Skip to content

Más de 200 años sin aprender la lección

Publicado en Libertad Digital

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

El pasado año ya reflejé en mi primer artículo en Libertad Digital que la privacidad es uno de los grandes retos de la sociedad actual y que el desarrollo de las redes sociales depende en gran parte del tratamiento de la información personal que los usuarios depositan en ellas.

Esta misma semana la decisión de Facebook de incluir modificaciones en sus condiciones generales de uso empezó a inquietar a muchos de sus usuarios. Dentro de estos cambios se encontraban frases cuanto menos inquietantes, donde la red social se otorgaba la "licencia perpetua y mundial" sobre todo el contenido publicado en el sitio por parte de sus usuarios. Marck Zuckerberg, el fundador de Facebook, argumentaba que estas modificaciones eran coherentes, ya que están relacionadas con la forma de compartir fotos y mensajes en la red social. La defensa que hacían de esto era que si un usuario decide cancelar el servicio, su información desaparecería de la página, pero no para todos aquellos a los que ya se la había enviado. Otro de los puntos polémicos es el derecho que se otorga Facebook de utilizar libremente todo el contenido en el sitio, incluso si una persona elimina un documento o cierra su cuenta. La red social explica que este punto está ideado, no para comercializar la información de alguna forma, sino para poder innovar con la presentación de la misma y no tener trabas legales que se lo impidan.

En pocos días, el debate en la red y en el propio Facebook se disparó y las reclamaciones no dejaron de llegar. Uno de los grupos más importantes en cuanto a privacidad en entornos electrónicos, el Centro de Privacidad en la Información Electrónica (EPIC), exigió a la red social el regreso a los anteriores términos de condiciones de uso.

Con buen criterio, la red social ha escuchado a los usuarios y a los diferentes grupos de presión y ha vuelto a las anteriores condiciones de uso. Pero además ha decidido abrir un debate público para trazar la líneas de las nuevas, con el objetivo de que al mismo tiempo se defiendan los intereses de la empresa y se satisfaga la privacidad de sus usuarios. El grupo en Facebook ya está abierto para que podamos participar y aportar nuestra visión, porque en este caso las reglas las marcamos entre todos.

Más artículos

Historia de Aragón (V): Sancho Ramírez

En 1068, Sancho Ramírez viajó a Roma, donde el Papa le concedió el título de Rey de Aragón. Aragón pasó a ser vasallo de la Santa Sede, a cambio de 500 mancusos de oro al año,

La revolución conservadora de Margaret Thatcher

En sus notas para aquel discurso de 1991, Margaret Thatcher concluía advirtiendo a sus amigos del CPS que la gran tentación de la política era «perder de vista las verdades eternas y elegir la solución popular y rápida».