Skip to content

Nuevos ataques contra la privacidad y la libertad

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

El pasado 24 de abril, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos arrestó a Keonne Rodriguez y William Lonergan Hill, los desarrolladores del mezclador whirlpool del monedero Samourai para Bitcoin. Se ha justificado el arresto a estas dos personas alegando que presuntamente habrían colaborado en actividades de blanqueo de capitales a través de whirlpool.

Antes de entrar en materia conviene aclarar que Bitcoin no es un sistema anónimo porque todas las transacciones son públicas y toda transacción tiene al menos un identificador de origen y un identificador de destino. Por tanto, todas las transacciones están enlazadas. Estos identificadores en principio son simples números, pero si se asocia el identificador con la identidad real de su propietario, entonces es posible rastrear sus movimientos e incluso identificar sus saldos.

Problemas de seguridad y privacidad de Bitcoin

Esto es un problema de privacidad importante. Si por ejemplo yo tuviera 1 Bitcoin y quisiera pagar 0,01 en una tienda, se creará una transacción con dos salidas, una de 0,01 para el destinatario y otra de 0,99 para mí. Como las transacciones son públicas, el destinatario podría consultar el origen de la transacción y averiguar mi saldo antes y después de realizar el pago. 

Tratándose Bitcoin de un activo al portador, esto no solo es un problema de privacidad sino también un problema de seguridad importante. Si imaginamos que ese Bitcoin es todo mi patrimonio, la anterior transacción trasladada al mundo del dinero en efectivo sería el equivalente a llevar todo mi patrimonio en mi cartera y enseñarle el contenido al receptor del pago. Si el receptor es alguien sin escrúpulos, podría utilizar esa información para robarme. 

Todo lo anterior hace que mantener la privacidad en Bitcoin sea una tarea enormemente compleja en el entorno regulatorio actual. Por ejemplo, comprar Bitcoin en una entidad que te obliga a facilitar tu nombre y tu dirección implica que cuando retires tus bitcoins de la entidad hacia un monedero personal, cualquiera que tenga acceso a la base de datos de clientes de la entidad podrá asociar tus Bitcoins a tu nombre y dirección. Es decir, saben donde vives y cuantos Bitcoins posees. Teniendo en cuenta que todas las bases de datos de entidades importantes acaban tarde o temprano en manos de criminales, es un auténtico disparate autocustodiar tus Bitcoins si los has comprado en una entidad regulada. Si tienes las claves de acceso en tu casa o los criminales creen que las tienes, pones en gravísimo peligro tu seguridad y la de tu familia.

Estrategias para mejorar la privacidad

Hay diversas estrategias que se pueden llevar a cabo para mejorar la privacidad, como por ejemplo repartir el saldo en transacciones de distintos tamaños y realizar cada pago a partir de transacciones de un tamaño similar al pago para no revelar tu saldo total. Los códigos anónimos de pago o paynyms que sirven para recibir pagos del público sin que nadie pueda saber cuánto recibes ni en qué dirección. O los mezcladores que sirven para desvincular tu Bitcoin de toda transacción anterior. Un mezclador lo que hace es agregar transacciones de varios usuarios y transformarlas en múltiples transacciones de salida idénticas entre sí que no pueden vincularse con su transacción de entrada original. 

Sin entrar en mayores detalles técnicos, creo que es evidente para el lector que utilizar funciones de privacidad es una cuestión de prudencia elemental y de higiene digital. Más de uno dirá que estas funciones de privacidad pueden utilizarse también para evadir impuestos o para fines ilícitos, pero esto es totalmente irrelevante. En el mundo fiat también pueden utilizarse, algoritmos, ordenadores o lápiz y papel para diseñar una estrategia para evadir impuestos, y no por ello es justificable regular y fiscalizar todo uso de tu ordenador o documentos privados.

El FBI solicita que renuncies a tu privacidad

Más aún cuando el Estado demuestra que a diferencia del mundo de ladrillo y cemento, en el mundo digital es incapaz de resolver delitos y de proteger la información que recopila sobre nosotros. A pesar de ello, no parecen tener límites en sus propósitos de control. En coordinación con el departamento de justicia, el FBI emitió una advertencia pública “recomendando” a los ciudadanos que faciliten sus datos personales en sus transacciones con criptomonedas. Un disparate de seguridad aberrante: ¡Que los datos personales de poseedores de activos al portador estén disponibles en bases de datos centralizadas! El FBI sabe perfectamente que esos datos acabarán en manos de delincuentes, pero claramente les importa un comino. Mientras ellos puedan acceder a los datos para controlar al ciudadano, les da exactamente igual que los criminales también puedan acceder a ellos.

