Skip to content

Vivienda en propiedad: ¿qué plantea García-Gallardo?

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Según el periódico El Mundo, parece ser que los datos indican que la tasa de propiedad en España en menores de 35 años es de un 31% cuando hace una década era del 70%. El vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo, escribió en Twitter:

La derecha aburguesada y la izquierda posmoderna han traicionado a mi generación. Hay que facilitar una distribución equitativa y lo más amplia posible de la propiedad. Urge un cambio de rumbo en España.

Juan García-Gallardo

Como defensor de la libertad, estoy de primeras de acuerdo con él, y totalmente en desacuerdo con los medios de “derecha moderada” que le han llamado comunista o los liberales que han puesto comentarios tipo “Falange returns” solo por este tuit. Creo que verdaderamente las críticas deberían centrarse en los culpables de que solo el 31% de los menores de 35 sean propietarios, que han sido tanto el PP como el PSOE, evidentemente por detrás la Unión Europea y el euro, que nos han sometido a sus caprichos.

La propiedad privada es capitalista

Lo que critican es que García-Gallardo pida facilitar una distribución equitativa de la propiedad, supuestamente porque es comunista o falangista. Pues no, la propiedad privada es capitalista. ¿Acaso piden que la propiedad esté en pocas manos? ¿De verdad piden que la propiedad sea parte de unas élites y nosotros seamos esclavos que dependemos de los alquileres? Al final, un conservador a secas va a estar en el bando correcto.

Los críticos aquí se equivocan, la propiedad privada también da libertad. Y si está distribuida, más libertad. Curiosamente, los primeros que quieren acabar con la propiedad privada son Klaus Schwab y sus amigos de Davos, donde fomentan entre las élites llegar a una sociedad orwelliana dirigida y controlada por ellos bajo el lema: “no tendrás nada y serás feliz”.

Como no pretendo escribir una tesis en defensa de la propiedad, solamente voy a citar a Miguel Anxo Bastos. Seguramente muchos liberales que ahora desaprecian a García-Gallardo estuvieron presentes cuando recibió el Premio Juan de Mariana. Pero parece ser que no escucharon su discurso:

Si fuera un ministro o algo así, Dios no lo quiera, sólo pondría una ley: respetar la propiedad privada y punto. Y no es tener cosas, la propiedad es un elemento de civilización, trae paz, arraiga a la gente, hace que lleven vidas sensatas y piensen a largo plazo. Los Estados atacan la propiedad privada.

Miguel Anxo Bastos.

Convertir la propiedad en un usufructo

Evidentemente, Bastos atacó a los gobiernos, que convertían la propiedad privada en una especie de usufructo. Sí, como los que piden expropiar apartamentos en primera línea de la playa. Pero Bastos mencionó algo fundamental sobre la propiedad:

No sólo son las intervenciones del gobierno, es la cultura la que ataca todo eso… No todo lo que crea el mercado es bueno, puede ser algo subversivo. Siempre estamos viviendo a expensas de otro. No hay nada por lo que luchar. El territorio del que es uno. Mi coche es mi coche, me llevó a mi boda, ese coche lo quiero. Hay un vínculo con las cosas. Esto también es libertad.

Miguel Anxo Bastos

La propiedad bien distribuida es necesaria para que tengamos una sociedad capitalista, no consumista. Una sociedad que valore el ahorro y el trabajo es una sociedad moral y próspera. La cultura del Uber, de los alquileres y del pago a plazos es anticapitalista, repito, por eso es lo que buscan las élites que quieren que acabemos en 2030 en una distopía:

El ahorro tiene muy mala prensa. Todo culturalmente está en contra del ahorro. ¡Compre ahora y pague luego! Y el ahorro también es civilizador… No cometer excesos. ¿Un borracho es ahorrador? Es una lucha cultural. A mí no me educaron así, entonces, ¿por qué ahora la juventud sale así?

Miguel Anxo Bastos

Propiedad y tiranía

La propiedad no solo es civilizatoria, sino que además es lo que nos hace evitar la tiranía. ¿Qué vamos a defender si no tenemos arraigo de nada? ¿Qué vamos a hacer cuando todas nuestras propiedades dependen de unas pocas empresas que pueden ser fácilmente presionadas por un gobierno tiránico? Como decía Erik von Kuehnelt-Leddihn:

Me gusta que la gente tenga su propia vivienda, sus propios terrenos, sus propios criterios que les empujen a actuar de forma independiente. Temo a la manada: al 51 por ciento que votaron a Hitler y Hugenberg; a la turba estruendosa que apoyó El Terror en Francia.

