Skip to content

El SIMO que ya no volverá

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

La crisis, la palabra de moda, se asociado inmediatamente como motivo principal de la cancelación de la feria y creo que es justo al revés, la actual crisis económica lo que ha puesto es la puntilla a la feria tecnológica más importante de España y que aspiraba a ser uno de los referentes de Europa.

SIMO vivió sus tiempos gloriosos en la década de los 90, cuando en nuestro país el ordenador personal era accesible para el usuario y para las pequeñas y medianas empresas. También la irrupción de Internet hizo que SIMO albergara a las primeras empresas relacionadas con Internet que nacían en nuestro país. Muchos recordamos los espectaculares stands que tenían empresas como Terra en la feria y como durante varios años había un pabellón entero dedicado al denominado e-Business. En esos años había razones para asistir a la feria, sobre todo por que se podían ver cosas que no podías ver en otro lugar, auténticas novedades tecnológicas que hacian que miles de personas visitaran la feria. Y se acudía a la feria en esos años aunque ya tuviera muchos inconvenientes, como que en los días dedicados a profesionales estuvieran desde jubilados hasta estudiantes o la saturación publicitaria a la que estaba expuesto el visitante, desde la misma salida de la estación de metro.

SIMO no ha sabido en un principio centrar sus focos de atención. Una feria que tiene desde pabellones dedicados a la repografía o a Internet hace que el visitante acabe perdido entre tanta oferta que no ha solicitado y, en lugar de ser una gran feria tecnológica, acabe naufragando entre el ocio digital y los profesionales de la industria tecnológica. Esa falta de foco ha hecho que muchos otros sectores hayan decidido apostar por ferias muchos más segmentadas y prácticas, en el caso de Internet encontramos eventos como Online Marketing España o Search Marketing Expo en Madrid, o en el caso de la telefonía móvil el Mobile World Congress de Barcelona. Lo segundo, es que SIMO no ha sabido ver la transformación que han vivido las ferias y congresos en todo el mundo. Internet ha hecho que tengamos acceso a todas las novedades que nos ofrece la industria tecnológica y las ferias se han reconvertido en espacios dedicados a profundizar en temáticas específicas y al networking.

Por lo tanto, que no nos vengan hablando de la crisis, por lo menos económica. Lo que existe desde hace varios años en la organización de SIMO es una crisis de ideas, que ha coincidido con que en este año muchas empresas, al ver lo poco que les aportaba la feria, hayan decidido retirar su inversión. Los organizadores se han puesto ya en manos de una consultora para hacer que la edición de 2009 cuente con una feria totalmente renovada, cuentan con mi apoyo y mi deseo de que SIMO sea por fin un referente en España y en Europa.

Más artículos

Crisis en el estatismo

La tarea contra el estatismo es fundar nuevas escuelas y universidades liberales o transformar a las instituciones educativas para que la cultura libertaria penetre en la población y la puedan defender contra el estatismo.

‘Road to freedom’: Stiglitz contra Hayek y Friedman

Resulta vergonzosamente claro que Stiglitz no ha leído mucho a Hayek. La afirmación de que Hayek basó su economía política en la competencia perfecta entre seres humanos racionales que se supone que lo saben todo sobre cualquier cosa es un disparate.