Skip to content

Un programa para la SGAE

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Este humilde articulista –¿me considerarán un "creador" los artistillas progres debido a que me dedico a escribir?– ha decidido revisar el programa electoral del PSOE para ver que medidas contempla referidas a internet y se ha encontrado con varias destinadas a favorecer a los de la ceja.

Puede usted pensar que nos referimos a ese ciberpoli camuflado con el nombre de "Defensor del Internauta" que los socialistas quieren poner para vigilar las "buenas prácticas" en la red (para perseguir los delitos online tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional disponen de unidades específicas). Como dudo que eso de las "buenas prácticas" se refiera a evitar el cibersexo, como cuando hace décadas el policía multaba a esos jóvenes que se daban el lote en un parque público, y para la delincuencia ya existen los cuerpos y fuerzas de seguridad, eso suena realmente mal. Y más si se tiene en cuenta el reciente intento de convertir a la SGAE en una entidad con capacidad censora en internet.

Pero no nos referimos a ese asunto. Hay dos puntos todavía más claros y menos susceptibles de interpretación. En la página 130 se dice: "fomentaremos la industria de Contenidos Digitales de ocio y audiovisual, preservando nuestro acervo cultural y favoreciendo nuevas formas de protección de la propiedad intelectual". Toda la frase es terrible, pues el modo en que los políticos entienden el "fomento" de la cultura es a través de subvenciones, pero el final es todavía peor. ¿Cuáles son esas maneras de proteger la propiedad intelectual? Si fuera algo que no resultara escandaloso lo dirían claramente. Suena a penalización de prácticas como el intercambio de archivos o la imposición de formas de censura con esta excusa. La SGAE les estará agradecida si lo hacen.

Pero no se termina ahí la cosa. En la página 252 nos encontramos con que "Para seguir apoyando a nuestros creadores y artistas, favoreceremos nuevas formas de propiedad intelectual que garanticen el legítimo derecho de los autores a una retribución justa y que sean acordes con la evolución de las tecnologías y los hábitos de uso y consumo". Aparte de que esto suene a la imposición del canon a todavía más productos y servicios tecnológicos (¿tal vez las ADSL?), se ve que no están contentos con "proteger" todavía más la citada propiedad intelectual. Además pretenden ampliar el concepto de la misma. Temblad, internautas.

Dos páginas después se dice: "Impulsaremos acuerdos entre creadores, Sociedades de Gestión, operadores de telefonía, propietarios de derechos discográficos y cinematográficos, para respetar los derechos de propiedad intelectual de cada una de las partes en línea". Sólo falta recordar que un viejo objetivo de las entidades de gestión que los proveedores de internet vigilen lo que hacen sus usuarios cuando se conecten para que les impidan descargarse contenidos protegidos con derechos de autor. Sobran las palabras.

Y la traca final. Los impuestos para la difusión de la obra de los artistas que apoyan al partido socialista: "Desde el PSOE trabajaremos para fortalecer la presencia de la cultura española en Internet, así como en los nuevos vehículos de comunicación. Para ello propondremos la creación de un gran portal ‘cultura.es’ o ‘cultura España’ en Internet como puerta de entrada y motor de búsqueda de la realidad cultural española en todo el mundo." El propio ZP ha dejado claro que los "creadores" que le apoyan son "la cultura" y "identidad" españolas, por lo que no hay duda de que dicho portal será una plataforma publicitaria del trabajo de esas personas pagada con los impuestos de todos los españoles.

Artistas por ZP y ZP por sus artistas.

Más artículos

La sátira en ‘El problema de los tres cuerpos’

Tener una amenaza creíble a 400 años de distancia sería el verdadero sueño dorado de un político. Cuatrocientos años de excusa para intervenir las vidas de la gente y decirles cómo tienen que hacer las cosas.

Red Hat, convirtiendo el free rider en free market

Red Hat no sólo desarrolla software, sino que mantiene el portal OpenSouce.com y desarrolla con el MIT Media Lab, AMD y otras empresas, el proyecto One Laptop per Child, para conseguir desarrollar un portátil de menos de 100 dólares que permita que todos los niños del mundo puedan tener acceso a un ordenador.