Skip to content

Por qué habrá un estallido inflacionario en la Argentina y no en Estados Unidos

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

El Banco Central de la República Argentina monetiza el déficit del Gobierno por la pérdida de recaudación provocada por la cuarentena.

Las diferencias entre un país sin moneda y otro que tiene una divisa aceptada en todo el mundo

En este momento viene a la memoria la participación de Axel Kicillof en unas Jornadas Monetarias y Bancarias organizadas por el Banco Central de la República Argentina en 2011 donde dijo: “Según la teoría ortodoxa, una quintuplicación de la base monetaria debería haber engendrado un terrible proceso inflacionario”. Dado que eso no ocurrió, sugería sustituir la ortodoxia con un nuevo marco teórico. El equipo económico actual sigue esa línea. Críticos de la teoría cuantitativa del dinero creen que pueden domar la inflación sobre postulados heterodoxos que han sido descartados por la mayor parte de la profesión.

Lo cierto es que Axel Kicillof se equivoca, pues Milton Friedman y los ortodoxos jamás afirmaron que quintuplicar la base monetaria genera “un terrible proceso inflacionario”. Lejos de ello, hay un supuesto en esa parte de la teoría que le enseñaron al actual gobernador de la provincia de Buenos Aires en la UBA que dice: “Si la velocidad de circulación permanece constante”, entonces la inyección de liquidez puede ir a precios. El supuesto es un factor determinante en la predicción. No fue el caso en la gran depresión que estudió Milton Friedman en su famoso libro con Anna Schwartz sobre la historia monetaria de los Estados Unidos, ni tampoco fue el caso en la Gran Recesión de 2008, pues en ambos casos hubo una fuerte contracción de la velocidad de circulación del dinero, entendido como la inversa de la demanda de dinero.

Muchos economistas argentinos, lamentablemente, no han comprendido aún la teoría básica del equilibrio monetario. Una teoría que enseña que en la medida que la oferta crece por encima de la demanda de dinero habrá un desequilibrio llamado inflación, y que será tanto mayor cuanto más amplio sea el desborde de la circulación de pesos.

En el escenario concreto de la Gran Recesión de 2008, con impacto global en 2009, el mundo demandó más dólares y con ello se hundió la velocidad de circulación del dinero, lo que contrarrestó el efecto expansivo de la masa monetaria. Más en detalle, la liquidez que inyectó la Reserva Federal “quintuplicando” la base monetaria fue absorbida por el sistema bancario, lo que impidió que saliera el dinero a la calle generando el aludido efecto inflacionario.

El caso es importante para entender la economía de la pandemia. En el escenario actual, también hay recesión global, sumado a un temor por la pérdida de empleo, y un fuerte incremento en la demanda de dinero. La liquidez que inyectan los bancos centrales intenta justamente acompañar la mayor demanda de dinero, y en la medida que se mantenga cierto equilibrio monetario, no observaremos un proceso de alta inflación.

Técnicamente, la demanda de dinero abandonó en estos meses su nivel habitual y los bancos centrales acompañaron la subida con mayor oferta de dinero. Terminada la cuarentena global se espera que la demanda de dinero retorne a su nivel anterior, lo que obligará a los bancos centrales a retirar liquidez con el mismo instrumento con el que la expandieron, siendo el más general, las operaciones de mercado abierto.

En otros términos, los bancos centrales compran bonos e inyectan liquidez, y cuando la cuarentena termina, venderán bonos para recuperar la liquidez inyectada. Como los bonos tienen un valor de mercado, la posibilidad concreta de expandir y contraer la masa monetaria será efectiva para estos bancos centrales. Esto evitará seguramente que veamos un estallido inflacionario en otras partes del mundo.

Una diferencia no menor

¿Por qué la Argentina tiene una dinámica diferente? ¿Por qué los economistas ortodoxos en general prevén para nuestro país un estallido inflacionario? La respuesta está precisamente en los instrumentos que se utilizan para expandir la oferta monetaria.

