Skip to content

Para dominarlos a todos

Publicado en Libertad Digital

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Quizá por esta incomprensión, un asunto como es el affaire Network Solutions ha pasado más bien desapercibido. Para quien no la conozca, esta compañía es una de las cinco principales empresas en el negocio del registro de dominios. Ya estamos otra vez con las palabras incomprensibles, pensará usted. Bueno, esta es más bien fácil de definir: un dominio es un nombre en internet; nosotros, para poder utilizar libertaddigital.com, tenemos que pagar cierto dinero al año a una de estas empresas registradoras, no sé cuál. La fama de Network Solutions se debe a que, en su día, fue la única a la que se podía acudir para adquirir los dominios .com, .org y .net. Costaban 100 dólares por dos años y fueron esos altos precios los que provocaron el nacimiento del sistema actual, en la que es una organización llamada ICANN la que otorga a empresas u organizaciones la gestión de cada uno de los dominios de primer nivel (Verisign, por ejemplo, se encarga de los .com), además de conceder licencias a otras muchas empresas para vender dominios al público. Con este sistema, el precio ha bajado en algunos casos a unos 8 dólares al año.

El caso es que hace unos años se creó un periodo de gracia de cinco días durante el cual se puede devolver un dominio sin tener que pagar nada, como si fuera El Corte Inglés. El problema es que hubo gente que empezó a realizar una práctica llamada domain tasting, que consiste en comprar un dominio, poner una página con anuncios y ver si en esos cinco días hay gente que entra, bien porque es el nombre de una antigua web ya desaparecida o porque sea muy parecido a otro y la gente entra cuando se equivoca al teclear… lo que sea. Si reciben visitas, se quedan con el dominio; si no, lo devuelven. Para que vean lo extendida que está esta práctica, el director ejecutivo de GoDaddy, la primera empresa registradora del mundo, afirmó el año pasado que de 55,1 millones de dominios que registraba su empresa, 51,5 millones eran cancelados antes de que pasara el periodo de cinco días.

Pues bien, si ha tenido usted paciencia para llegar hasta aquí, vamos a hablar al fin de Network Solutions. Lo que se ha descubierto que hace esta empresa es que, en el momento en que alguien comprueba usando sus servicios si un dominio está libre, lo registran y se lo quedan durante cuatro días. Durante ese tiempo sólo se puede comprar a través suya. Y cobran como 4 veces más que la competencia. Así que se ha armado bastante revuelo, como es lógico, y están recibiendo mucha publicidad negativa, aunque no parece que la ICANN les vaya a sancionar. Eso sí, están estudiando imponer una penalización de 5 centavos de dólar por borrar un registro de dominio dentro del periodo de gracia, algo que hicieron el año pasado los encargados de gestionar los .org, pasando de tener 2,4 millones de casos a 152.700 al mes siguiente.

En diversos foros de internet se está llamando al boicot a Network Solutions. Pero no creo que eso les vaya a hacer mucho daño. Y es que lo que habría que preguntarse es cómo es posible que pese a ser tan cara, siga siendo una de las principales empresas de este sector. La respuesta está, creo yo, en la costumbre. Para muchos, los dominios son suficientemente baratos como para que no les merezca la pena la molestia de trasladarlos a otra parte, y hay mucha gente que los tiene en Network Solutions porque es el único lugar donde se podían tener. De modo que, o la ICANN les pone firmes, o seguirán quedándose con los dominios que usted busque con todo el morro.

Más artículos

Dos críticas relevantes al positivismo jurídico: Lon L. Fuller y Friedrich A. Hayek

Las críticas al positivismo jurídico persisten, bien porque el derecho positivo podría no ajustarse al ideal regulativo del Estado de Derecho, bien porque supone aceptar como jurídicos únicamente los preceptos deliberadamente «puestos» por alguna autoridad estatal, en desmedro del derecho generado de forma espontánea por la sociedad.

Historia de Aragón (V): Sancho Ramírez

En 1068, Sancho Ramírez viajó a Roma, donde el Papa le concedió el título de Rey de Aragón. Aragón pasó a ser vasallo de la Santa Sede, a cambio de 500 mancusos de oro al año,

La revolución conservadora de Margaret Thatcher

En sus notas para aquel discurso de 1991, Margaret Thatcher concluía advirtiendo a sus amigos del CPS que la gran tentación de la política era «perder de vista las verdades eternas y elegir la solución popular y rápida».