Skip to content

¿Fascistas?

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Sí, hay cosas que están cambiando y que cambiarán aún más en el nuevo Gobierno vasco. Pero hay cosas que no cambian, y que no tienen visos de cambiarse jamás. El nuevo lehendakari, Patxi López, ha hablado con aparente firmeza de su decisión de acabar con estos "fascistas".

¿Fascistas?

¿Por qué utiliza esa palabra, si está claramente mal empleada? ¿Qué quiere decir, en este contexto? Ya se utilizó esa expresión en el pasado, pero llevamos años utilizando "izquierda abertxale". ¿Por qué vuelve la palabra fascista?

ETA es un grupo terrorista con dos patas ideológicas: el comunismo y el nacionalismo. Lo que quieren es un País Vasco independiente y convertido en una nueva Albania, con su buena dictadura del proletariado, sus gulags y demás. Es un partido socialista, y en la época del llamado "diálogo" se le reconoció como tal, llamándole "izquierda abertxale". Nadie les llamaba entonces "fascistas". Se alegará que son nacionalistas y socialistas, como los nazis, pero su socialismo es marxista, de modo que ese camino sólo lleva al juego de palabras.

No hay razón ideológica o histórica para llamarles fascistas. Pero sí política. El término "fascista" es una llamada de atención a la izquierda; es el disco rojo de la negociación con ETA. Cuando vuelvan a llamarles, de forma oficial y con toda solemnidad, "izquierda abertxale" sabremos que se ha encendido el disco verde de la negociación.

Más artículos

Crisis en el estatismo

La tarea contra el estatismo es fundar nuevas escuelas y universidades liberales o transformar a las instituciones educativas para que la cultura libertaria penetre en la población y la puedan defender contra el estatismo.

‘Road to freedom’: Stiglitz contra Hayek y Friedman

Resulta vergonzosamente claro que Stiglitz no ha leído mucho a Hayek. La afirmación de que Hayek basó su economía política en la competencia perfecta entre seres humanos racionales que se supone que lo saben todo sobre cualquier cosa es un disparate.