El Banco Central de la República Argentina monetiza el déficit del Gobierno por la pérdida de recaudación provocada por la cuarentena. En términos contables, coloca “bonos intransferibles” en el activo, y emite pesos que coloca en su pasivo. Si bien el presidente del BCRA anunció que terminada la cuarentena, como indica la lógica presentada arriba, se esterilizará la oferta monetaria inyectada durante los últimos meses, lo cierto es que los instrumentos pueden ser menos eficaces. Que los bonos que coloca el BCRA en su balance sean intransferibles hace que el margen de acción de la autoridad monetaria se acote por la imposibilidad de venderlos.

El instrumento que se utiliza en Argentina es entonces el de las Leliqs y los pases, aunque ambos requieren para su continua renovación pagar intereses elevados, que poco a poco alimentan una burbuja de pasivos que tiende a explotar, como ya le ocurriera a la gestión de Federico Sturzenegger bajo el Gobierno de Mauricio Macri.

Es asombroso para cualquier especialista monetario la manera en que Argentina evade aplicar herramientas ortodoxas para controlar la inflación, las que claramente requieren primero de equilibrio fiscal, y luego de equilibrio monetario y cambiario. El mundo comprendió esto desde los años 80 en adelante, y desde entonces la inflación de dos dígitos fue desterrada por completo.

La Argentina cerrará el año con un déficit fiscal primario de alrededor de 6% del PIB, más otro 2% de las provincias, lo que totaliza un déficit consolidado (sin intereses de la deuda defaulteada) de 8% del PIB. Es una proyección prematura, por supuesto, pero sirve de base para analizar el escenario que enfrentaremos en 2021. Ese nivel de déficit ha conducido en períodos anteriores de nuestra historia al rodrigazo, a procesos hiperinflacionarios y a profundas crisis económicas.

Es realmente difícil que Argentina puede salir de esta situación sin un nuevo estallido inflacionario, lo que debería generar preocupación tanto de analistas como también de parte de la población. Si no se está ante un Gobierno de ajuste, y parece que no lo estamos, entonces la monetización del déficit fiscal pospandemia puede conducir a un nuevo escenario hiperinflacionario.

9 Comentarios

  1. Los efectos de la inflación
    Los efectos de la inflación monetaria no hace falta que se reflejen en seguida en los precios monetarios, siguen dándose igual aunque no sean percibidos, porque el principal efecto es precisamente esa DESCONEXIÓN DE LA REALIDAD que tan bien explica en el siguiente artículo Kristoffer Mousten Hansen (alumno aventajado de J.G. Hülsmann): «Cómo los bancos centrales empeoraron el pánico por el COVID-19»:
    https://mises.org/es/wire/como-los-bancos-centrales-empeoraron-el-panico-del-covid

    Además sobre el COVID hace esta acertada puntualización: » los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han reducido repetidamente la tasa de mortalidad de COVID-19, y ahora es comparable a un mal año de la gripe estacional (véase …). Por lo tanto, la pregunta evidente es: ¿Por qué los gobiernos de todo Occidente actúan como si aún estuvieran enfrentando una amenaza sin precedentes?

    Grag Strebel: «Aplanar la curva» para evitar saturación de los servicios de cuidados intensivos «ha mutado» ahora para centrarse en los NÚMEROS DE CONTAGIOS en lugar de hospitalizaciones. […]
    Las reacciones coordinadas y casi idénticas de tantos gobiernos a esta enfermedad parecen ser el resultado de un plan de acción cuidadosamente preparado. De esta manera, los «expertos» que promueven las proyecciones extremas fueron favorecidos … //

    Sobre en «número de contagios», para saber lo que miden realmente las pruebas de PCR, lo mejor es «escuchar» a quien inventó esa técnica, Kary Mullis (mientras trabajaba para Cetus Corporation, y no para ningún gobierno), en la siguiente entrevista realizada por Celia Farber, periodista también independiente: https://uncoverdc.com/2020/04/07/was-the-covid-19-test-meant-to-detect-a-virus/?fbclid=IwAR3zYIcW2_mkOmEmlwTuVMXPe9fAs0OjojS_-o7sYqViUPFS_N3pZRgBS70

