Skip to content

¿Es Bitcoin irremediablemente volátil?

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Una crítica habitual hacia Bitcoin es que es muy volátil. La volatilidad a lo largo de sus 12 años de historia es evidente, con subidas espectaculares y bajadas no menos espectaculares cercanas al 90% respecto al máximo anterior. Sin embargo, creo que sería un error extrapolar la volatilidad de Bitcoin hacia el futuro porque el precio de un activo tan disruptivo ha de ser necesariamente volátil en su fase inicial, pues hace falta un proceso complejo de descubrimiento de las propiedades del activo en cuestión, y también de su precio.

Pero que esta volatilidad pasada no sea extrapolable al futuro, no implica que Bitcoin vaya a ser tan estable como el oro, la deuda pública o la moneda fiat. En este artículo quiero dar un salto en el tiempo y analizar un hipotético escenario donde Bitcoin ya es ampliamente conocido y la demanda de Bitcoin se ha estabilizado en un porcentaje más o menos constante de la producción global. Recomiendo la lectura de un reciente artículo enfocado en este escenario, pues es muy breve y conciso, Fernando va al grano de la cuestión y se enrolla mucho menos que yo.

Lo que cuenta en su artículo es que cualquier activo cuyo valor sube en el tiempo ha de ser impepinablemente volátil. ¿Por qué? Porque un activo que tuviera hoy un precio de 4, y todos estamos seguros de que dentro de un año valdrá 5, entonces su precio hoy no podría ser 4, tendría que ser 5 o muy cercano a 5. Porque si no, alguien estaría haciendo el canelo vendiendo duros a 4 pesetas. Cuando una información es cierta, automáticamente se incorpora al precio, así funciona el mercado. Un ejemplo muy gráfico es cuando una empresa cotizada recibe una OPA, en cuanto el anuncio es oficial, el precio se ajusta inmediatamente al precio de la OPA. 

Por tanto, los activos alcistas van subiendo de precio a medida que la incertidumbre sobre su demanda se va despejando. Y si hay incertidumbre, sí o sí, hay volatilidad.

Que Bitcoin tenga una oferta totalmente fija facilita mucho este análisis. Porque si finalmente es útil para el propósito que sea, y su demanda se mantiene estable en relación a una producción global creciente, entonces la única forma de que su valor se mantenga estable es que su precio suba. 

Fernando hace una comparación muy certera con el oro. El oro es casi perfectamente elástico a largo plazo porque cuando su precio sube, es más rentable minar oro y por tanto aumenta la cantidad. Este aumento tan moderado de la cantidad de oro es lo que hace que su poder adquisitivo sea tan estable a largo plazo. Sin embargo, los mineros de oro no pueden responder rápido a aumentos de demanda repentinos, con lo cual el poder adquisitivo del oro a corto plazo podría no ser estable en esos casos.

Aun así, el oro puede estabilizarse gracias a la especulación en el tiempo gracias a su estabilidad a largo plazo. Por ejemplo, si el precio sube muy rápido y se aleja mucho de los costes de producción, un minero puede vender futuros del oro con vencimiento a un año a un precio muy superior a sus costes.  Estas ventas de futuros frenarían la escalada del precio manteniéndolo estable.

Con Bitcoin esta especulación estabilizadora no es posible, pues realmente no se puede aumentar la producción a ningún coste. Las unidades de Bitcoin simplemente se distribuyen, no se producen. Actualmente ya se han emitido el 90% del total, y en el año 2048 ya se habrá emitido el 99,9%. Esta especulación apenas es posible hoy porque el “coste de producción” está ligado al precio por protocolo, con lo cual el margen es siempre muy estrecho. Pero sobre todo es que en pocos años ya apenas se podrán “minar” unidades nuevas, y a partir del año 2140, ninguna.

Por tanto, tal y como sostiene Fernando, Bitcoin es inherentemente volátil a largo y a corto plazo, y la volatilidad supone tener que asumir un coste de atesoramiento importante, porque si necesitamos vender nuestros Bitcoin en un momento en que el precio está por debajo de nuestro precio de compra, nos toca incurrir en pérdidas.  Salvo que tengas suerte, ese riesgo de depreciación hay que pagarlo sí o sí. O bien pagas ese riesgo con un seguro contra la depreciación, o bien lo pagas con tiempo y angustia esperando a ver si se recupera, renunciando además a aquello que querías comprar con tus Bitcoin en ese momento.

