Skip to content

Religiones de la política. Coyunturas Críticas.

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Voegelin analizó cómo las ideologías proporcionan un alternativa temporal y secular que aporta certidumbre psicológica ante la inseguridad existencial de la vida.

En el año 1938 el autor alemán Eric Voegelin (1901-1985) publicó su obra Las Religiones Políticas que fue inmediatamente confiscada por las autoridades debido a su contenido relevador de la naturaleza de la ideología nacional-socialista al servicio de una clase dirigente, razón por la cual tuvo que exiliarse con su familia, primero en Suiza y después en los Estados Unidos de América.

1. Ideologías como Religiones Seculares

Estudiando la violencia política endémica durante el siglo XX, el proceso de secularización de Europa y el nacimiento del nacional-socialismo y del comunismo, Voegelin analizó cómo las ideologías proporcionan un alternativa temporal y secular que aporta certidumbre psicológica ante la inseguridad existencial de la vida y que, en cierto modo, recrea una comunidad religiosa alternativa que satisface las necesidades espirituales de un colectivo más o menos amplio de acólitos movidos por las ansias comunes de alcanzar una utopía. La persecución de la utopía es el objetivo vital que, en caso de éxito, les permite imponer una moral, medrando poder y dinero en un pueblo, una ciudad, una región o un país.

De modo que, según Voegelin, la ideología y la Iglesia-Partido que la encarna proporcionan una comunidad afectiva en el que el individuo solitario puede experimentar los valores tribales de la solidaridad, la fraternidad, la amistad que proporcionan la clase, la raza o la nación que, observados desde una perspectiva psicológica, son elementos cohesionadotes entorno a un proyecto diseñado por el ideólogo y utilizado para sus fines de dinero y poder por parte de los dirigentes que se convierten en auténticos Mesías con sus símbolos, festividades y ritos. Desde su exilio en EE.UU. fue perfeccionando su análisis de las ideologías como religiones seculares de lo Político o, si se prefiere, como religiones del ejercicio del poder sobre un territorio, explicando el nazismo como una forma de tribalismo emocional.

En futuros artículos, analizaré ideologías como el comunismo, el nacional-socialismo y el nacional-separatismo como religiones seculares. Sin embargo, hoy analizaré como las religiones seculares de la política plantean coyunturas críticas en los territorios donde se implantan, dado que siempre intentan maximizar el dinero y el poder que obtienen, año tras año, década tras década.

2. Desafíos Institucionales. Coyunturas Críticas

De hecho, el próximo 27 de septiembre de 2015 se celebran unas importantes elecciones autonómicas en Cataluña, que constituyen una coyuntura crítica para España por el desafío secesionista planteado por el conjunto de los partidos nacional-separatistas que pretenden considerarlo como si fuese un plebiscito independentista en contra de la Constitución Española de 1978.

Daron Acemoglu y James Robinson en el libro Why Nations Fail? (2012) señalan acertadamente que el conflicto por las instituciones y la distribución de los recursos ha existido a lo largo de la historia. Creo interesante reflexionar sobre el concepto de coyuntura crítica que introducen en su libro para referirse a los puntos de inflexión institucional en donde, en función de cómo actúen los dirigentes que lideren la toma de decisiones, bien se evoluciona hacia un marco institucional más inclusivo e integrador bien, por el contrario, se involuciona hacia un marco institucional más extractivo de los recursos de la población y, por tanto, más opuesto al funcionamiento libre del orden de mercado o económico.

Estos autores norteamericanos explican en su libro diferentes hechos históricos que han sido claves tanto a nivel local como nivel global. Señalan interpretaciones históricas que pueden ser discutibles pero, en general, aciertan cuando señalan que:

No se debe presuponer que cualquier coyuntura crítica conducirá a una revolución política de éxito o a un cambio para mejor. La historia está llena de ejemplos de revoluciones y movimientos radicales que sustituyen una tiranía por otra, en un modelo que el sociólogo alemán Robert Michell describió como la ley de hierro de la oligarquía, una forma particularmente perniciosa de círculo vicioso.

Acemoglu & Robinson (2012: 138).

Es interesante observar cada desafío institucional como una coyuntura crítica que cada país debe superar y que en función de cómo se resuelva lleva hacia un marco institucional más abierto o más cerrado.

