Skip to content

Hoy es el Día de la Deuda

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

España agota todos sus ingresos fiscales y vivirá del déficit hasta fin de año

  • Hay siete países de la UE que alcanzan el Día de la Deuda antes que España, pero su deuda media es del 53,8% del PIB, la mitad que la española
  • La deuda pública crece en España a un ritmo de 164,8 millones de euros cada día, lo que supone 6,8 millones por hora, 114.155 euros por minuto y 1.903 euros por segundo
  • Por Comunidades Autónomas, el peor resultado es el de La Rioja, donde el Día de la Deuda llega el 17 de noviembre. Galicia, por el contrario, es la mejor situada, ya que agota sus ingresos el 28 de diciembre
  • La Seguridad Social registra el mayor déficit de caja de toda la UE. La deuda del sistema público de pensiones se ha multiplicado por cinco. El Día de la Deuda de la Seguridad Social se adelanta al 10 de octubre

30   de noviembre de 2023

El Instituto Juan de Mariana (IJM) publica hoy el Día de la Deuda, que refleja la fecha a partir de la cual el conjunto de las Administraciones Públicas españolas agota todos sus ingresos fiscales para poder hacer frente a sus gastos, de modo que el Estado vivirá a crédito, generando déficit y deuda, hasta fin de año.

Si comparamos todos los ingresos y gastos previstos por las Administraciones Públicas españolas para 2023, encontramos que el saldo negativo es del 8,6%. En términos de calendario, esto significa que, si tomamos todos los ingresos del Estado y los distribuimos a lo largo del año, dichos recursos solamente cubren once meses de gasto. Por lo tanto, el Día de la Deuda llega el 30 de noviembre y el equivalente a un mes entero de gastos se financia por entero vía déficit y deuda.

Hay siete países de la UE que alcanzan el Día de la Deuda antes que España, pero su deuda media es del 53,8% del PIB, más de un 50% por debajo de nuestro país. Además, si nos comparamos con las economías del Club Med, vemos que nuestro Día de la Deuda (30 de noviembre) se compara muy desfavorablemente con la fecha observada para Grecia (22 de diciembre), Croacia (28 de diciembre) o Portugal (30 de diciembre).

Si desagregamos por Administraciones, el Día de la Deuda llega el 5 de octubre en el caso del Gobierno Central, el 17 de diciembre en el de las Comunidades Autónomas y el 19 de diciembre en el de la Seguridad Social. Las Corporaciones Locales son las únicas que tienen un ligero superávit.

Por Comunidades Autónomas, el peor resultado es el de La Rioja, donde el Día de la Deuda llega el 17 de noviembre. Cataluña lo alcanza el 12 de diciembre y Madrid el 16. El mejor resultado es el de Galicia, que agota sus ingresos el 28 de diciembre.

España va camino de enlazar 21 años consecutivos (2008-2028) con el presupuesto público en situación de déficit. La cronificación de dicho diferencial negativo se traduce en un crecimiento continuado de la deuda de nefastas consecuencias para la economía.

El volumen de deuda acumulado por las Administraciones Públicas se ha disparado de menos del 40% a más del 110% del PIB entre los años 2008 y 2022. Las reglas de la Eurozona exigen que los pasivos del Tesoro no superen el 60% del PIB. Cumplir dicho objetivo mejoraría el PIB en 4,6 puntos, es decir, más de 62.000 millones de euros. Por lo tanto, la deuda está suponiendo un lastre muy importante para el desarrollo económico del país.

España es el segundo país de Europa con mayor aumento de la deuda pública desde finales de 2019 hasta el primer trimestre de 2023. La subida, de 14,6 puntos del PIB, está muy por encima del incremento observado en el conjunto de la Unión Europea, donde el aumento ha sido de 6 puntos del PIB.

La deuda pública asciende ya a 29.500 euros por habitante y 74.500 euros por hogar. A lo largo de 2023, los pasivos del Estado habrán aumentado en 60.000 millones de euros. Si expresamos estas cifras con un reloj de deuda, encontramos que la deuda sube 164,8 millones de euros cada día, lo que supone 6,8 millones por hora, 114.155 euros por minuto y 1.903 euros por segundo.

El endeudamiento enmascara el verdadero coste del gasto público, al trasladar su financiación al futuro. Esta ilusión fiscal equivale a 8.478 euros por asalariado. Además, la vida media de la deuda española es de 7,9 años, de modo que no estamos traspasando tales obligaciones “a las próximas generaciones”, sino que nosotros mismos las enfrentaremos también a medio plazo, en forma de más impuestos.

La Seguridad Social española presenta el mayor déficit de caja de toda la UE. Su deuda ha crecido de forma espectacular en los últimos años, multiplicándose por cinco y pasando de menos de 20.000 a más de 100.000 millones de euros. Además, la verdadera situación contable de la Seguridad Social se enmascara por las transferencias que llegan de los Presupuestos Generales del Estado. Si se ajustan los datos para considerar su efecto, el Día de la Deuda del conjunto de las Administraciones Públicas permanece inalterado (30 de noviembre), pero la fecha del Gobierno Central se retrasa del 5 de octubre al 26 de noviembre, mientras que la de la Seguridad Social se adelanta del 19 de diciembre al 10 de octubre. Pagar las pensiones exclusivamente con los ingresos del sistema supondría reducir casi 60 euros la prestación media percibida mensualmente por los jubilados españoles.

Puede leer el informe completo aquí.

Más artículos

El anhelo de un Bukele en Colombia

Cualquiera quiere ser Bukele. Todos sueñan con ese papel. Tiremos una piedra y con seguridad que veremos como alza la mano con un hilo de sangre en su frente.