Skip to content

Sacrificio al dios Sol

Publicado en Libertad Digital

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Al gobierno español este proyecto le viene como anillo al dedo. El ministerio de Medio Ambiente ha reconocido recientemente que el incumplimiento del Protocolo de Kioto por parte de España es monumental, habiendo incrementado nuestras emisiones de CO2 desde 1990 en un 47,87%, cuando nuestro límite lo tenemos fijado en un 15%. Además, el objetivo del gobierno en el marco de su Plan de Energías Renovables es que en 2010 haya 400 MW y por el momento sólo cuenta con 37MW.

Una de las características financieras del plan es que el dinero lo aportarán inversores particulares que se beneficiarán de una rentabilidad del 10%. La pregunta salta a la vista: ¿cómo es posible que la energía solar fotovoltaica ofrezca una  rentabilidad tan elevada? ¿Será que tienen razón los ecologistas cuando dicen que esta forma de producción energética es interesante desde el punto de vista económico?

Lo cierto es que se trata de un nuevo fraude al contribuyente y al consumidor. El más grande de Europa en su modalidad, según los promotores del proyecto solar. Y es que no podía ser de otro modo si tenemos en cuenta que la energía solar fotovoltaica es hoy por hoy una de las más ineficientes que existen.

La fórmula es bien sencilla. Consiste en detraer esa cantidad que se promete a los inversores de la rentabilidad real que ofrecen otras formas de producción energética y, en última instancia, a través del dinero que se le cobra injustificadamente a los consumidores de energía eléctrica quienes pagan indirectamente estos proyectos que sólo sirven para que se forren cuatro gatos. La herramienta básica de la que se aprovechan es el Real Decreto 436/2004 que garantiza que el distribuidor más cercano tiene que comprar la energía producida en los huertos solares. En definitiva, se trata de un negocio sin incertidumbre y con mucha trampa. Para colmo, el precio al que el distribuidor está obligado a pagar esa electricidad es un 575% superior al de la tarifa media de referencia durante 25 años, y del 460% a perpetuidad. Un chollo para unos pocos privilegiados que pagamos todos con una electricidad más cara y un asfixiado mercado eléctrico.

Es también en este ámbito de las búsquedas de rentas donde se explica que se construyan 278 centrales en vez de una. Y es que las subvenciones son menores para las instalaciones de menos de 100 kilovatios. Así que BP Solar va a montará 278 huertos que tengan una potencia siempre inferior a esos 100 kilovatios para poder embolsar todo el maná estatal. Para los ecolo-getas, los políticos demagogos y los buscadores de rentas ajenas estamos ante un gran éxito. Para es resto de la población el anuncio representa un nuevo sacrificio al dios Sol.

Más artículos

El proyecto intelectual de Carl Menger

Carl Menger no planteó su libro como una crítica frontal a quienes se oponían al mercado libre, sino como una defensa más fundamentada del mismo.