He de decir que hasta hace no mucho y muy influido por los teóricos de la liquidez, yo pensaba que la inelasticidad de Bitcoin la podrían corregir los bancos emitiendo depósitos  denominados en Bitcoin. Por ejemplo, una gasolinera podría emitir una letra y descontarla en un banco, el banco le abonaría en su cuenta “vales por Bitcoin” porque ha analizado bien el negocio y sabe que la gasolina se convertirá en Bitcoin contantes y sonantes en pocos días o semanas, por tanto el riesgo es muy bajo. Y el mercado en general aceptaría los depósitos convertibles en Bitcoin emitidos por los bancos como si fueran Bitcoin verdaderos mientras los bancos no se dedicaran a hacer préstamos demasiado arriesgados. Si al banco le solicitan la conversión de sus depósitos a Bitcoin reales y tiene en su activo préstamos a deudores solventes, pues o bien tendrá un buen flujo de ingresos en Bitcoin, o bien podrá vender esos préstamos en el mercado sin apenas descuento.

Pero Fernando me chafó totalmente esta expectativa al hacerme ver que cada vez habría más deudas denominadas en Bitcoin mientras que la cantidad de Bitcoin reales se mantendría fija, hasta el punto que pasados unos años la cantidad de deuda denominada en Bitcoin comparada con la cantidad real de Bitcoin sería descomunal. Esto nos llevaría a un escenario parecido al que se produjo a finales de los años 60 con el oro en el marco de Bretton Woods. Todos los bancos centrales se dedicaron a emitir moneda que era directa o indirectamente convertible en oro, y a un ritmo muy por encima del crecimiento de la oferta de oro físico. Una receta infalible para que tarde o temprano acabara todo en impago, como así fue.

Con Bitcoin ni siquiera haría falta ninguna emisión exagerada o imprudente. El carácter fijo de la oferta de Bitcoin hace que cualquier crecimiento de la deuda acabe por resultar tarde o temprano en una cantidad de deuda mucho mayor a los Bitcoin existentes, dejando al sistema expuesto a un ataque del tipo short squeeze o estrangulamiento de posiciones cortas, similar al que se produjo en GameStop a principios de este año.  
Juan Ramón Rallo sostiene que un ataque de este tipo fracasaría si los bancos tienen sus préstamos bien garantizados y bien casados con los plazos de sus pasivos. Pero Fernando contraargumenta que el banco tendría que exigir demasiadas garantías a sus deudores para respaldar pasivos denominados en una unidad de cuenta que no es naturalmente estable y cuyo precio podría multiplicarse. Esas excesivas garantías harían el sistema inviable por caro y poco eficiente. Yo estoy con Fernando al 99,9%, pero por ese 0,01% de duda que aún me queda, me interesan los argumentos a favor de cualquiera de estas dos posturas.

11 Comentarios

  1. La volatilidad existira siempre porque aun existen riesgos:
    – mercado de stablecoins que da la impresion que pueden emitir lo que les de la gana( no los revisa nadie). Oferta “infinita de usdt” y las disrupciones que pueda generar)
    -exchages que pueden estar estafando sin que nadie se de cuenta( y no los revisa nadie).
    – oferta ilimitada de alts, que pueden mejorar tecnologicamente al bitcoin.( oferta infinita de cryptos)
    – que actualmente el 90% de los que utilizan el btc es para especular o por moda, por lo que el exceso de liquidez del mercado fiat va a este mercado. ( drenar el mercado fiat es drenar el mercado crypto y cuando esto suceda… habra supervivientes semejantes a amazon…. Google… en las puntocom)…
    No es que no sea el mercado del futuro… es que aun no ha madurado (a mi parecer). Aunque ahora parece que todo va mas rapido…
    Gracias manuel por tu articulo

    • Al principio del artículo ya digo que no estoy hablando de la fase de adopción:

      «En este artículo quiero dar un salto en el tiempo y analizar un hipotético escenario donde Bitcoin ya es ampliamente conocido y la demanda de Bitcoin se ha estabilizado en un porcentaje más o menos constante de la producción global»

      • Tienes toda la razon.Pero no criticaba tu artitulo, reforzaba la idea de que con los cimientos actuales…. Parece que la volatilidad seguira siendo parte del btc.