    • Estimado LLuiset, el problema
      Estimado LLuiset, el problema con el COVID-19 es el indebido uso que se está haciendo de las Estadísticas por parte de la mayoría de los epidemiólogos; están aplicando la Teoría Bayesiana-mal llamada subjetiva y a priori- para hacer inferencias y predicciones basadas en los datos empíricos provisionales y siempre cambiantes que tienen; es lo que ellos llaman prevalencia -el porcentaje de contagios verdaderos que van detectando-; sobre esta prevalencia y «a priori», es decir mediante una hipótesis o petitio principii sobre la realidad totalmente sometida a incertidumbre no matematizable , contrariamente a lo que hace la Teoría Frecuencialista, hacen una extrapolación para calcular el numero total de infectados y no infectados y la tasa de letalidad del virus; además, lo cual es mucho mas grave, aplican anticientificamente un supuesto totalmente restrictivo como el de la ergodicidad aplicado en la termodinámica para los gases; estos se comportan del modo que predice la Teoría Frecuencialista o de Probabilidad de Clase, definida por los hermanos Richard y Ludwig Von Mises, de forma análoga a a cuando se tira un dado homogéneo una cantidad muy elevada de veces; la probabilidad de frecuencia de que salga por un ejemplo un 3, tiende asintoticamente a 1/6; lo mismo ocurre para cualquier otra cara o número; la ergodicidad implica que tanto en el futuro como en el pasado la probabilidad del Estado o Espacio de Fases es la misma que la observada en para cada fase; es decir, que la probabilidad de frecuencia que se obtiene al tirar 1.000.000 de veces un solo dado, es exactamente igual a la de tirar una sola vez 1 millón de dados homogéneos; evidentemente, en el campo de la acción humana es imposible que ocurre esto; ni siquiera se da otro proceso o estado menos restrictivo implicado en la ergodicidad, llamado el de Estacionaridad-por ejemplo las frecuencias de ondas que tienen un forma ondulada-; salvo que nos encadenen a todos en una caverna y con un traje de buzo submarino para altas profundidades, es imposible evitar el contagio; todo lo anterior , al margen de que hay otro problema añadido, como el del grado de sensibilidad de los Test; si este es del 80 % , eso siginifica que puede haber hay un 20 % de casos sobre los que nada se sabe; es decir, que pueden ser tanto falsos negativos como positivos; esto, tiene una importancia crucial sobrel valor predictivo positivo de los test , porque extrapolado a toda la población, ya se puede Vd. imaginar lo que pasa sobre el grado de incertidumbre existente; en definitiva, que el famos informe de los chicos de FEDEA , tan aireado por muchos periodistas «especializados en economia «, es pura filfa anticientifica; no le digo ya, el resto de periodistas.

      Lo anterior, no quiere decir que en el campo de salud no se pueda utilizar la estadística para predicciones a medio plazo, pero siempre teniendo en cuenta que los datos a largo plazo,

      Un cordial saludo.

    • perdon, este comentario no lo
      perdon, este comentario no lo tenia finalizado y le di al intro inadvertidamente.

    • Este es el que tenia
      Este es el que tenia finalizado.

