Skip to content

Correos

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Santiago Calvo analiza el gasto que supone el mantenimiento de la empresa pública de mensajería, Correos, y nos explica que la única solución es alejarse de lo público, es decir, privatizarse, para asegurar que su único objetivo sea la prestación de un servicio de calidad al cliente, y que eso se traduzca en la obtención de beneficios. 

Más artículos

Democracia y totalitarismo no son excluyentes

La democracia podrá ser una forma de tratar (igual incluso la mejor) aquellos asuntos que por su naturaleza tengan que ser decididos conjuntamente, pero nada hay en ella que la haga contraria per se al totalitarismo.