Skip to content

Libre Mercado a ultranza en Liechtenstein

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Carlos Angulo Parra y Miguel A. Cervantes G

El mantra de la izquierda es que el capitalismo a ultranza es causa de pobreza, desigualdad, exclusión y explotación de los trabajadores. Sin embargo, no se detienen a analizar a países que practican el libre mercado a ultranza, como es el caso del principado de Liechtenstein. La izquierda radical ha tratado de hacer creer que el éxito de Liechtenstein procede del sector bancario, para minimizar sus grandes logros, pero éstos radican en su sofisticación de libre mercado, que lo aplica a ultranza.

Este pequeño principado, que en 2019 cumplió 300 años de existencia, se encuentra en un sándwich entre Austria y Suiza. El territorio de Liechtenstein cubre un área 160 km2. Está gobernado por el Príncipe Hans Adam II, un monarca comprometido con el libre mercado. Liechtenstein es una de las democracias más avanzadas y directas, con un alto nivel de transparencia y gobierno abierto. Es una monarquía constitucional: el príncipe posee el poder ejecutivo y los ciudadanos el poder legislativo.  

El catolicismo es la religión oficial y tiene la protección del Estado. De hecho es un país fuertemente católico, con grandes tradiciones, y al mismo tiempo un gran respeto a otras religiones. Los católicos son el 79,9% de la población, los evangélicos un 8,5% y los musulmanes un 5,4%.  

El PIB per cápita es de los más altos del mundo el equivalente a $191,790 dólares, por lo que supera a Suiza o Luxemburgo. Están censadas 4.567 empresas, y el 90 por ciento son de menos de 250 empleados, lo que nos indica que Liechtenstein es donde el empresariado está democratizado. Ello equivale a una empresa por cada 8 habitante. Cerca del 38 por ciento de la mano de obra trabaja en la manufactura de alta calidad, y el 60,9 por ciento en el sector de servicios. A ello se añade un 16 por ciento, que trabaja en el sistema bancario. El resto lo hace en servicios de consultoría, auditorias, aseguradoras, consultores corporativos, administradoras de activos y servicios legales. En el último censo, la población de Liechtenstein era de 38.749 habitantes. El porcentaje de extranjeros es del 34,2%. La población de extranjeros residentes en Liechtenstein por nacionalidad es la siguiente: Suiza 3.732, Austria 2.297, Alemania 1.694, Italia 1.183, y otras nacionalidades 4.356 habitantes.

Las características de libre mercado de Liechtenstein las dividimos por 5 componentes: tamaño del gobierno, sistema legal, moneda sana, libre comercio y su sistema regulatorio

  1. Tamaño del gobierno

En cuestión de impuestos, de acuerdo con el bufete Price Waterhouse Coopers, el ISR personal (impuesto sobre la renta) puede llegar hasta 22,4 por ciento entre el tramo federal y el de la comuna. El principado cobra el 8 por ciento y las comunas el resto. Aunque el ISR es bajo, no es el mas bajo a nivel mundial. Hay jurisdicciones que tienen impuestos más bajos como Hong Kong, Georgia y los países del Consejo de Cooperación del Golfo. El impuesto máximo corporativo es del 12.5 por ciento. El impuesto al valor añadido (IVA) es de 7.7 por ciento.

El gasto público como porcentaje del PIB es de 20 por ciento. Es de los más bajos del mundo, de modo que el gasto de gobierno no desplaza al sector privado.

  1. Sistema Legal

En Liechtenstein las personas están protegidas por el Estado de Derecho. El sistema legal de Liechtenstein es de los mejores del mundo por varios indicadores como el de Estado de Derecho del índice de gobernanza del banco mundial.

El registro de bienes raíces no es costoso y es bastante efectivo, tiene alta calidad en la administración catastral. Hacer valer los contratos es menos costoso que el promedio de los países de la OCDE. El sistema legal busca mantener la competencia y evitar prácticas monopólicas nocivas. No existen crímenes contra las empresas, y existe gran estabilidad política. Las reglas del juego no cambian y son previsibles.

  1. Moneda Sana

El principado tiene una unión monetaria con Suiza, y ha mantenido baja inflación, y gran estabilidad monetaria. El IPC en el 2019 fue del 0.4 por ciento, y el IPC promedio de los últimos 10 años ha sido de 0.6 por ciento. Los ciudadanos de Liechtenstein pueden tener cuentas en divisas extranjeras.