      Estimado LLuiset, el problema con el COVID-19 es el indebido uso que se está haciendo de las Estadísticas por parte de la mayoría de los epidemiólogos; están aplicando la Teoría Bayesiana-mal llamada subjetiva y a priori- para hacer inferencias y predicciones basadas en los datos empíricos provisionales y siempre cambiantes que tienen; es lo que ellos llaman prevalencia -el porcentaje de contagios verdaderos que van detectando-; sobre esta prevalencia y «a priori», es decir mediante una hipótesis o petitio principii sobre la realidad , y con un alto grado de desconocimiento debido a la escasez en cuanto a la amplitud de los datos y al problema añadido de que se enfrentan a una probabilidad condicionada , contrariamente a lo que hace la Teoría Frecuencialista, hacen una extrapolación para calcular el número total de infectados y no infectados y la tasa de letalidad del virus; además, lo cual es mucho más grave, aplican anticientificamente un supuesto totalmente restrictivo como el de la ergodicidad aplicado en la termodinámica para los gases; estos se comportan del modo que predice la Teoría Frecuencialista o de Probabilidad de Clase, definida por los hermanos Richard y Ludwig Von Mises, de forma análoga a a cuando se tira un dado homogéneo una cantidad muy elevada de veces; la probabilidad de frecuencia de que salga por un ejemplo un 3, tiende asintoticamente a 1/6; lo mismo ocurre para cualquier otra cara o número; la ergodicidad implica que tanto en el futuro como en el pasado la probabilidad del Estado o Espacio de Fases es la misma que la observada en para cada fase; es decir, que la probabilidad de frecuencia que se obtiene al tirar 1.000.000 de veces un solo dado, es exactamente igual a la de tirar una sola vez 1 millón de dados homogéneos; evidentemente, en el campo de la acción humana es imposible que ocurre esto; ni siquiera se da otro proceso o estado menos restrictivo implicado en la ergodicidad, llamado el de Estacionaridad-por ejemplo las frecuencias de ondas que tienen un forma ondulada-; salvo que nos encadenen a todos en una caverna y con un traje de buzo submarino para altas profundidades, es imposible evitar el contagio; todo lo anterior , al margen de que hay otro problema añadido, como el del grado de sensibilidad de los Test; si este es del 80 % , eso siginifica que puede haber hay un 20 % de casos sobre los que nada se sabe; es decir, que pueden ser tanto falsos negativos como positivos; esto, tiene una importancia crucial sobr el valor predictivo positivo de los test , porque extrapolado a toda la población, ya se puede Vd. imaginar lo que pasa sobre el grado de
      incertidumbre existente; en definitiva, que el famoso informe de los chicos de FEDEA , tan aireado por muchos periodistas «especializados en economía «, es pura filfa anticientifica; no le digo ya, el resto de periodistas.

      Lo anterior, no quiere decir que en el campo de la salud no se pueda utilizar la estadística para predicciones a medio plazo, pero siempre teniendo en cuenta que los datos a largo plazo varían significativamente, porque la causalidad teleológica de la acción humana los hace variar; aquí, ni en el caso del COVID-19, no se puede hablar de aleatoriedad y correlaciones o causalidad mutuamente determinada mecánicamente como en la física.

      Un saludo.

    • Es curioso como errores de
      Andrés: Es curioso observar cómo errores de una aproximación manifiestamente errónea a un campo de estudio como es la Economía, «se extienden» a otros campos de estudio (que parecían más «a salvo» de errores de enfoque) como es la Salud Pública. Doy las gracias a mis profesores por no introducirme en ese tipo de errores o «novedades» (a las que sí parecen haber sucumbido la mayoría de los hoy denominados «expertos» gubernamentales, incapaces de discernir unas cosas de otras, a lo que parece).

      Reproduzco comentarios de tres personas:
      Kristoffer Mousten Hansen: // En este momento, sin embargo, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) han ido viendo reducida repetidamente la tasa de mortalidad por COVID-19, y ahora es comparable a un mal año de la gripe estacional (ver la útil agregación de estudios e informes de Swiss Propaganda Research). Por lo tanto, la pregunta evidente es: ¿Por qué los gobiernos de Occidente actúan como si todavía estuvieran lidiando con una amenaza sin precedentes? //
      https://mises.org/es/wire/como-los-bancos-centrales-empeoraron-el-panico-del-covid

      Greg Strebel: // «Aplanar la curva» para evitar la saturación de los recursos de cuidados intensivos ha mutado como objetivo … para pasar a centrarse en los NÚMEROS DE NUEVAS INFECCIONES, en vez del más significativo de nuevas HOSPITALIZACIONES. ¿No sería un enfoque lógico aceptar las infecciones entre la mayoría no comprometida en su sistema inmunológico mientras se implementan medidas para proteger a los vulnerables? //

