Skip to content

Madrid, ¡Por Tutatis!

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Astérix y Obélix son una serie de historietas cómicas creadas por el dibujante Albert Uderzo y el guionista René Goscinny, que aparecieron por primera vez publicadas en 1959. En ellas, se cuentan las aventuras de una pequeña aldea gala, que se resiste a la conquista romana, liderada por el emperador Julio César.

Llevando esta historia a nuestros días, en nuestro país también hay una región que se resiste a una conquista, si bien no es una pequeña aldea, sino la capital del reino, Madrid, y todo el conjunto de su región. Y pese a que también luchan contra un “cesarismo” (surgido de una moción de censura), no son legiones romanas las que quieren ocupar esta próspera comunidad, sino el socialismo y la mediocridad en todas sus formas.

Para enfrentarnos a este terrible enemigo, no contamos con el astuto Astérix, sino con un también pequeño abogado del Estado como alcalde. Y en vez del valiente y fornido Obélix, tenemos a nuestra aguerrida presidenta. Algo en lo que sí que coincide de lleno nuestra historia y la de los infatigables galos, es la existencia de una formula muy poderosa, que es la que permite resistir y prosperar frente al asedio. En nuestro caso, nuestra poción no es secreta como la que preparaba el druida Panoramix en su marmita. Sino que la fórmula de Madrid, la piedra angular de todo su éxito, es de sobra conocida, la libertad. Madrid es prospera, Madrid resiste, Madrid progresa, porque Madrid es libre.

Muchos de los enemigos de este éxito, que ansían que Madrid caiga, reducen esta libertad a poder disfrutar sin límite de la hostelería. Y eso existe, por supuesto, que menos. Pero reducir las ideas de libertad simplemente a eso, es ser, sin querer o queriendo, muy corto.

Madrid triunfa y resiste porque en ella tienes libertad para elegir médico, Madrid triunfa y resiste porque en ella tienes libertad para elegir centro de estudios. Madrid triunfa y resiste porque en ella tienes la libertad de que no te confisquen demás, del sueldo que cada uno percibe por su duro trabajo. En definitiva, Madrid triunfa y resiste porque vivir en ella significa vivir libremente, en un mundo en el que desgraciadamente esto es cada vez más complicado.

No sabemos que les deparará el futuro a nuestros héroes, pero lo que sí que conocemos es como se preparan para ello. En los próximos 20 y 21 de Mayo se celebrará el Congreso del PP de Madrid, donde se renovarán los mandos de este inquebrantable ejército liberal-conservador.

Ya no vale solo con resistir los ataques como hasta ahora, el objetivo es mucho más ambicioso. Esta celebración servirá para organizar la contraofensiva, que consiga expulsar definitivamente cualquier rastro de socialismo y miseria, no solo de la comunidad madrileña, sino del resto de la nación.

Como en estos dos últimos años, guiados por la presidenta Isabel Díaz Ayuso, prietas las filas en torno a ella. No hay un segundo que perder, hay un país que recuperar, un futuro que conquistar.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más artículos

El positivismo jurídico y la tiranía (II)

Ideas positivistas muy pedestres dominantes entre los juristas españoles les privan de argumentos para defender la existencia de un Poder Judicial independiente que sostenga el imperio de la Ley y el Estado de Derecho

Anomalías democráticas (y V)

El sistema universitario, por su forma de ser, constituye una anomalía que debe ser analizada desde un punto de vista independiente del sistema educativo. Para empezar, no se trata del