  1. Libre Comercio

Liechtenstein tiene gran compromiso con el libre comercio. Para el principado el comercio internacional es el motor de su economía. Desde hace siglos ha mantenido un gran compromiso con el libre comercio, primero con una Unión Aduanera con el imperio Austrohúngaro. Después de 1923, Liechtenstein tiene una Unión Aduanera con Suiza, y el arancel externo de esta unión aduanera es relativamente bajo.  Liechtenstein pertenece a la Asociación Europea de Libre Comercio que Incluye a Suiza, Islandia y Noruega. Por esta asociación, Liechtenstein está integrada al mercado europeo.

Liechtenstein tiene gran diversificación de socios comerciales. Por esta razón el porcentaje del comercio como porcentaje del PIB es uno de los mas altos superando a Suiza, Austria, y Alemania. Algunas de sus empresas exportadoras son: Hilti, (maquinaria para construcción) Vivadent (equipo dental). Liechtenstein tiene procedimientos aduanales agiles y transparentes que facilitan el comercio internacional Tiene una gran globalización financiera de acuerdo con el índice de globalización KOF Liechtenstein está abierto a la inversión extranjera, pero también las empresas de Liechtenstein invierten en el extranjero.

  1. Regulaciones

Tiene una gran competencia en el ámbito bancario, y por ello no existen desbalances macroeconómicos y evita que el gobierno absorba el crédito disponible. Liechtenstein tiene una política fiscal sólida; no tiene deuda, por lo cual tiene el mejor rating de las agencias clasificadoras.

Por lo que se refiere a la regulación laboral, Liechtenstein tiene una de las mejores. Los contratos temporales se pueden renovar hasta estar satisfecho con el trabajador para ofrecer un contrato permanente. No es costoso el despido justificado. No existen restricciones en el trabajo en días festivos, fines de semana, trabajo nocturno, u horas extras. Por haber regulaciones más flexibles existe bajo desempleo, y las personas que son despedidas inmediatamente encuentran otro trabajo. En Liechtenstein los trabajadores ganan $3,400 dólares al mes, como mínimo, pero el salario promedio es de $6,615 dólares al mes. Por la calidad de regulación laboral, Liechtenstein tiene una tasa de desempleo de menos del 1.5, que es la tasa más baja de la Unión Europea y más baja que Suiza.

En calidad regulatoria, y efectividad de gobierno, Liechtenstein tiene la puntuación más alta de acuerdo con el índice de gobernanza del Banco Mundial. Por ejemplo, no tienen corrupción en trámites. El tiempo para obtener los permisos de operación de empresas es menor que el promedio de los países de la OECD.

El hecho que los impuestos sean bajos y transparentes hace que sean predecibles, por lo cual se necesitan pocas horas para para hacer el pago de impuestos, y eso hace que Liechtenstein esté mejor clasificado en el número de horas para pagar impuestos que la OCDE. Cuando los impuestos son bajos, se reduce la incitación a buscar esquemas financieros para evadirlos.

Por esa gran calidad regulatoria, Liechtenstein se ha convertido en un centro de innovación. Por esta razón, el principado es el número 1 en patentes per cápita a nivel mundial, por encima de Suiza, Alemania o Luxemburgo, por ejemplo.

Si bien se puede escuchar el argumento de que muchas de las ventajas Liechtenstein es por ser un micro Estado, eso no se puede darse por sentado. Su éxito se da por lo práctico y sencillo de su sistema de libre mercado y baja intervención del Estado en la economía. Existen pequeños países como Barbados y St. Lucia, que no tienen la sofisticación de libre mercado de Liechtenstein y distan mucho de las características de calidad de vida para sus habitantes como las existentes en Liechtenstein

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

Bienestar Sustentable: capacidades y libertades

Plantear el Bienestar Sustentable desde el enfoque de capacidades, tiene como hipótesis que en la medida que existen mayores capacidades, oportunidades y libertades, habrá mayores posibilidades de que dichas condiciones generen sustentabilidad. Así, en el tiempo, las personas tendrán garantías para poder ser y hacer lo que valoran, incrementando sus libertades y su bienestar.

Mises no comprendió a Menger III

En la teoría de Mises no cabe la posibilidad de que un bien tenga valor solo por ser única y exclusivamente un medio de cambio. Para Mises, el bien tiene que ser de consumo