Skip to content

¿Necesitamos a este PP?

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

El PP. Su todavía jefa de comunicación. Carmen Martínez Castro. Ella se ha querellado contra Víctor Gago porque él ha contado lo que le dijeron sus fuentes: que ella se sirvió de los medios de comunicación para minar la imagen de José María Aznar, ya saben, ese apestado de Génova.

Valiente, la todavía jefa de comunicación. ¿Quién coño es ese Víctor Gago? Colaborador de Libertad Digital, el refugio de los neocones, hombre para la prensa de Hazte Oír, ese puñado de meapilas activistas. Una presa fácil. ¿Va a salir la prensa de izquierdas en su defensa? ¿Los actores y artistas? ¿Teddy Bautista? Nah. Le defenderá la propia Libertad Digital, que es un caso perdido, los liberalotes de Red Liberal y cuatro más. Si, total, ya sabemos que la grey centroderechista nos votará. ¿Qué otra cosa puede hacer, ante la avalancha del zapaterismo?

Valiente, la todavía jefa de comunicación, con quien puede serlo. Porque frente a esa prensa que le reconoce el derecho a presentarse a las elecciones, pero le niega el derecho a ganarlas, frente a quienes apuran su ingenio, mucho o poco, para insultarles, ante quienes les insultan y les atacan, ante ellos, todo es centrismo genuflexo. ¿Libertad de expresión? ¡Quiá! La de Víctor Gago, a los tribunales. Es una pulsión censora, pero cobarde.

¿Es el PP de la todavía jefa de comunicación el partido que defenderá nuestras libertades? Esa es la pregunta. Rajoy, el todavía Rajoy, está demasiado ocupado en hacer cábalas con la crisis y en limpiar su partido de cualquier resto de las ideas de Aznar como para hacer suya una defensa de la libertad.

Sí hay una alternativa a Zapatero que es alternativa al PP. Se llama Rosa Díez. Ha creado un discurso con ramas podridas, pero con el tronco enraizado en nuestros derechos y nuestras libertades. Si las cosas siguen como hoy, ¿para qué necesitamos un PP?

Más artículos

El pesimismo de Pareto, y cómo combatir esa fatal enfermedad

Pareto fue un liberal clásico muy importante. Se dedicó a la escritura política, defendiendo con pasión el laissez-faire y oponiéndose a cualquier intervención gubernamental, tanto a los subsidios plutocráticos como a la legislación social y el socialismo proletario.

Homosexualidad, una perspectiva interdisciplinaria

La inclinación sexual por personas del mismo sexo es un fenómeno que presenta algunas particularidades a distintos niveles de análisis. Posiblemente, la homosexualidad no sea un factor diferenciador significativo a