Pues bien, el departamento de justicia argumenta que los desarrolladores del mezclador de Samourai organizaban activamente el proceso de mezcla de manera que califican como transmisores de dinero, y en consecuencia, deberían haber solicitado el correspondiente permiso y haber aplicado los procedimientos de prevención de blanqueo de capitales identificando a todos los usuarios que participaban en los procesos de mezcla. Afirman, además, que posiblemente se han blanqueado unos dos mil millones de dólares de fondos ilícitos, y que ellos se habrían lucrado en el proceso.

Samourai y la lucha por la libertad

El trámite judicial que se abre ahora es esencial en la lucha por la libertad. En las cryptowars de los años 90′, los cypherpunks ganaron la batalla al gobierno en los tribunales acogiéndose a la primera enmienda defendiendo que el software es libertad de expresión. Argumentaron que si no se puede prohibir la publicación y distribución de un algoritmo en un libro impreso, pues censurarlo supondría violar la primera enmienda, no hay razón para evitar que exactamente ese mismo texto se pueda distribuir en un medio electrónico.  Además, la ejecución de ese algoritmo no implica nada más allá de introducir texto como entrada y obtener también texto como salida.

Pero a pesar de la derrota sin paliativos hace ya tres décadas, vuelve la cabra al monte arremetiendo contra la privacidad y la libertad. En este caso puede que jurídicamente el gobierno tenga más posibilidades. Porque se trata de transacciones que tienen valor y podrían llegar a argumentar con éxito que determinados bits de información, aparte de ser texto, son una mercancía que se puede comprar, vender o transmitir en un sentido económico. Ocurre lo mismo que con los bits que conforman los datos del saldo de una cuenta corriente de un banco. También tienen a su favor que Samourai ejercía el rol de coordinador y se lucraba cobrando comisiones, de manera que podría entenderse que whirlpool es un servicio y no un simple programa de software.

Útil para ONGs y grupos terroristas

Sin embargo, el argumento de otorgar la naturaleza jurídica de mercancía a un conjunto de bits puede tener muchos problemas. El monedero de Samourai siempre se ha publicitado como una herramienta de privacidad. De hecho, los códigos anónimos de pago (paynyms) que mencionamos anteriormente fueron inventados por ellos y podrían ser utilizados igualmente para recaudar fondos anónimamente por una ONG, por un activista político o por un grupo terrorista para financiarse. En el último caso, ¿Se podría acusar a Hill y Rodríguez de colaboración con banda terrorista por el hecho de haber desarrollado los paynyms

Según tengo entendido, es crucial en este caso que el gobierno demuestre la intención de colaborar en el blanqueo de capitales por parte de los programadores. Si desgraciadamente les acabaran condenando y esta intención quedara bien clara en la sentencia, al menos quedaría la puerta abierta a la posibilidad lícita de desarrollar herramientas de software que permitan el mezclado de unidades Bitcoin con el propósito genérico de conseguir mayor privacidad, siempre y cuando quede bien claro que el propósito de dicho software es ese objetivo genérico, independientemente de la naturaleza lícita o ilícita de los fondos de los usuarios que puedan utilizar este software. 

Poner a prueba la antifragilidad del sistema

La jugada del gobierno americano es ambiciosa, pues si consigue condenar a Hill y Rodríguez asustará a programadores y usuarios a la hora de desarrollar y utilizar cualquier protocolo de ofuscación de transacciones. Pero también es una jugada peligrosa porque al arrinconar a la comunidad de Bitcoin está poniendo a prueba la antifragilidad del sistema, de manera que podría acabar por salir más fuerte ante este ataque si algún programador anónimo acaba desarrollando un protocolo de mezcla totalmente descentralizado que cualquiera pueda utilizar.

Llegados a este punto, será crucial ver cómo los gobiernos van a tratar a los usuarios que utilicen estos protocolos de privacidad, que son en última instancia esencial para la seguridad física de los propietarios de un activo al portador, como es Bitcoin. ¿Defenderán el derecho a la privacidad y la seguridad de los usuarios? Mucho me temo que no. Mucho me temo que redoblarán la coacción para conseguir que cedamos nuestra privacidad y entonces veremos hasta qué punto los ciudadanos agachamos la cabeza o plantamos cara a la coacción estatal.

Ver también

Privacidad y fungibilidad en Bitcoin. (Manuel Polavieja).