Por tanto, García-Gallardo tiene razón, una distribución equitativa y lo más amplia posible de la propiedad es deseable. La única cuestión que se debe plantear es: ¿cómo piensa él y su partido hacerlo? Si fuese mediante la expropiación, estarían en el bando contrario. Pero la respuesta que dio fue:

Liberalización del suelo. Rebaja de impuestos y cargas en el proceso edificatorio. Construcción de vivienda social. Protección frente a la okupación.

Juan García-Gallardo

¿Qué camino elegirá García-Gallardo?

Personalmente, creo que es una respuesta bastante liberal. La liberalización del suelo sería deseable, y hay que recordar que ni el PP ni el PSOE la han llevado a cabo. Las rebajas de impuestos son siempre deseables y defenderse de los okupas es un acto de justicia. Estoy en desacuerdo con la construcción de vivienda social, pero si se liberalizase el suelo los beneficios serían mucho mayores que el coste de la vivienda social, lo que seguiría haciendo el programa deseable.

A su vez, encomiendo a García-Gallardo, si su partido quiere defender la propiedad privada y los valores civilizatorios basados en el ahorro y en el trabajo, que lea a Jesús Huerta de Soto o a Hans-Hermann Hoppe, ambos referentes de Milei, y pida una disminución masiva del gasto público (no solo político, que es una mínima parte) y acabar con el sistema monetario inflacionario, que destruye lentamente nuestros ahorros y, como dice Hoppe, fomenta el cortoplacismo y el hedonismo. Y que se sustituya por un patrón oro con encaje del 100%. No es algo descabellado, ya hubo un referéndum en Suiza y políticos en el Parlamento Europeo como Godfrey Bloom del UKIP lo han defendido, esperemos que su partido lo considere.

Ver también

Orgullosos propietarios: la función social de la propiedad de la vivienda. (José Carlos Rodríguez).

2 Comentarios

  1. A ver, estimado articulista cuidado con los slogans:
    «»La propiedad bien distribuida es necesaria para que tengamos una sociedad capitalista, no consumista.»

    Debería saber, sino ya lo sabra, que el Capital no es ni mas ni menos que la expresion en terminos monetarios de los Bienes de Capital que el empresario-capitalista refleja en su Balance (por cierto, al igual que el dinero, la tecnica de la contabilidad por partida es fundamental para el capitalismo; Goethe se dio cuenta; citado por Von Mises); es un medio para un fin ultimo que no es otro que satisfacer nuestros fines o deseos personales; el fin, siempre y en todo momento es lo que justifica un medio; por lo tanto el consumo justifica el «capitalismo»; es cierto que la produccion necesariamente tiene que preceder al consumo y que para poder consumir tienes que ofertar bienes que has producido; por lo tanto, es la oferta de productos, incluida la mercancia dinero, la que constituye la demanda de otros productos (La llamada Ley de Say o de los Mercados; ¡ojo! de los mercados no del fantasmagorico «mercado») ; esto, Gallardo que es un «Falangista o nacional-socialista» es incapaz de entenderlo; no tiene nada que ver con el Conservadurismo en el plano moral.
    Un Cordial saludo.

  2. Por cierto, Vd. que es? de los de Cafe Viena o de los de Cafe Budapest? lo pregunto por Antal Fekete (Liquidez) y por Orban (Vox; Gallardo) el protestante dictador de Hungria y sicario de Putin (Ortodoxo, en todos los sentidos).

    Yo soy del Cafe Viena; el de Mises y un tal Teodor Herzl.


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

Un profesor marxista no puede explicar cómo el socialismo cearía una PS5

Las décadas de competición por la primacía de los videojuegos, en las que la NES sustituyó a Atari, la Xbox a Nintendo y la PS5 acabó sustituyéndolas a todas, aunque no definitivamente (lo siento, fans de la Xbox), no son una característica del socialismo. Es una característica del capitalismo.

¿El capitalismo contra los trabajadores?

En septiembre de 2023, un conocido empresario australiano pronunció las siguientes palabras: «Necesitamos recordarle a la gente que trabaja para un empleador, no al revés«. Estas declaraciones se hicieron eco por