      Kary Mullis: Con respecto a los ‘números de infección’, el inventor de la PCR habla de que la PCR no es una técnica «muy buena» para el diagnóstico de enfermedades debidas a virus (de tan potente que es, si no se tienen en cuenta «otras» herramientas diagnósticas como la clínica o los anticuerpos, puede llevar a disparates). Artículo de Celia Farber (periodista independiente): «Por qué el inventor de la «prueba para Coronavirus» nos habría advertido que no la usemos para detectar un virus» https://uncoverdc.com/2020/04/07/was-the-covid-19-test-meant-to-detect-a-virus/?fbclid=IwAR3zYIcW2_mkOmEmlwTuVMXPe9fAs0OjojS_-o7sYqViUPFS_N3pZRgBS70

      Es curioso, porque Kary Mullis al descubrir o desarrollar la PCR (trabajando para una pequeña compañía privada) hace el mayor descubrimiento de los últimos 50-60 años, y sin embargo le dieron el premio Nobel solo compartido (como a Hayek). Y luego le dio por decir cosas poco políticamente correctas, lo que llevó a que no lo invitaran a los sitios. En su momento yo no entendí lo que decía, y por qué lo decía. Hoy lo entiendo (en realidad, nos estaba avisando que «esto» podía pasar, y no tiene nada que ver con los virus sino con los Gobiernos y sus «expertos»). De ahí esta frase:
      “Scientists are doing an awful lot of damage to the world in the name of helping it. I don’t mind attacking my own fraternity because I am ashamed of it.” –-Kary Mullis, Inventor of Polymerase Chain Reaction–.

    • LLuiset: Es que como dice
      LLuiset: Es que como dice Mises en su Obra la Acción Humana, la ESTADISTICA en una subrama de la Praxeologia y no de la Ciencia Matemática, pese a que esta se utilice para resolver cuestiones de Estadistica -como por ejemplo el Teorema de Bayes y en la Teoria Frecuencialista el uso de funciones matemáticas que incorporan el concepto de Limite y de Infinito traídos de la Física para formular las Hipótesis ; los Fisicos , si saben manejar correctamente estas herramientas y conocen sus limites-; también es muy importante su libre » Teoria e Historia» donde explica perfectamente el significado epistémico del Principio de Indertidumbre de Heisenberg de la Física Cuantica- sobre esto la mejor explicación es la del Físico Matemático Roger Penrose en su obra «Las sombras de la mente» dedicada a la implicaciones epistémicas del Teorema mas importante de la Matematica, el famoso Teorema de Gödel; lo utiliza para demostrar que es imposible que la IA llegue a ser superior a la Inteligencia Humana; y lo dice, a pesar de que el se define como un Panciientifista, pero concluye que con las las matemáticas actuales y el conocimiento de la Fisica y la Biología disponibles es imposible explicar y entender la mente humana, porque del Teorema de Gödel se concluye categóricamente que aquella no funciona mediante algoritmos como los utilizados en los ordenadores actuales y en la Inteligencia Artificial; en definitiva , demuestra que se precisan otras matemáticas radicalmente diferentes a las conocidas actualmente y que no sean de naturaleza algorítmica.

      Por eso, es absolutamente patético el uso de la econometría en el campo de la acción humana y , por extensión, en la economía .

      Un saludo

    • Sanidad Ambiental (mejor que
      Sanidad Ambiental (mejor que Salud Pública, que por estas hipostatizaciones se acaba donde se acaba…)

  2. Como veo que flojea bastante
    Como veo que flojea bastante en cuestiones monetarias-pese a que Vd. dice ser «austriaco»- y en general de teoría económica, me parece a mi que viene muy a cuento el comentario que inserté a un articulo del Sr. Hernández Cabrera; lo reproduzco en su totalidad; estoy a su disposición para cualquier aclaración :

    Estimado Sr, Cabrera, hace Vd. una afirmación que es incorrecta ;