10 Comentarios

  1. Estimado Sr, Polavieja, dice Vds. :

    «»» Esto es un problema de privacidad importante. Si por ejemplo yo tuviera 1 Bitcoin y quisiera pagar 0,01 en una tienda, se creará una transacción con dos salidas, una de 0,01 para el destinatario y otra de 0,99 para mí. «»
    Si yo he entendido bien, esto que dice Vd. no es verdad, a no ser que Vd. sea un privilegiado , quizás por su encomiable labor divulgativa, y el Señor “Sakamoto” no le cobre comisión; pero lo cierto es que si la cobran; en consecuencia, resulta que el “sistema Bitcoin” opera en sentido estrictamente económico (la jerga informática me da igual) como un custodio al 100% de “activos bitcoin”, exactamente igual que los depositarios de materias primas que operan en el mercado de Chicago; ergo, si bitcoin llegase a ser DINERO en sentido estricto (jamás ocurrirá) funcionaria como un depositario-custodio del mismo; para que quede claro, no seria el propietario del mismo; ¿Si o No?; si es Si, entonces que hacemos con los medios fiduciarios? Le ruego que me desvele el misterio.
    Lo de abajo lo extraje del sitio WEB de Bitcoin; ahora bien, puede que “Sakamoto” cuente trolas.
    Un cordial saludo.

    ¿Cuánto cuestan las comisiones por transacciones de bitcoin?
    Las comisiones por enviar bitcoin pueden variar desde unos pocos centavos hasta $100. La razón de la gran variación es que las comisiones de Bitcoin dependen tanto de la oferta y la demanda (es decir, de lo congestionada que esté la red en un momento dado) como del «tamaño» de tu transacción. El tamaño se ve afectado principalmente por las entradas, por lo que si tu transacción tiene muchas entradas, ocupará más espacio en el bloque y demandará una comisión más alta. Por ejemplo, si quieres enviar 10 BTC, hay una buena posibilidad de que tu transacción requiera más entradas que si quieres enviar 1 BTC. La transacción de 10 BTC podría consistir en 5+2+1+1+1 (un total de 5 entradas) mientras que la transacción de 1 BTC podría ser solo dos entradas como en nuestro ejemplo de Mark/Jessica
    Muchas billeteras, incluyendo la Bitcoin.com Wallet, permiten a los usuarios establecer manualmente las comisiones de las transacciones. Esto te ayuda a evitar pagar de más. Por ejemplo, si no tienes prisa, puedes establecer la comisión más baja de tal manera que será recogida por un minero cuando la red esté menos congestionada. También puedes asegurar que tus transacciones se procesen de inmediato aumentando tu comisión.

  2. Una aclaracion :
    Arriba dije erroneamente : «»para que quede claro, no seria el propietario del mismo;» por supuesto, queria referirme a los Bitcoins.

    Por cierto, para que se vea que los «Sakamotos» no tienen ni idea de Teoria Economica y , por ende, Monetaria, es pertinente la siguiente cita:

    «»» Las comisiones por enviar bitcoin pueden variar desde unos pocos centavos hasta $100. La razón de la gran variación es que las comisiones de Bitcoin dependen tanto de la oferta y la demanda (es decir, de lo congestionada que esté la red en un momento dado) como del «tamaño» de tu transacción.»»
    Veamos Por qué :
    1º) Que la red este congestionada es un defecto tecnico del sistema, pero en terminos economicos el cobro de comisiones no tiene nada que ver con la demanda y la oferta de Bitcoins; imaginemos que tecnicamente el sistema es capaz de descongestionar la red y lograr que las transacciones se realicen en la Red a 5.000 Megabits por segundo (la maxima, de momento); acaso cambia la cantidad y por tanto la oferta y/o demanda de Bitcoins?
    No, es la misma; las comisiones tienen que ver con la Tasa de Beneficio Bruta de la empresa propietaria del sistema que proporciona los servicios de custodia y de contabilidad o registro.; mas aun, que yo sepa, aqui no hay transacciones de Bitcoins intertemporales, es decir prestamos de bitcoins con tasa de interes que, ademas, en cualquier caso son neutras con respecto a la oferta y demanda de Bitcoins.
    2) Contra que se cambia Bitcoin?; pues, contra mercancias (bienes de consumo) y siempre, en ultima instancia contra dinero Fiat (la inmensa mayoria de las operaciones); como hay inflacion monetaria Fiat sistematica, pues pasa que la Burbuja especulativa de Bitcoins es descomunal, y a diferencia del Oro y la Plata ahora desmonetizados y que en su momento fueron dinero cumpliendo con el Teorema regresivo del Dinero de MISES, si hay una crisis financiera grave los bitcoins caeran en picado; si el sistema Fiat cae, el dinero seguramente volvera a ser el Oro, porque ademas la tecnologia actual permite certificados monetarios de Oro y efectuar transacciones con ellos cuasi inmediatas por parte de los custodios; de hecho ya existen estos custodios en Suiza; verbigracia : Bullionvault, participada por la casa Rothschild.

