Skip to content

Los españoles renunciaron a casi 39.000 herencias en 2016, un nuevo récord histórico

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Miles de contribuyentes están encabezando una especie de rebelión fiscal para exigir la eliminación del impuesto de sucesiones.

España ha registrado más de 200.000 renuncias a herencias desde el estallido de la crisis debido a las deudas y a la elevada carga fiscal que lleva aparejada la transmisión del patrimonio familiar a los herederos, especialmente en algunas comunidades autónomas. Y lo más curioso es que, a pesar de la recuperación económica, las renuncias no dejan de aumentar.

Así, los españoles rechazaron a un total de 38.791 herencias en 2016, según los datos de cierre de ejercicio publicados por el Consejo General del Notariado. Esta cifra supone un 3% más que en 2015 y hasta un 67% más que en 2012, en los peores momentos de la crisis. Desde 2007, las herencias rechazadas casi se han multiplicado por cuatro, ya que en 2007 su número se reducía a poco más de 11.000 casos.

El 10% de los herederos acaba hoy renunciando a su legado frente al 3,4% de 2007 , pero la intensidad de este fenómeno varía en función de cada región. Asturias encabezó este particular ranking, con un 16% de renuncias sobre el total de herencias registradas en 2016, seguida de La Rioja, Baleares, Andalucía y Murcia, con tasas superiores al 12%. En el lado opuesto, destaca Aragón, Galicia y Navarra, con tasas del 8% o menos.

El mayor número de renuncias se produjo en Cataluña y Andalucía, con más de 7.000 casos cada una, concentrando el 38% de los rechazos acontecidos en todo el país. Por último, Murcia y Andalucía son las autonomías que han experimentado un mayor incremento de renuncias desde el comienzo de la crisis, con un 420% y 400%, respectivamente, mientras que País Vasco (127%) y Navarra (164%) presentan las menores subidas desde 2007.

Los datos demuestran, en términos generales, que las renuncias se intensifican en aquellas regiones que aplican una mayor factura fiscal a los herederos. Andalucía y Cataluña registran el mayor volumen de rechazos en números absolutos, Asturias lidera el ranking de renuncias sobre el total de herencias y Murcia es la autonomía que ha experimentado un mayor incremento de casos desde el estallido de la crisis.

Frente a la petición que ha realizado la presidenta andaluza, Susana Díaz, con el apoyo de otra regiones para armonizar al alza el Impuesto de Sucesiones y Donaciones con el fin de evitar la fuga de contribuyentes e ingresar más dinero a través del sistema de financiación territorial, miles de contribuyentes están encabezando una especie de rebelión fiscal en Andalucía y Asturias para exigir la eliminación de este tributo, al que consideran «injusto», «confiscatorio» e «inconstitucional».

 

 

Más artículos

El capitalismo y la mercantilización del arte

El arte “puro” era un producto de su propia época industrial. Algo que solo es posible en una sociedad burguesa en la que el artista tiene tiempo y medios para producir un arte que no necesite ser vendido.

El lenguaje económico (XXXII): el free rider

El free-rider es un beneficiario no intencional: no invade la propiedad privada y no viola la ley. Solamente se aprovecha de una circunstancia sobrevenida sobre la que no tiene control.