Skip to content

Homenaje en Toledo a Juan de Mariana

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

El homenaje a Juan de Mariana es el tercero de lo que hemos venido en llamar el Scholastics Road Show en recuerdo de varios doctores escolásticos de nuestro Siglo de Oro (1550 – 1650).

Por iniciativa del catedrático Jesús Huerta de Soto, y con el apoyo y organización de nuestro Instituto, acaba de celebrarse un homenaje a Juan de Mariana en la ciudad imperial de Toledo. El Acto tuvo dos lugares relevantes: la Catedral Primada, con un encuentro con el Deán en la Sala Capitular seguido de las conferencias que les escribo a continuación; y una ofrenda floral en la antigua iglesia de los jesuitas, donde se encuentra la tumba de Mariana.

Este homenaje es el tercero de lo que hemos venido en llamar Scholastics Road Show: un recorrido por la geografía española en recuerdo de varios doctores escolásticos de nuestro Siglo de Oro (1550 – 1650). Comenzó en la catedral de Segovia en 2013, donde está el sepulcro de Diego de Covarrubias, obispo de aquella ciudad del que luego hablaremos (era hijo, por cierto, del arquitecto que construyó la catedral de Toledo, Alonso de Covarrubias). En 2014 nos trasladamos a Pamplona para conmemorar a Martín de Azpilcueta, el doctor Navarro (aunque su sepultura se encuentra en la iglesia romana de San Antonio de los portugueses). Y como indicaba su promotor, Huerta de Soto, después de Toledo están previstos dos desplazamientos más, al Monasterio del Escorial y a Salamanca, de los que les informaré puntualmente.

El Acto Académico consistió en tres conferencias: Juan Ramón Rallo, Director del Instituto, presentó a Juan de Mariana como un antecedente del pensamiento liberal. Lo justificaba en sus intuiciones sobre la necesidad de respetar unas normas (derecho natural, en lenguaje de Rothbard) y seguir las costumbres que espontáneamente genera la sociedad (Hayek) como requisito para estructurar la convivencia de los pueblos (Mises). También explicaba una falsa interpretación de Mariana como defensor del absolutismo, siendo que precisamente este jesuita defendía con firmeza el sometimiento del Rey a las leyes, incluso hasta el punto de justificar la deposición de un monarca convertido en tirano. Pero, ¿cómo podemos discernir quién abusa del poder?: por ejemplo, señalaba, cuando se imponen tributos excesivos, se manipula la moneda o se incurre en gastos injustificados…

A continuación intervino Ángel Fernández, del que ya les he anunciado en estos Comentarios la defensa de su Tesis Doctoral sobre Juan de Mariana. Explicaba por una parte la composición de una Escuela Española de Economía, a partir de las enseñanzas de Francisco de Vitoria en Salamanca, pero que trascenderá los límites de aquella universidad llegando también a otros países europeos. Su contenido se puede resumir en los diez puntos que el propio Ángel Fernández escribía hace poco a propósito de esta reunión. También recordaba, al hilo de una idea expuesta por Rallo, sobre la influencia de Mariana en John Locke, cómo efectivamente el pensamiento de Juan de Mariana fue conocido por los padres fundadores de los Estados Unidos, ya que consta que sus libros estaban en las bibliotecas de John Adams y Thomas Jefferson.

Otra cuestión interesante es la aparición del concepto de “orden espontáneo”, desarrollado sobre todo por Hayek en Derecho, legislación y libertad. Aquí señala que la existencia de “los fenómenos que son fruto de la acción humana pero no del designio humano”, una idea atribuida al moralista escocés Adam Ferguson, fue sin embargo una intuición anterior de los doctores escolásticos españoles (cita por ejemplo a Luis de Molina) cuando estaban pensando en una explicación sobre los precios. Efectivamente, el comportamiento económico del hombre se ajusta más a este principio, distinto de las ciencias físicas o matemáticas.