        • Ok. Sobre lo de mejorar tecnológicamente bitcoin yo lo veo extremadamente improbable porque creo que la tecnología es totalmente secundaria en Bitcoin. Lo explico aquí con más detalle: https://inbestia.com/analisis/que-diablos-es-bitcoin

          Es cierto que algún aspecto técnico es mejorable como el anonimato, que proporcionaría mayor fungiblidad. Pero es muy complicado conseguir el anonimato sin comprometer la auditabilidad (básicamente detectar un inflation bug). Y si hubiera una forma de hacerlo sin comprometer la auditabilidad tendría que ser por código abierto, y entonces ¿qué evita que Bitcoin incorpore también esa mejora?

          Por otro lado, en Bitcoin están los mejores desarrolladores con muchísima diferencia, lo que pasa es que Esto es algo que no suele trascender por la enorme de propaganda y ruido alrededor de las shitcoins comparado con el perfil muy bajo de los desarrolladores de Bitcoin. Es decir, si hay algún gran avance lo más probable es que sea dentro de Bitcoin, y aun si es fuera, nada impide que Bitcoin lo incorpore.

          Lo que si sería una mejora muy importante es una moneda con un poder adquisitivo estable y que al mismo tiempo no requiera confiar en nadie. No se si esto sería más una mejora económica que tecnológica, pero en cualquier caso eso si le podría quitar buena cuota de mercado en cuanto a reserva de valor.

  2. Tres ideas, quizás no necesariamente correlacionadas entre sí, que se dejan entrever en este y otros artículos. Intentaré ser conciso.

    1. En primer lugar, no entiendo porqué se asume que el precio del dinero tenga que ser “estable” (= primera y segunda derivada igual a cero). El buen dinero tiene que trasmitir información “veraz” a lo largo de la red de intercambios, no necesariamente información “estable”. Esto me resulta muy importante de entender. El precio sólo ha de ser “estable” si es consecuencia de una economía que también lo es. Si la producción de bienes y servicios aumenta, por supuesto que el precio del bitcoin respecto al resto de bienes ha de registrar subidas: suelo decir que el cálculo económico es “cálculo” a secas, si se cambia la unidad de cuenta de un día para otro porque esta ha de ser “elástica”, se está por narices manipulando la estructura de precios relativos en términos reales (que no nominales), aunque esta no se vaya a ver bajo esa aparente “estabilidad”.
    + Huelga decir que la deflación que sería dañina sería aquella que supone pérdida irrecuperable de keys, pero ese es otro asunto.

    2. El oro fue en primer lugar un bien muy rígido, de ahí que emergiese cómo buen dinero en primer lugar (junto con el resto de propiedades, claro está). Por supuesto, en una sociedad libre, aumentar la oferta monetaria estresará el buen dinero y depura los malos, pero no entiendo cómo se deduce que la elasticidad sea deseable en términos absolutos. Block y Barnett corrigen a Rothbard muy bien en ese punto. En términos relativos, surge y sobrevive el oro al ser más rígido. El problemático concepto de elasticidad per se, se merecería un artículo en si mismo (el oro no es casi “perfectamente” elástico, no sé qué criterio de perfección se utiliza, ni a qué periodo se refiere el autor)

    3. Sorprende también la referencia a la política criminal de los bancos centrales durante los sesenta como prueba de que el bitcoin será inviable, cuando lo que para mí se me infiere es que lo único inviable era el gobierno. Las predicciones económicas suelen mezclar, no siempre con la claridad necesaria, una parte de teoría sobre proceso puro de mercado (i) con otra parte relativa a las intervenciones del Estado (ii). No siempre se deja claro «lo que es» y «lo que teóricamente puede ser» y qué falta(ba) para ir de un paso a otro. En este caso, a mi juicio Bitcoin fix this.

    Tendría más puntos sobre definiciones y premisas que no comprendo, pero ya se me hace largo la respuesta. Debo ser un austriaco old-school de esos que no entiende el sistema bancario (como alguno que otro afirma por estos lares).

    • Buena respuesta, Mr. Fraga !!!

