Skip to content

Cómo los confinamientos, y no el covid, marcaron a una generación

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email
  • Los confinamientos y las restricciones han aumentado la pobreza, las carencias educativas y de desarrollo de los niños de todo el mundo.
  • Suecia, que mantuvo la normalidad, no aprecia ningún deterioro en la salud y desarrollo de sus niños.
  • Los niños nunca han sido un grupo vulnerable al covid, ni siquiera los niños inmunocomprometidos.

En la hora en que propios expertos de la OMS reconocen que las vacunas covid para niños y adolescentes no aportan beneficio reseñable (sí, como hemos leído, y todo esto más de 2 años después de promover lo contrario) por el simple hecho de su muy bajo riesgo (un estudio de enero de 2022 concluía que incluso en niños inmunocomprometidos el riesgo del covid seguía siendo bajo o muy bajo), es momento también de empezar a pedir cuentas por precisamente todo el impacto no del covid sino de la respuesta al mismo sobre la salud de niños y adolescentes.

El ejemplo de Suecia

En comparación con toda la inmensa mayoría de países embarcados en una tan extrema como experimental respuesta a una pandemia, en Suecia (el país donde jamás un niño llevó una máscara, jamás fueron confinados y jamás faltaron a sus clases), los estudios concluyen que los niños NO tuvieron ninguna falta de desarrollo y éste se produjo con plena normalidad. Repitamos: el país occidental sin mascarillas ni confinamientos vio a sus niños y adolescentes desarrollarse con plena normalidad. Tampoco se observó en la infancia sueca ningún aumento de la brecha educativa por rentas o clase social como en los demás países occidentales analizados. Y mientras casi todo el resto de Occidente veía cómo sus niños reducían en promedio un 20% su actividad física, en Suecia los niños no redujeron ésta lo más mínimo.

En Suecia es inconstitucional cerrar las escuelas. Anna Ekstrom, ministra de educación sueca explicó su decisión de no cerrar escuelas en 2020 no sólo por un derecho constitucional sino por el papel fundamental que juega la escuela en la vida de los niños. En toda Escandinavia se hizo un esfuerzo por interferir lo mínimo posible en la vida de los niños. Aunque Dinamarca decidió en marzo de 2020 cerrar las escuelas, en abril ya estaban reabriéndose con normalidad. Suecia, por cierto, no sólo nunca hizo enmascarar a ningún niño sino que tampoco recomendó nunca las vacunas covid para menores de 12 años (y para primavera de 2022 ya las desaconsejaba para menores de 18). En junio de 2022, el director del Instituto Nacional de Salud de Dinamarca afirmó “haber sido un error” haber recomendado las vacunas a los menores de edad.

Niños enmascarados

Aunque ya sabemos que las máscaras no sirven ni han servido contra virus, todos los estudios consistentes han mostrado que enmascarar a los niños no ha prevenido nada, ni estudios de España, de Finlandia o de Estados Unidos. Niños que se acabarán preguntando en un futuro por qué les hicieron taparse la boca durante 2 años o más para un virus que apenas les afectaba. Porque lo cierto es que los niños suecos tuvieron menos mortalidad que, por ejemplo, los confinados y enmascarados hasta la saciedad niños británicos.

Recordemos, igualmente, para mostrar comparativamente la pura experimentación (que consiguió China, que hiciéramos a su imagen y semejanza) en que se basó la respuesta al covid, que en 2017-18 Estados Unidos sufrió una de las más severas epidemias de gripe común de los últimos tiempos. Más de 80.000 estadounidenses fallecieron de gripe, entre ellos 180 niños. Y nunca se planteó ningún confinamiento, ningún cierre de escuelas, ningún enmascaramiento, ningún testeo masivo de la población.

Confinamientos y esperanza de vida

En países como EEUU por ejemplo se puede fácilmente comprobar cómo al menos un tercio de la pérdida de esperanza de vida en 2020 se debió a los confinamientos (que tampoco salvaron vidas). Y eso asumiendo que las muertes covid fueron correctamente contabilizadas, cuando la realidad es que muchos expertos apuntan a lo contrario, que hubo y hay una sobreestimación.

Ahora veamos la anormalidad en todos los países con imposiciones y restricciones a través de las consecuencias de éstas que la propia prensa reconocía.

Efecto sobre los niños

  • Daily Telegraph. El devastador efecto de los confinamientos en los niños británicos.

Comenta cómo muchos niños llegan a primaria sin saber pronunciar su propio nombre. En sólo un año entre 2019 y 2020, los problemas de adaptación al nivel escolar en Reino Unido aumentaron del 35% al 46%.

  • USA Today. Problemas de desarrollo cognitivos en bebés.

La denominada ‘generación covid’ tiene retrasos de desarrollo fuera de lo normal. Los niños de esta generación empiezan a hablar, caminar e interactuar más tarde. Sufren de mayor ansiedad y tendencia a la agresividad.

  • 20 Minutos. Se constata una pérdida del 35% de todo el aprendizaje de un año escolar.

La revista científica Nature Human Behaviour analizó datos de 42 estudios en 15 países, hallándose por ejemplo pérdida apreciable de capacidades que ya habían sido adquiridas y un aumento de la brecha educativa entre las clases altas y las bajas.

  • The Spectator. Datos sobre el impacto de los confinamientos en los niños.

