Skip to content

Los periódicos de mañana

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

El movimiento ya ha comenzado. Más de 6.300 periodistas han perdido su trabajo en los EEEU, y todos estos trabajadores estaban empleados en las ediciones impresas; ninguno pertenece a las ediciones online. 28 medios han eliminado más de cien puestos de trabajo y 7 han prescindido de más de 200 personas. El New York Times comunicó en febrero de 2008 que iba a recortar 100 puestos de trabajo, el San Francisco Chronicle anunció en mayo que se desharía del 25% de sus trabajadores para finales del verano y otros medios como el Washington Post, LA Times, Chicago Tribune o el Baltimore Sun también han llevado a cabo despidos.

Ya no son teorías. Los medios online están acabando con los medios impresos. La transformación que están viviendo los medios de comunicación es imparable. Los periódicos además de transformarse de medios off a on están inmersos en un nuevo mercado, ya que no sólo compiten con sus iguales si no con otras empresas como buscadores, portales o agregadores.

Los medios están buscando diferentes fórmulas para adaptarse a la nueva situación: medios como el New York Times han optado por la vía de las adquisiciones, comprando About.com; otros han probado mezclar la venta de publicidad offline y online (que no está funcionando); otros han intentado juntarse y agrupar su tráfico para ofrecer a los anunciantes mayor volumen; y por último otros han decidido vender un paquete que incluye anuncios del periódico con anuncios de buscadores como Google y Yahoo. Son fórmulas, algunas buenas y otras no tanto, pero revelan que los medios se están adaptando a nuevo mercado, un mercado que si a alguien está beneficiando es a los usuarios, a las personas que consumen información.

Se empiezan a escuchar opiniones contrarias a esta transformación que argumentan que estos cambios hacen que los periodistas cobren menos importancia y que los medios online están demasiado volcados a lo que demandan sus usuarios. Muchas de estas opiniones vienen de los propios periodistas, que ven mermada su capacidad de influencia al tener que someterse a las necesidades informativas de los lectores y no a líneas editoriales predeterminadas. Pero están nadando contracorriente. Este nuevo mercado de los medios de comunicación es un ejemplo perfecto para demostrar que los mercados libres tienen a internet como el mejor aliado.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

El valor del intercambio

Si el intercambio nos hace más prósperos, cuando el territorio político se incorpore al mercado viviremos el mayor periodo de prosperidad de la historia, al introducir la competencia entre jurisdicciones y restaurar la libertad política.

Bolivia: no fue un golpe, fue un fraude

No es una novedad que la democracia boliviana viva episodios como el del miércoles 26 de junio con la intentona burda de golpe de Estado protagonizada por el exgeneral de