  3. Hola Mr. Fraga,

    Tal y como explica Menger, se selecciona como dinero aquel que es más vendible, es decir, áquel cuyo intercambio implica menos costes. Si el poder adquisitivo del dinero cambia mucho en el corto plazo, puede implicar pérdidas desde que lo adquieres hasta que lo transmites. Un buen dinero es áquel que supone los menos costes de intercambio posibles.

    Es importante no confundir la tendencia con la volatilidad. Una tendencia al alza (deflación) no es un problema a efectos de Unidad de Cuenta siempre que sea estable. Una cosa es la tendencia, y otra la variación entorno a esa tendencia. De lo último es de lo que yo hablo en el artículo.

    Sobre el simil del final de Breton Woods, ya digo expresamente en el artículo que en el caso de Bitcoin no sería necesaria ninguna imprudencia (o mala intención) para que se produjera un problema muy parecido.

    • Gracias por la respuesta tocayo,

      Ningun problema con Menger, pero si con su intepretacion. El oro (historico) precisamente implicaba menos costes gracias a su rigidez, no su elasticidad. Las perdidas no eran tal a medida que precisamente el mercado senalaba que la oferta monetaria no iba a aumentar relativamente mas que el resto de bienes dinerables, de ahi que empezase a ser aceptado como unidad de cuenta en primer lugar. La elasticidad no es tal. Ergo, lo interesante del proceso de monetizacion del btc es ver precisamente como el arbitraje largo plazo – corto plazo va cerrandose a medida que el numero de aceptantes aumenta bajo la certeza de tener una oferta fija.

      Reitero tambien que la tendencia estable (segunda derivada) no tiene per se ninguna significacion, lo fundamental es la causa de esa tendencia. Dicho de otro modo, la baja volatilidad es consecuencia, no causa. El dinero ha de condensar y transmitir informacion de todos los actores de manera veraz, una tendencia estable deflacionaria por razones equivocadas es un horror (= perdida de keys) como lo es la inflacion à la Friedman.

      En la misma linea, y mucho mas importante (no lo deje muy claro en mi primer comentario); Carl no explica el proceso de monetizacion espontaneo *desde un modelo intervenido fiat*, la volatilidad viene por esta segunda parte; no por la primera.

      Sobre estas interacciones entree el Proceso y el Estado si que queda mucho que ver y no es nada intuitivo. En lo que si coincido es que hasta que se cambie el chip, es decir, denominacion de bienes directamente en btc y no en fiat puede pasar decadas: lo que puede hacer pensar que es el btc la fuente de inestabilidad, cuando es la inestabilidad fiat la que estamos viendo (por primera vez tenemos un marcador)

      En cuanto al problema crediticio, prefiero no entrar en el eterno debate de esta casa, cuya solucion poco tiene que ver con el descalce. Es logico que no se vea el btc como dinero desde esta optica; aunque hay cierta contradiccion en decir que el BTC a largo plazo es un medio de intercambio magnifico (certeza de valor) y a corto nunca lo sera.

      • Esta desvirtuando el argumento. Lo que se plantea no es que el oro sea muy elástico, más bien al contrario. Que su elasticidad a largo plazo es casi perfecta, es decir, lo suficientemente rígido y lo suficientemente elástico.

        Tampoco se está hablando de la volatilidad actual. Sino de la que necesariamente acompaña a un activo que se revaloriza. Los bienes que se revalorizan lo hacen porque existe incertidumbre. De lo contrario ese mayor valor estaría ya incorporado en el presente.

        No hay contradicción, la volatilidad es un coste mucho más oneroso a corto plazo que a largo.

        • Como decia al final del primer comentario, debo humildemente no entender el articulo, no es mi intencion desvirtuarlo.

          Volvere en proximos articulos pues.

          • Ok, por dejarlo claro, no es mi intención cortar el debate, solo quería centrarlo de forma concreta en los argumentos que si plantea el artículo.


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más artículos

Regulación en las VTCs – Álvaro Martín

Este informe analiza las dinámicas del sector de los VTC en España tras la aprobacióndel Real Decreto 13/2018, a través del cual el Ejecutivo transfería como competenciade las comunidades autónomas

Madrid, ¡Por Tutatis!

Astérix y Obélix son una serie de historietas cómicas creadas por el dibujante Albert Uderzo y el guionista René Goscinny, que aparecieron por primera vez publicadas en 1959. En ellas,