Todos los parámetros de desarrollo infantil analizados en el estudio Early Chilhood Inequalities sufren un deterioro apreciable entre 2019 y 2021

  • NBC. Emplear más tiempo con hijos y nietos y sus gérmenes mejora nuestra respuesta al covid

Inmunidad cruzada

En diciembre de 2022, tras más de 2 años con restricciones, medios mainstream como la NBC nos vienen a decir gracias a dos estudios, justamente lo contrario de lo hasta entonces recomendado. El primer estudio en cuestión de verano de 2022 hablaba de una inmunidad cruzada de la que nos beneficiaríamos al interactuar con los niños. En concreto, el estudio halló una diferencia significativa de riesgo de hospitalización entre familias sin niños y familias con niños. Recordemos que en 2020, las autoridades difundieron el miedo anticientífico a los niños, que en lugar de supercontagiadores ahora se saben inmunizadores.

  • Journal of Medical Ethics del British Medical Journal. No son éticos los mandatos de vacunas en centros escolares y universidades cuando el riesgo para estos grupos de los refuerzos de vacunas covid parece superior al beneficio

Pasaporte sanitario

La revista de ética médica del British Medical Journal exponen la dudosa ética médica de exigir pasaporte sanitario covid y vacunas en centros escolares y universitarios, como sucedió y aún sucede en algunos casos en Estados Unidos, por ejemplo.

  • Time. Las restricciones mundiales por el covid agravaron el trabajo infantil.

El reportaje trata el caso de Bangladesh, un país con un cierre de escuelas draconiano por lo prolongado desde 2020. Save the Children reporta la misma experiencia junto con el aumento al maltrato infantil.

  • BBC. 228.000 niños fallecieron en el sudeste asiático por las restricciones covid

El artículo de basa en cifras de la ONU. Por ejemplo, comenta cómo las restricciones, confinamientos, faltas de tratamiento adecuado por esas restricciones y el olvido de otras enfermedades han hecho aumentar en estos países los casos de tuberculosis, malaria o tifus.

  • RTVE. Las mascarillas impiden a los niños identificar emociones.

Abusos y pobreza

Lo más truculento de este reportaje de la cadena pública es que busca psicólogos que intenten minimizar los daños, asegurando que ‘ya recuperarán’ lo perdido en años posteriores. Según lo cual, todo deterioro al aprendizaje puede ser justificable y fácilmente solventable, como si nunca marcara a un niño estar dos años de su pleno desarrollo con importantes carencias.

  • BBC. Una pandemia de abusos infantiles

En este caso se centra en Filipinas a partir de los datos de Unicef y Save the Children donde “más de dos años de confinamientos y cierres de escuelas dejó vulnerables a los niños en casa con padres con necesidad de obtener dinero”.

  • UNICEF. 150 millones más de niños viven en la pobreza desde la respuesta al covid

Esto ha supuesto un aumento de al menos el 15% de niños en la pobreza. Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF reconocía la responsabilidad de los confinamientos.

Ahora la cuestión es, ¿realmente estamos dispuestos a olvidar todo esto? Y tan o más importante, ¿alguien alguna vez pagará por todo el daño tan innecesariamente hecho a los niños?

2 Comentarios

  1. Dices :
    «La revista científica Nature Human Behaviour analizó datos de 42 estudios en 15 países, hallándose por ejemplo pérdida apreciable de capacidades que ya habían sido adquiridas y un aumento de la brecha educativa entre las clases altas y las bajas.»

    Mucho cuidado con las estadísticas, porque el Behaviorismo o Conductismo aplicado al campo de la acción humana es una completa falacia ya refutada (Von Mises); no se puede presuponer que los humanos nos comportamos como partículas cuánticas y aplicar el calculo de probabilidades al conjunto de la misma clase de partículas).

    El mejor ejemplo del empleo del Calculo de probabilidades es la fisica cuantica con lo que se llama reducción o colapso de la función de onda o vector de estado de Schrödinger; por cierto, en este Vector de Estado, antes de proceder a la reducción (calculo de probabilidades) es completamente determinista y no hay incertidumbre a nivel cuantico porque las ingeniosas ecuaciones de Schrödinger funcionan con numeros complejos (una parte real y otra imaginaria) y no con nuemros; lo que hay es superposicion o multiples posiciones de cada partida; el multiverso); en el Universo, el de los numeros reales, «Sabemos como se comporta en el nivel clásico o mundo real el conjunto (la reducción del vector de estado), pero nada sabemos del comportamiento de cada elemento de la clase» ;Von Mises , Luis y Ricardo; quizá haya variables ocultas, aunque muchos fisicos lo descartan porque viola la navaja de Ockam; Einstein y otros como Bhom o Penrose no estan de acuerdo; por consiguiente, esas estadísticas serian validas si y solo si el comportamiento de los humanos fuese exactamente el mismo; por eso, las compañias de seguros utilizan la probabilidad Bayesiana, mal llamada subjetiva (entre otros, por el zascandil de Milton Friedman y el resto del Mainstream), en la que el cientifico va objetivando estadisticamente a lo largo del tiempo los datos, en tanto en cuanto estos matengan la tendencia observada anteriormente; si todo el mundo deja de fumar entonces, ceteris paribus, el riesgo de cancer se elimina por causa del tabaco.

    Por lo demás, tiene Vd. toda la razón en lo que ha dicho respecto a las consecuencias carcelarias impuestas por los gobiernos, salvo el de Suecia; pero en Brasil, que yo sepa , han sido mucho mas laxos que en el pais escandinavo y las consecuencias han sido desastrosas, incluso teniendo en cuenta que su sistema sanitario es un desastre comparado con el de Suecia.

    Un cordial saludo

  2. Perdon por si no ha quedado clarao; lo que quiero decir es que a nivel cuantico no se utilizan numeros reales; estos se utilizan en al calculo de probabilidades a nivel clasico o real.


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

El lenguaje económico (XXXVII): salario

El salario es un precio (información) y también la cantidad de dinero (y otros beneficios no monetarios) que se percibe por realizar un específico trabajo. El trabajo no es una mercancía, pero su precio «se determina en el mercado del mismo modo que se fijan los precios de las mercancías»