Skip to content

Zopa y el intervencionismo en EEUU

Publicado en Libertad Digital

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

No obstante, casi todos los que lo han intentado apuntaron al "aplanamiento" del que hablara Thomas Friedman: en la web 2.0 podemos hacer por nosotros mismos cosas que antes requerían de una serie de intermediarios que, además, salían bastante caros los jodíos. Piensen, por ejemplo, en Bubok o Lulu, donde cualquiera puede autopublicarse un libro sin necesidad de pasar por una editorial.

Una de las actividades que más sorprende que se lleven a cabo, al menos en otros países, gracias a esa web 2.0, es el llamado P2P lending, que consiste en poner en una web a quienes tienen dinero para prestar y a quienes quieren un crédito para que lleguen a un acuerdo sin necesidad de intermediarios. Un eBay de los préstamos, por así decir. De todas las compañías dedicadas a esto (hay una española, PartiZipa, pero está limitada a la financiación de nuevas empresas), destaca por su veteranía la británica Zopa.

En estos momentos en que la práctica de los bancos de prestar a largo plazo el dinero que sus clientes depositan a corto está provocado quiebras por todo el mundo y un gasto público brutal que estaremos pagando durante décadas para evitar la desaparición del actual sistema financiero, parece que tiene sentido que quienes puedan dar un préstamo a largo plazo y quienes lo necesitan lleguen a acuerdos entre ellos de forma directa.

Estos días, los corresponsales que nada saben de economía y los periodistas progres que están encantados de haberse conocido no hacen otra cosa que echarle la culpa al capitalismo de la crisis que actualmente padecemos. En los informativos de Antena 3 –que se supone que es la única cadena de televisión nacional que no es de izquierdas–, la presentadora y el corresponsal en Estados Unidos se frotaban las manos relatando como "el país del capitalismo" se hacía europeo y copiaba las medidas de Gordon Brown. Como tantos mitos acerca del gigante norteamericano, presumir que no impone regulaciones y que las empresas operan allí sin restricciones es ridículo. Son los estadounidenses quienes aprecian más el capitalismo que los europeos y se comportan de una forma más acorde con ese sistema, más emprendedora. Eso es lo que hace de Estados Unidos un país, si se quiere, más "capitalista" que las naciones europeas. Pero en esto no tienen mucho mérito sus políticos y gobernantes. No digamos ya Bush.

De hecho, Zopa acaba de cerrar sus puertas en Estados Unidos. La razón es que no operaba allí de la misma manera que en Japón, Italia y Reino Unido, los demás países donde está presente. Debido a las exigencias regulatorias, todo el negocio debía pasar a través de una entidad financiera establecida y aprobada por las autoridades y éstas no pasan por el mejor momento, como todo el mundo sabe, así que los clientes serán recolocados en las distintas cooperativas de crédito con las que tuvo que asociarse. Así que aquello que puede hacerse en toda la reguladísima Europa no puede llevarse a cabo en los liberales y salvajemente capitalistas Estados Unidos.

Es mejor no creerse los mitos sobre Estados Unidos. Ni lo que se refieren a la pobreza ni otros muchos. Tampoco estaría de más dejar de creerse que el sistema capitalista es el culpable de esta crisis. Porque el sistema financiero es, en todo el mundo, un oligopolio regulado por el Estado que trabaja con una materia prima, el dinero, que es un monopolio gestionado por los bancos centrales. Pero supongo que es mucho pedir a la casta de opinadores profesionales de este país.

Más artículos

Elecciones presidenciales en Venezuela. ¿Qué se puede esperar?

Por chavismo y gobierno me refiero lo que se conoce como «El Régimen», 4 agentes específicos que son los únicos que pueden impactar sobre el devenir político de Venezuela: Maduro y Cilia Flores (presidente y primera dama), Diosdado Cabello (vicepresidente del PSUV), los hermanos Rodríguez (cabezas de la asamblea nacional y las negociaciones) y Vladimir Padrino López (ministro de defensa).