    «Alguien podría considerar que «libre mercado» y «capitalista» son expresiones redundantes. Veremos que no es así. En primer lugar, puede existir libre mercado sin capitalismo, por ejemplo, así era en todos los mercados no intervenidos antes de la aparición del capitalismo»

    Esa afirmación sería correcta en el Hipotético Estado de Trueque o Cambio Directo; «Ceteris Paribus» en ese estado, análogamente similar al de una isla en la que Robinson Crusoe y Viernes llevan a cabo intercambios, no habría Capitalismo en sentido estricto, por la sencilla razón de que no habría Dinero- el medio de cambio generalmente aceptado por la «sociedad» para trocar o intercambiar por cualquier otra mercancía no dineraria; en esta situación, lo que si habría- además de bienes de consumo que satisfacen directamente los deseos de su propietarios- es Bienes de Capital o factores de producción producidos que combinados con los factores originarios tierra y trabajo, producen aquellos bienes de consumo.

    Ahora bien, la condición necesaria y suficiente para que surja la mercancía dinero, es que ese estado de trueque tenga una dimensión espacial, poblacional y con una variedad de bienes de consumo o bienes presentes adecuadas para que los diversos grados de mercabilidad de esos bienes -de mayor a menor- se manifiesten en el mercado; entonces, la acción humana «empresarial» mediante un proceso de selección teleológico llevado a cabo por los emprendedores mas perspicaces y que mejor enfrentan la incertidumbre acaben instaurando en ese mercado una o más mercancías dinerarias que son las que tienen una mayor grado de comerciabilidad o mercabilidad-algunos indebidamente lo denominan mayor liquidez- ; por tanto, si previamente no hay varias mercancías con un valor de uso subjetivo -necesariamente tiene que haber mas de dos mercancías para que se pueda llevar a cabo una valoración o comparación; es imposible valorar sin comparar- no puede surgir la mercancía dinero; esta mercancía, es esencialmente diferente de las demás, en virtud del famoso Teorema regresivo de Von Mises; porque es la única cuyo precio de mercado conserva un componente temporal o histórico, precisamente debido al elemento regresivo; el resto de mercancías no tienen esa característica; esto es algo que nunca entendió Hayek; por eso no es verdad su afirmación de que el sistema de precios transmite información pasada sobre los precios en dinero de las mercancías y de los factores de producción.

    Finalmente, una vez que está instaurada en el mercado la mercancía dinero entonces si ya se puede hablar en sentido estricto del surgimiento del Capitalismo, porque :

    1º- Existe la subcategoría omnipresente de la Preferencia Temporal, inherente a toda Acción humana-independientemente de que existan o no mercados-

    2º- Puesto que hay una mercancía dinero que todo el mundo acepta cambiar por el resto de mercancías, la Preferencia Temporal se manifiesta en el mercado mediante el fenómeno del interés económico u originario; un fenómeno real que en palabras de Mises, no es un precio en si, sino una ratio que expresa el mayor valor asignado a los bienes presentes sobre los futuros; si se quiere los términos de intercambio o descuento aplicado a los precios de un mismo bien a entregar en el futuro a cambio de la entrega de ese mismo bien en el presente; sin el fenómeno de la capitalización o descuento -F. A. Fetter- no hay Capitalismo; el tipo de interés contractual o de los Prestamos, tiene su causa en el interés originario o económico; Rothbard también lo llamaba el Diferencial de Precios o diferencia entre el Precio Futuro Anticipado del Producto Marginal y el Precio actual de compra o presente de los factores de producción.

    3º- El bien presente y mas universal por excelencia es la mercancía dinero; por eso se demanda esencialmente para afrontar la incertidumbre; es lo que Rothbard llama la Demanda de dinero para Retención, distinta de la otra demanda transitoria que denomina para Tenencia, porque se precisa para trocarla por Bienes de Consumo o por medios de producción; más aun, sin tal mercancía no habría un mercado para los bienes de capital- por razones obvias, que aquí no es necesario explicar- y por tanto no habría capitalismo; precisamente, esto es lo que ocurre en cualquier sistema socialista, ya sea el nazi, donde la «propiedad» del empresario es solo formal y no de facto, o en el de Tipo Marxista, donde la propiedad es formalmente y de facto del Estado; por supuesto, salvo en los mercados negros, no hay precios , lo que hay son estrictamente ordenes gubernamentales sobre la cantidad de numerario-no dinero en sentido estricto- que debe fijarse para cada bien.

