Skip to content

Evocaciones

Publicado en Libertad Digital

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

A nadie escapa, además, el elemento populista, la fácil venta ante el electorado que tiene poner al votante como teórico accionista y hablar de devolver a Bolivia unas riquezas que “le pertenecen”. Al fin, ¿Qué importancia puede tener un cambio de titular en la explotación de un recurso, cuando solo hay que extraerlo y acaso vendérselo a los distribuidores? Pues la tiene, y mucha.

Producir no es una cuestión técnica, sino económica: se trata de hacer el uso más productivo de un recurso. Para ello, los empresarios cuentan con un delicado sistema de señales, que son los precios y los costes, y que le van indicando qué es lo más conveniente en cada momento. El gestor público no se mueve por el beneficio, sino por otro tipo de consideraciones que nada tienen que ver con hacer el mejor uso del recurso, por eso todas las gestiones públicas caen en el fracaso. Allende logró arruinar nada menos que la minería chilena de cobre, y Castro ha hecho de Cuba un país importador de azúcar. En toda la historia, Estados y grupos de toda ralea han intentado agarrar la riqueza de otros, para ver cómo se les escapaba de las manos como la arena del mar. Y es que confundían la riqueza con las cosas, en lugar del quehacer diario, libremente encaminado a satisfacer las necesidades sociales.

Más artículos

Historia de Aragón (V): Sancho Ramírez

En 1068, Sancho Ramírez viajó a Roma, donde el Papa le concedió el título de Rey de Aragón. Aragón pasó a ser vasallo de la Santa Sede, a cambio de 500 mancusos de oro al año,

La revolución conservadora de Margaret Thatcher

En sus notas para aquel discurso de 1991, Margaret Thatcher concluía advirtiendo a sus amigos del CPS que la gran tentación de la política era «perder de vista las verdades eternas y elegir la solución popular y rápida».