    Un cordial saludo.

  3. Omito la comisión de transacción por simplificar, ya que no tiene relevancia para lo que pretendo explicar en el post. Además, es posible que una transacción vaya sin comisiones porque son voluntarias por protocolo, no obligatorias. Transacciones sin comisión eran bastante habituales hace años, pero hoy en día ya es muy poco probable que te la procesen sin comisiones a no ser que seas un minero procesando una transacción propia.

    Bitcoin no es como las materias primas depositadas en Chicago. Los mineros solo cobran por incluir una transacción en un bloque, nada más. En ningún caso pueden disponer de los BTCs de otros. No son custodios.

    En cuanto a la oferta y demanda, me temo que es usted quien no lo entiende. Lea con atención y verá que se están refiriendo al espacio de bloque. La oferta de espacio de bloque es fija (caben unas 2000 transacciones). Cuanto más demanda de transacciones hay para un espacio de bloque fijo, hay que pagar comisión más alta para que los mineros incluyan tu transacción en el siguiente bloque. Por norma general los mineros eligen las 2000 transacciones que pagan más comisión de entre todas las transacciones pendientes de procesar.

  4. Cobran comisiones punto; me da igual; sabe por que? A ver si lo entiende; porque los precios no vienen determinados por los costes; ergo, si son comisiones, solo pueden ser por la custodia; si no lo son entonces son costes de produccion del minero. Mas aun, como Bitcoin no es fungible, entonces no puede haber un precio unico al que tiende el mercado, como ocurre en el caso del dinero en sentido estricto; bitcoin jamas sera dinero; servira para que Vd. Siga dando la murga como siempre.

    • Yo mismo sostengo que Bitcoin nunca será dinero. Quien da la murga es usted que opina sin saber que sostengo que no será dinero, y sin tener ni idea de como funcionan las comisiones de transacción en Bitcoin. Nadie, salvo usted («si no lo son entonces son costes de producción del minero»), dice que las comisiones vengan determinadas por los costes, sino por la oferta y demanda de espacio de bloque como le he explicado. Son el precio por incluir una transacción en un bloque. Y que este precio, como cualquier otro, se determine así no implica que sean comisiones de custodia. Le vuelvo a repetir: Los mineros no custodian nada.

      • Pues entonces, si no va a ser dinero, dedicate a otra cosa; no mezcles churras con merinas; es que me jode mucho tanto diletantismo «figuron y fatuo»; ahora bien, como dicen en mi pueblo » cada un vaise por si»: pues eso.

      • Ademas no sabe leer, salvo que manipule, que es lo mas verosimil; dice :

        «» Nadie, salvo usted («si no lo son entonces son costes de producción del minero»), dice que las comisiones vengan determinadas por los costes,»»

        A ver, donde digo yo eso? Lo que digo es que las comisiones obedecen a los servicios de custodia del sistema; o es que acaso los bitcoins son metafisicos, misticos o estan en extasis? ; lo dicho, no tiene ni idea de economia y ademas es un charlatan.

        • Dice: «ergo, si son comisiones, solo pueden ser por la custodia; si no lo son [comisiones de custodia] entonces son costes de producción del minero».

          Es decir, que según usted si no son comisiones de custodia (que no lo son) entonces serían costes del minero (que tampoco lo son).

          Las comisiones, vuelvo a repetir, no son por ningún servicio de custodia. Son comisiones por realizar una transacción. ¿Que comisiones de custodia han pagado los que minaron Bitcoins hace 1, 5, 10 o 15 años y que aun no se han movido? Ninguna. Cero.

  5. Por supuesto, la comision es un coste de oportunidad para el propietario del Bitcoin, es decir el «consumidor» del servicio de custodia.


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

Crisis en el estatismo

La tarea contra el estatismo es fundar nuevas escuelas y universidades liberales o transformar a las instituciones educativas para que la cultura libertaria penetre en la población y la puedan defender contra el estatismo.

‘Road to freedom’: Stiglitz contra Hayek y Friedman

Resulta vergonzosamente claro que Stiglitz no ha leído mucho a Hayek. La afirmación de que Hayek basó su economía política en la competencia perfecta entre seres humanos racionales que se supone que lo saben todo sobre cualquier cosa es un disparate.