Si prevalecen las coacciones y las imposiciones de las oligarquías extractivas, involucionan las instituciones y la población que habita un territorio hacia una sociedad más cerrada. Por el contrario, si prevalecen los líderes con categoría de estadistas y, por tanto, priman la inclusión de todos los ciudadanos y la integración de todas las regiones, evolucionan las instituciones y la población hacia una sociedad más abierta. Lo cierto es que la categoría de estadista parece haber desaparecido del diccionario del idioma español, porque es difícil encontrar figuras académicas y políticas con la ejemplaridad moral y el nivel intelectual necesarios.

3. Coyunturas Críticas Globales

La evolución o involución del marco institucional es el fruto de la historia. Se mueve en uno u otro sentido en función de múltiples factores religiosos, socioculturales, políticos y económicos pero, en especial, de un modo determinante en función de la actuación de las autoridades políticas y los juegos de poder.

Como ejemplo histórico de una coyuntura crítica de escala global, se puede recordar la batalla de Cartagena de Indias del 13 de marzo al 20 de mayo de 1741 cuando una flota de la Armada Británica comandada por el almirante Edward Vernon (1684-1757) al mando de 186 barcos y 27.600 combatientes sitió la ciudad de Cartagena de Indias, que era la puerta de entrada para controlar el centro y el sur del continente Americano.

En este caso, la toma de decisiones del teniente general de la Armada Española, Blas de Lezo y Olavarrieta (1689-1741), fue ejemplar y trascendente porque permitió que España mantuviese los territorios de ultramar en América hasta el siglo XIX, logrando una hazaña bélica con tan sólo 6 barcos y 3.000 hombres que, desde luego, no ha sido repetida en la historia militar reciente. Inglaterra había acuñado monedas conmemorativas porque, de haber triunfado, se hubiese hecho con el control político y económico del centro y el sur de América.

4. Coyunturas Críticas Locales

Como ejemplo histórico de una coyuntura crítica de escala local, dado que estamos cerca de las elecciones autonómicas del 27S, en donde hay planteado un desafío secesionista, es preciso recordar nuevamente los hechos históricos que ocurrieron con la declaración unilateral de independencia del presidente de la Generalitat Luís Companys (1882-1940) en el año 1934.

Es importante resaltar como, ante dicho desafío institucional, frente a dicha coyuntura crítica, Alejandro Lerroux (1864-1949) supo actuar conforme a la ley para restablecer la legalidad vigente.

La sedición duró ocho horas exactamente desde las ocho de la tarde del día 6 de octubre de 1934, que fue cuando Companys declaró la independencia en contra de la Constitución Española de 1931, hasta las 6 de la mañana del 7 de octubre del 1934, que fue cuando las tropas entraron en los edificios públicos y detuvieron a los sediciosos.

El presidente de la República, actuó conforme al mandato constitucional y ordenó al general Domingo Batet Mestres (1822-1937) que actuasen las tropas para sofocar la rebelión, causando el menor número de bajas y deteniendo a los delincuentes y sediciosos, como así se hizo.

El análisis de la coyuntura crítica del 6 de octubre de 1934, permite observar que, cuando las coyunturas críticas “violentas” pretenden tomar por la fuerza las instituciones de un territorio, con el recurso de la rebelión de la población en las calles o bien con el uso de bandas, fuerzas de seguridad o ejércitos, sólo puede controlarse la situación mediante el uso de medios superiores de acuerdo con la legitimidad que proporciona la legislación vigente.

5. Conclusión

Después de las elecciones del próximo domingo 27 de septiembre de 2015, se presentará la coyuntura crítica que planteará el desafío secesionista de Mas & Cía, y que incluye un acuerdo previo para de modo explícito o tácito declarar la independencia de la comunidad autónoma de Cataluña, por lo que existe ya una presunta comisión de los delitos de sedición (Art. 544 y ss.), rebelión (Art. 472 y ss.) y desobediencia (Art. 556) respecto de la Constitución Española de 1978 y el ordenamiento jurídico vigente en España.

Sin embargo, debemos reconocer que, ante la inacción del Gobierno de España, existe el exilio exterior de las personas que buscan mayor prosperidad vital en otros países pero, también, existe el exilio interior de muchos ciudadanos que, con intranquilidad y pesar, observamos como muchas autoridades políticas persiguen sus intereses particulares y parecen incapaces intelectual y moralmente de actuar con el valor moral y el carácter de estadistas: velando por los derechos individuales de los ciudadanos y por el interés general de España.