Para terminar, les voy a resumir muy brevemente la conferencia del profesor Huerta de Soto, ya que con toda seguridad podrán leerla en el próximo número de la revista Procesos de Mercado, que publica en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (junto a un reportaje audiovisual). Por ejemplo, la referencia al obispo de Segovia Diego de Covarrubias, que mencioné antes: frente al desvío objetivista de Adam Smith en su teoría sobre el valor (centrada principalmente en el trabajo), Covarrubias y el resto de los escolásticos enfatizaron más bien su carácter subjetivo: «el valor de una cosa no depende de su naturaleza objetiva sino de la estimación subjetiva de los hombres, incluso aunque tal estimación sea alocada»; y añade para ilustrar su tesis que: «en las Indias el trigo se valora más que en España… y ello a pesar de que la naturaleza del trigo es la misma en ambos lugares».

En cuanto a nuestro homenajeado, el padre Mariana, nos recordaba su más conocida obra: el Tratado y discurso de la moneda de vellón (De monetae mutatione), donde critica la manipulación de la moneda como una injerencia del gobierno en la economía, que además provoca una subida de los precios (lo que hoy conocemos como inflación), en el fondo, un impuesto injusto ya que no cuenta con el consentimiento del pueblo. También se refirió a la famosa Historia de España del jesuita, un gran relato de la lucha por la libertad frente a los tiranos que, junto al De rege et regis institutione, serán las obras que le llevaron a las bibliotecas norteamericanas.

Jesús Huerta de Soto terminó lamentando que no exista una buena edición de las Obras Completas de Juan de Mariana, habida cuenta la importancia de su pensamiento -así como del resto de nuestros doctores escolásticos-. Consideraba que debemos sentirnos orgullosos de esa tradición liberal, defensora de un orden social espontáneo y del concepto dinámico de la competencia y de la actividad empresarial, frente a los modelos estocásticos de equilibrio general que pretenden (con esa fatal arrogancia denunciada por Hayek) explicar matemáticamente los procesos de la creatividad humana. Termino recordándoles que próximamente se entregará el X Premio Juan de Mariana al profesor Huerta de Soto: ya solo por este reciente Acto parece que lo tiene bien merecido… ¡No se descuiden para reservar sitio en la Cena de la Libertad!


2 Comentarios

  1. Descubrir o redescubrir a
    Descubrir o redescubrir a amantes de la libertad y descubrir o redescubrir que fracasaron tan rotundamente como los actuales, pues los Austrias les hicieron tanto caso a los escolásticos como los presidentes democráticos a los liberales contemporáneos; pudiera dar algún consuelo a quienes tener razón les alivia la carga de soportar la sinrazón.
    A mí, tanto liberal ignorado por la sociedad y la política durante tantos siglos, me reafirma en la convicción de que la ética de la libertad y las relaciones sociales no coactivas, tampoco se generalizarán en la sociedad y la política, el presente siglo.

  2. Breve glosa pero interesante.
    Breve glosa pero interesante.

    Tuve el placer de saludarlo en la Iglesia de los Jesuitas y felicitarle por sus comentarios.

    Decir sobre el acto que la lluvia…. bueno, nos apresuró a todos un poco, que fue, sobre todo la conferencia de huerta, emotiva, sobre todo para un Toledano, si bien de adopción, que siente y vive la ciudad como propia.

    Recordar la historia de Toledo vista desde el punto de la guerra de las comunidades no hace sino valorar en mucho mas lo que esta ciudad, que parece mas anclada en el tiempo de los antiguos reinos, hizo por la importancia de la ley y del respeto que aquellos reyes debían a sus súbditos, antes de la llegada de los Austrias y su empeño en el Absolutismo.

    Una aportación de Hoppe, la de la monarquía como mejor forma de gobierno, que visto desde esa óptica encuentra mas sentido.

    Y sobre todo agradecer al Instituto Juan de Mariana el que…. por fin, hiciera algún acto en la ciudad más ligada a la historia de quien da nombre a su Instituto.


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

El caso Tornado Cash

El pasado martes 14 de mayo la justicia holandesa condenó a 64 meses de cárcel a Alexey Perstev, por blanqueo de capitales, concluyendo que es responsable de dicho delito. Perstev