más bien expansiva. / Todo ello convive con unos precios del consumo y de los bienes industriales muy altos, lo que lleva a la economía española a una grave pérdida de competitividad que se manifiesta en el déficit exterior. / Estamos acumulando un gran endeudamiento a corto plazo que cuando estalle repercutirá en la construcción, que se hundirá. / Hay países que están muy mal, como Italia, Portugal o Grecia. / Logroño, “II Foro Internacional de Economía Regional”. Mayo de 2006.

Es un ejemplo de los rare birds, o rara avis de los que habla Keynes. Que saben de teoría económica, pero también de historia económica y de la historia de su disciplina. Y de derecho. Y de matemáticas. Y de filosofía. Que comprende, en fin, un acervo de conocimientos que le sitúa la ciencia económica en un contexto social mucho más amplio.

Déjenme terminar con dos apuntes personales. El primero de ellos es el entusiasmo. ¿Cómo es don Juan Velarde? “Jóven”, me responde alguno de sus amigos. Efectivamente. Van a comprobar de inmediato su entusiasmo. Que es tal que incluso se lee desde las hojas inanimadas de un libro o un periódico.

Y para que no sea todo una relación de los éxitos y fortalezas de don Juan, les comentaré que tiene una debilidad por los dulces que le trae por el camino de la amargura.

Uno de los grandes economistas de dos siglos, maestro de varias generaciones de economistas, don Juan Velarde.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

H.L.A. Hart y la separación entre Derecho y Moral

En nuestras entregas anteriores, nos referimos a las críticas de H.L.A. Hart sobre la Teoría Imperativa del Derecho (mejor sintetizada por John Austin), y quedaba pendiente exponer cómo Hart, por