    4º-La relación monetaria, es decir la oferta y la demanda de la mercancía dinero-la única que se encuentra permanentemente en un estado de trueque en sentido estricto con el resto de mercancias- » ab initio» y simultáneamente permea a todos los precios monetarios del resto de mercancías, por eso es completamente superficial, en el mejor de los casos, hablar de los precios relativos de las mercancías utilizando la construcción imaginaria de una economía de trueque en la que el dinero es solamente un numerario o patrón neutral; esto es completamente falaz y ,por tanto, los artificios como los indices de precios para «medir» el poder adquisitivo del dinero son completamente anticientificos-Véase Mises, Rothbard, Hoppe y, especialmente, Salerno.

    5º-Sin propiedad privada sobre la Tierra y los Bienes de Capital, no hay capitalismo.
    Un cordial saludo.

    En lo que respecta a Argentina, le haré una predicción; yo creo que Trump va a ganar las elecciones; los manifestantes del movimiento «antiracista» le han hecho una campaña impagable; los comunistas chinos también ; entonces , para su país la predicción es la siguiente : toca pagar; se acabó vivir del cuento -igual que a nosotros los españoles-; el Gobierno americano va a querer cobrar la cuota que le pertenece por su aportación al FMI; los vínculos de su nueva «Evita» Cristina de Kichner con el eje Irán-Venezuela-Cuba-China no pasan desapercibidos-por no hablar de la infamia del atentado sobre la AMIA-; Irán ahora mismo esta firmando un acuerdo con China que los USA e Israel van a torpedear por todos los medios a su alcance; entonces, la Argentina Peronista y Nacional Socialista Católica -siempre han padecido en mayor o menor medida esa lacra y, además, ahora tienen en el Vaticano a uno de ellos por mucho que disimule; su simpatía por Cuba-Venezuela y antipatia hacia Trump es manifiesta; es lo propio de los santurrones farsantes e iluminados- tiene tres opciones; pagar a sus acreedores Occidentales , no pagarles y decretar una suspensión de pagos de la deuda o caer en manos de China; si hace esto ultimo los americanos directa o indirectamente van a cobrar; porque si Trump gana la Geopolitica mundial va a cambiar sustancialmente; de hecho ya está cambiando; véase lo de Huabei en Gran Bretaña y lo de Tik Tok en USA y la India; etc.; los americanos, se han caído del guindo y ya saben que en un régimen comunista no hay propiedad privada de facto y que el Keynesianismo Chino es pura y simplemente el socialismo de toda la vida; los mismos perros con distinto collar.

    Huelga decir que puedo equivocarme, pero espero que no; porque en esta cuestión Trump tiene toda la razón del mundo y no es tan tonto como parece, pese a su carácter histrionico y voluble.

    Mientras tanto, siga Vd. practicando el diletantismo subido a su torre «académica» de marfil.

    Un cordial saludo.


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

¿Víctimas sin victimarios?

La arbitrariedad y la inseguridad jurídica auspiciadas por el gobierno capitaneado por Pedro Sánchez Pérez-Castejón sigue desplegándose a una inusitada velocidad. Como muestra de que su alianza con fuerzas políticas

Energía buena, bonita y barata

La energía nuclear puede competir sin subvenciones, de tú a tú, con el gas y el carbón. Es segura, gracias a la tecnología de los reactores de última generación. Y es limpia.

Realismo y teorías económicas

Realismo y abstracción no son incompatibles. La economía, como cualquier otra ciencia, tiene que tender hacia el mayor realismo posible. Existen dos tipos de abstracción (precisa y no precisa). Y depende del tipo de abstracción que se use, podemos determinar si una teoría o modelo es realista o no.