Skip to content

Soluciones para la televisión pública

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Creo que ningún Estado debería financiar ninguna televisión mal llamada "pública". Si algún liberal pudiera llegar a dudar alguna vez de ello, le remito a programas como Crónicas, concretamente a su programa Marinaleda, treinta años de lucha, donde se explica el caso de un pueblo de Andalucía que vive "en cooperativa". Hasta las casas, que por más que hayan sido pagadas, quienes viven en ellas no llegan a convertirse en dueños reales de las mismas, ya que no podrán venderlas nunca porque pertenecen a la colectividad.

Si aun viendo estos reportajes que financiamos todos todavía tiene dudas sobre la necesidad de acabar con las televisiones públicas le propongo un sistema mixto. Va a ser muy difícil que las televisiones públicas desaparezcan de la noche a la mañana, de modo que ¿por qué no probamos un sistema como el de la PBS americana? Citando a la Wikipedia, la PBS es "una red de televisoras públicas de diverso índole cuenta con 169 operadores de licencias educacionales no comerciales que operan 348 estaciones de televisión. De estas 169 licencias, 86 son de organizaciones comunitarias, 57 de universidades, 20 de autoridades estatales y 6 de autoridades locales o municipales".

Esta definición ya nos permite vislumbrar sus grandes diferencias con el modelo español, ya que la PBS la forman una red de emisoras y además tiene claro su objetivo primordial: la educación. Su financiación se divide entre los siguientes grupos: estaciones afiliadas (47%), la CPB y fondos federales (24%), royalties, derechos de retransmisión, servicios satelitales e ingresos de inversiones (14%) y venta de productos educacionales (12%). Cualquier liberal diría que sigue habiendo un 24% de la financiación que paga el Estado, que pagan los ciudadanos, y es verdad. Pero, ¿no sería maravilloso que el Estado pagara en este 2008 sólo el 24% de los costes de TVE? ¿No sería el primer paso para que dejara de pagar una televisión a nuestra costa?

En la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre se jacta de ser liberal, y en algunos aspectos como las leyes comerciales puede que así sea, pero en lo que se refiere a la televisión pública es tan socialista como los demás. Los ciudadanos madrileños que mantenemos la televisión pública, que además los sindicatos apagan cuando quieren, nos merecemos que el Gobierno de nuestra comunidad se plantee seriamente qué quiere hacer con los medios de comunicación pública. La opción socialista ya la conocemos demasiado bien.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

El caso Tornado Cash

El pasado martes 14 de mayo la justicia holandesa condenó a 64 meses de cárcel a Alexey Perstev, por blanqueo de capitales, concluyendo que es responsable de dicho delito. Perstev