Por ello, sirva este comentario de hoy como homenaje a todos los ciudadanos españoles que trabajan con exilio interior en España o con exilio exterior desde los Estados Unidos, Alemania, Inglaterra… luchando y trabajando para que haya una sociedad más abierta y libre en España, actuando con responsabilidad institucional y afirmando lo siguiente ante las coyunturas críticas:

Una declaración unilateral de independencia por parte de Cataluña autorizada o tolerada por el Estado español supone que a los catalanes se les garantice el derecho de secesión mientras que a mí no se me garantiza ninguno de mis derechos. No basta con que la ley esté redactada. Debe ser aplicada. Siempre. A mí y a usted. A los catalanes y al resto de los españoles. Y si no se defienden los derechos y libertades de los catalanes, ¿por qué se van a defender mis derechos y libertades? Pues esto es lo que, mientras nos reímos de los conocimientos jurídicos de Mariano Rajoy, nos jugamos en Cataluña.

Muchos ciudadanos españoles entienden que el gobierno de la décima legislatura se ha caracterizado por su debilidad: aumentando impuestos en lugar de aplicar políticas económicas sensatas, rehuyendo la confrontación de ideas, no haciendo uso de la mayoría absoluta en el Parlamento, y optando por la no-acción y la dilación frente a los acontecimientos, hasta que la bola de nieve del nacional-separatismo se ha hecho tan grande que está a punto de estallar. Pero, sin duda, la esperanza es lo último que se pierde. Esperemos que, al menos, el gobierno de España acate el mandato constitucional y cumpla la ley.

Siendo más explícitos: esperemos que el gobierno de España no se vuelva cómplice por inacción del desafío secesionista y, en el caso de que se produzca una declaración unilateral de independencia, se apliquen con valor, rigor e inteligencia los artículos 477-478 del Código Penal y, en su caso, los artículos 155 y 116 de la Constitución.

 

LEER MÁS

2 Comentarios

  1. El 27/09/2015 es un día más
    El 27/09/2015 es un día más en la larga sucesión de días del proceso secesionista de los catalanistas. Ningún sedicioso va ha dejar de serlo o va a volverse sensible a razonamientos o legalidades, y ningún partidario de mantener el estatus quo va a volverse independentista.

    Los políticos catalanistas continuarán jugando a romper España desde la ley ( inmersión lingüística, elecciones autonómicas plebiscitarias… ) y el gobierno de España continuará forzando la ley y jugando a que une a España ( estatuto de autonomía catalán, reforma constitucional… ).

    Coyuntura crítica será el día que los políticos catalanistas declaren la independencia, el gobierno de España aplique la ley y los catalanistas/secesionistas articulen una rebelión armada. Si se conforman, el proceso de detendrá momentáneamente.

    Coyuntura crítica será cuando los políticos catalanistas declaren la independencia, el gobierno de España no aplique la ley y los españoles se alcen en armas contra su gobierno traidor y los rebeldes secesionistas. Si nadie se aíra, pues se habrá roto el proyecto de España sin especial violencia.

    El proceso secesionista no cesa en ningún caso y el 27/09/2015 no es ninguna coyuntura crítica, es un suma y sigue.

  2. Según mi análisis, el 27S
    Gracias por el comentario.

    Según mi análisis, el 27S será una coyuntura crítica en forma de desafío institucional a la Constitución Española de 1978 , en el caso de que, pese a los malos pronósticos socioculturales, jurídicos, penales, políticos, económicos y financieros, sirva para plantear la declaración unilateral de independencia que pretenden Mas & Cía, rememorando el hecho histórico ocurrido el 6 de octubre de 1934 con Companys & Cía.

    En dicho caso, si Mas & Cía prefieren el choque de trenes con la Constitución Española de 1978 y el Código Penal, dependiendo de cómo actúen o no-actúen los diversos políticos, como decisión makers o, si se prefiere, como tomadores de deciciones fundamentales para el futuro del país, evolucionará a mejor o involucionará el marco institucional de España.

    Un saludo


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

El Fouché hispano

Fernando Grande-Marlaska se ha convertido en el ministro del interior que más tiempo ha estado en el cargo, un total de 2.085 días hasta hoy. Ha adelantado a José Barrionuevo, ministro de la época de los Gal, que acabó condenado a pena de prisión, con un récord de 2.048 días.