Skip to content

El gran golpe

Publicado en Libertad Digital

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Por otra parte, uno de los enemigos de Acciona, ACS (cuyos presidentes además no se llevan muy bien) prepara por su camino la fusión Iberdrola-Unión Fenosa que crearía la eléctrica más grande de España con un valor de mercado de 42.400 millones de euros, curiosamente la operación está financiada por el enemigo del que financia Acciona, es decir, el BBVA. Por el momento ACS niega querer hacer la fusión, pero el mercado no le cree. En todo esto sale el presidente de E.On y, el no va más, ofrece por Endesa un precio de 35 euros por acción frente a los 27,5 euros de la semana pasada. Los analistas están atónitos, muchos no encuentras sentido que una constructora quiera hacerse con una eléctrica (aunque desde hace tiempo ha sido la intención de estas, y también suspiran por las telecos), a otros la medida les ha parecido precipitada, otros dicen que es una operación rápida, otros una intromisión más del gobierno de ZP… Mientras tanto, Manuel Pizarro, presidente de Endesa, no dice ni “mu”.

¿Y el gobierno de ZP qué dice? Que él no tiene nada que ver. A Zapatero no se lo creen en Alemania ni aquí. Los rotativos alemanes dan por sentado que la operación de Acciona ha sido un montaje del equipo de ZP, pero ¿es cierto? Para ver si el gobierno ha tenido algo que ver nos tenemos que ir a febrero de este año. Miguel Sebastián, aquel director de la Oficina Económica de la Presidencia del Gobierno que se creía liberal, se reunía con las constructoras para plantearles un “frente anti-E.On”. La escogida iba a ser Acciona (Ferrovial y FCC también querían participar). Al final los acontecimientos siguieron por otros lares, se impuso La Caixa que actuaría a través de Gas Natural. Acciona, que no sabía nada de energía, se tuvo que quedar en el banquillo. Ahora que Gas Natural y con ella La Caixa están totalmente fuera de juego, Acciona (con el evidente consentimiento del gobierno) ha visto su oportunidad. Recordemos que Acciona está dominada por la familia Entrecanales muy cercana al entramado PSOE-PRISA. Además, hemos visto que la financiación de Acciona ha venido por parte del Grupo Santander que se mete en todos los grandes fregaos del PSOE. Por el contrario, el BBVA, no sólo enemigo del Santander, sino también del PSOE, ha dicho que el precio que ha pagado Acciona no tiene sentido por el momento.

Lo que ha hecho el grupo de ZP no es poner a amigos como los gobiernos anteriores, sino creárselos dentro de las empresas y usarlos según sus intereses para evitar conflictos. De esta forma también ha creado “enemigos” empresariales que han de ser eliminados. Las mejores muestras, Manuel Pizarro, presidente de Endesa, y Francisco González, presidente del BBVA. La primera parte, la creación de amigos, ya está lista. Lo que ahora, y en los próximos años asistiremos, es a la segunda parte del plan: echar a los “enemigos” para tener toda la España empresarial controlada. Parece buena idea, pero aliarse con grandes empresarios a veces es peligroso, el caso Alierta con sus continuas reestructuraciones en el consejo de Telefónica son una buena muestra.

El proceso parece una película de intriga, pero cuando todo parecía perdido para ZP, el gobierno ha sabido prepararlo todo para que con un simple movimiento se reactivara toda la maquinaria anti-E.On. Realmente, no sólo ha sido un gran golpe político-empresarial, sino también, un golpe maestro, pero al final no parece que les vaya a ir muy bien a los socialistas ya que E.On se ha mostrado más listo aún.

De no ser por el último movimiento de E.On la ilegalidad que ha decretado la CE sobre los puntos de la CNE no son más que papel mojado. Además el PP, que tampoco se está enterando de nada, va a tener que callar porque esta sí que es una operación de mercado. Eso sí, una operación desvirtuada de tal forma y con tantos líos de “poder” que sólo lo es en su superficie; si rascamos vemos intereses políticos de todo tipo.

¿Y cómo acabará la OPA de Endesa? E.On ha elevando el precio de la OPA a 35 euros, pero cuidado que no está en firme, el gobierno lo ha de aprobar, y E.On se puede desdecir en cualquier momento. Así y todo, la alemana sigue siendo la reina del baile. Si el gobierno rechaza el precio de E.On quedará en ridículo y haría un traje a su amigo Acciona. ZP vuelve a estar entre la espada y la pared. Pero no crea que después de todo este jaleo nada volverá a ser normal. Aún nos queda una larga temporada de OPAs y fusiones. Iberdrola sigue estando en el punto de mira de Enel ya que ACS sólo ha conseguido un 6,5% de Iberdrola y no el 10% como tenía pensado. Enel podría lanzar un ataque inmediato, además quedan bailando Repsol y Gas Natural que La Caixa aún no tiene muy claro qué hacer con ellas.

Y una última reflexión. ¿Es este el boom de las eléctricas? Todos los analistas y políticos dicen que estos movimientos demuestran la fuerza del mercado español. Mucho me temo que no sea así. Lo que esto demuestra es que la interferencia gubernamental puede haber creado un boom que tiene pinta de acabar mal. Los excesos se pagan, el tiempo dirá.

Más artículos

El proyecto intelectual de Carl Menger

Carl Menger no planteó su libro como una crítica frontal a quienes se oponían al mercado libre, sino como una defensa más fundamentada del mismo.