Skip to content

Feliz cumpleaño

Publicado en Libertad Digital

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Esta semana se cumple un año desde aquel soleado sábado de marzo en el que un grupo de unos treinta liberales nos reunimos para constituir el Instituto Juan de Mariana. Los que asistimos a aquel acto contábamos con un gran entusiasmo y con el tremendo aval de la presencia sorpresa de D. Luis Reig Albiol, una de las personas sin las que el actual movimiento liberal en España no sería ni de lejos lo que es.

Hemos concluido un año que ha sido trepidante. Algunos de los éxitos logrados no los hubiésemos imaginado ninguno de aquellos asistentes a la primera reunión. Por poner un ejemplo, los miembros del Instituto publicaron 368 artículos periodísticos (en 8 diarios o revistas) en los poco más de 9 meses de actividad que tuvimos en el 2005. Además, intervinimos en 18 programas de radio y logramos 14 apariciones en televisión.

Un mes después de arrancar formalmente presentamos al IJM en sociedad. Y lo hicimos con la participación de nuestro gran amigo, miembro y maestro Jesús Huerta Soto. También contamos en aquella jornada con la presencia de Esperanza Aguirre y del rector de la URJC que nos desearon larga vida al tiempo que agradecieron nuestra renuncia expresa a las subvenciones fondos públicos. Logramos tener un buen arranque gracias al apoyo que recibimos unas pocas instituciones –entre las que destacó el Competitive Enterprise Institute– y, sobre todo, a la gran cantidad de amigos y simpatizantes que se desplazaron a Madrid desde todos los puntos de la geografía española. ¡Parece que fue hace una década!

Ese mismo mes de abril tuvo lugar el del lanzamiento de nuestra página web. En el momento en el que escribo estas líneas el medidor de tráfico Alexa constata que en tan sólo un año ha logrado convertirse en la página más visitada de los think tank liberales en Europa. De hecho, comparando nuestro puesto 60.046 con el de los institutos liberales de los Estados Unidos, vemos que son muy pocos los que tienen todavía más éxito que nosotros. Este éxito se debe sin duda alguna a la masa crítica liberal que empieza a despuntar en el mundo de habla hispana, a un sobresaliente trabajo informático y, sobre todo, a unos comentarios diarios de una enorme calidad. Aprovecho esta ocasión para felicitar a todos los que lo hacen posible.

En octubre logramos abrir las puertas de nuestra sede en el centro de Madrid. Muchos realizamos un gran esfuerzo aprendiendo a ser carpinteros, pintores, fontaneros, albañiles y electricistas en horarios nocturnos. Pero creo que hoy podemos asegurar que mereció la pena. Desde entonces el local ha acogido a más de una docena de conferenciantes. De hecho, sólo en 2005 los miembros del Juan de Mariana protagonizaron una veintena de conferencias, si a las que tuvieron lugar en la Calle del Ángel le sumamos las que se llevaron a cabo ante otros auditorios.

Toda esta actividad que, unida a la de otras organizaciones y páginas web, sitúa al movimiento liberal español a la cabeza de Europa es una pequeña parte de lo que queremos llegar a conseguir. Y no me estoy refiriendo a los objetivos de ningún plan diseñado por miembros del IJM sino a los proyectos e ideas de numerosos liberales de hispanoparlantes que el Instituto espera poder ayudar a hacer realidad. Y es que, en esencia, la marca característica del IJM (sobre todo si lo comparamos con otros institutos liberales) es ser una plataforma institucional que pretende servir de apoyo y dar voz a todos los amantes de la libertad individual que tienen una idea y que con un poco de ayuda estarían dispuestos a ponerla en práctica. Eso sí, una estupenda plataforma cuya esencia es la mejor generación de liberales que probablemente haya tenido este país y que existe, no hay que olvidar, gracias al enorme esfuerzo realizado durante varias décadas por algunos batalladores solitarios e incansables.

Los próximos meses creo que todos seremos testigos de la puesta en marcha de diversos proyectos que diferentes personas han propuesto al Instituto:

  • Convocaremos un premio liberal de fin de carrera.
  • Empezaremos a publicar y divulgar estudios en los que llevamos medio año trabajando.
  • Esperamos abrir varias líneas editoriales y publicaremos interesantes obras como El Tratado y Discurso de la Moneda de Vellón y la traducción española de The Real Lincoln.
  • Organizaremos más y mejores conferencias fuera de nuestro local. A la vuelta de la esquina tenemos, por ejemplo, la celebración el día 28 de marzo de un conjunto de cuatro conferencias cortas en la Universidad Carlos III de Madrid bajo el título «Kyoto: solución o problema» (en colaboración con la UDE).
  • Realizaremos varios seminarios sobre Economía Austriaca y liberalismo.

Aparte de esta ampliación de nuestras actividades tenemos que mejorar notablemente en varios puntos débiles. Uno de estos aspectos en los que urge mejorar es la comunicación interna con los socios, patrocinadores y simpatizantes. El nuevo newsletter que esperamos poder estrenar antes de fin de mes es un intento de cubrir esa laguna.

Con la ocasión de este primer aniversario les animo a subirse a esta plataforma. Por un lado para que puedan llevar sus sueños a cabo y, por el otro, para ayudarnos a mejorar. Este ha sido un año muy duro, de un ritmo a veces extenuante, y sin embargo lo conseguido, aúun siendo un éxito reconocido a nivel internacional en diversas reuniones de think tank, no es casi nada en comparación con la tarea que tenemos por delante.

La defensa de la libertad sin adjetivos ni hipotecas, de la libertad a secas, nunca ha sido ni será jamás una tarea fácil. Pero con el capital humano con el que contamos y el espectacular nivel de participación de todos los que se han ido incorporando a esta casa el futuro se presenta prometedor. Enhorabuena a todos.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

El lenguaje económico (XXXVII): salario

El salario es un precio (información) y también la cantidad de dinero (y otros beneficios no monetarios) que se percibe por realizar un específico trabajo. El trabajo no es una mercancía, pero su precio «se determina en el mercado del mismo modo que se fijan los precios de las mercancías»